El abandono, ´regalo envenenado` de la Navidad

Cada año, por estas fechas, hay un auge en el aumento de venta de cachorros y un pico en la tasa de abandono animal. En Elche son varias las protectoras y asociaciones que se encargan de darles un nuevo hogar

- Escrito el 14 diciembre, 2017, 11:30 am
24 mins

Llega la Navidad, época dorada para los niños y comerciantes. Actividad económica en ebullición, calles engalanadas y los mejores productos en las vitrinas de los comercios. El ambiente festivo, la alegría y la ilusión invaden a cualquiera que se deje llevar. Paseas por la calle y es imposible no empaparte con la infinidad de objetos que más tarde, quizás, añadas a tu lista de deseos para ti, tus hijos o tus seres queridos ya sea con Papá Noel o con los Reyes Magos. Y ahí, como no, aparecen los cachorritos de animales, con sus lazitos de color de rosa, mostrando una ternura que derrite a cualquiera.

Según un estudio, en 2016 más de 137.000 animales de compañía fueron recogidos en las calles de España

El aumento de venta de animales en estas fechas se dispara considerablemente, como también lo hace cada año el número de mascotas que son abandonas una vez que la Navidad queda atrás. Según un estudio publicado por la Fundación Affinity, en 2016 más de 137.000 animales de compañía fueron recogidos de las calles de España por las protectoras, de los cuales un 45% encontró un nuevo hogar y un 16% volvió con su antigua familia. La realidad es que existe un pico de abandono mayor que se repite de forma habitual y que coincide con dos épocas clave: después de Navidad y antes de verano.

«Los cachorros, cuando crecen, necesitan una rutina, salir a la calle y se deben vacunar» (María Linares)

Para María Linares, directora de la Protectora de Animales y Plantas Baix Vinalopó, ésta es una realidad “triste y constante”, ya que cada año “por las mismas fechas aumentan los abandonos de animales de la misma edad”. Explica que para Navidad se utilizan a los cachorritos como regalo, no a los adultos “porque no son tan monos”, y cuando ese pequeño crece empiezan los problemas: “Antes de primavera, con cinco o seis meses, necesitan una rutina, salir a la calle, se deben vacunar… Cuando no la tienen, porque no tenemos tiempo, se mean y cagan en casa, del estrés de estar solos rompen cosas y ahí es cuando acaban en la calle, en un refugio, en un albergue o en un contenedor”.

Datos no exactos
La Protectora de Bacarot recoge los animales de Alicante, Elche, Santa Pola, San Juan y El Campello

A nivel local no existen datos exactos del número de animales que son abandonados, ya que un tanto por ciento son sacados de la calle por el servicio de recogida que los trasladan a la Protectora de Animales y Plantas de Alicante, ubicada en Bacarot, y otro tanto por ciento son rescatados por las protectoras de la ciudad. Las estimaciones que manejan desde el Ayuntamiento, a través de la concejalía de Medio Ambiente, apuntan a más de medio millar de animales abandonados, cifras que los responsables de las protectoras locales no comparten, ya que entienden que además de perros también hay gatos, patos domésticos, conejos, cerditos, hurones…

«Abandonan de todo, lo último fue un pato en una caja y un Tupperware con peces» (Sandra Arribas)

“Esas cifras nos parecen poco. No se puede cuantificar. Nos contacta mucha gente para deshacerse del perro y si no lo cogen en un sitio se lo llevan a otro lado, algunos directamente lo lanzan por encima de la valla de las protectoras”, explica Sandra Arribas, presidenta de la asociación Huellas Salvadas. Argumenta que cada vez que una raza de perro o un animal se pone de moda llegan los problemas. Cerditos vietnamitas, conejos, hurones o hamsters son algunos ejemplos: “La gente, cuando compra, no se informa, algo que sí pasa cuando adoptas. Lo último que hemos visto es un pato en una caja al lado de un contenedor o un Tupperware con agua y pececitos”.

Motivos
Más allá de Navidad, la principal causa de abandono animal son las camadas indeseadas

Más allá de Navidad, según las protectoras de animales consultadas, la principal causa de abandono son las camadas indeseadas. María Linares comenta que es la situación que se da cuando el dueño de una perra sin esterilizar tiene cachorros y no sabe qué hacer con ellos: “Piensan que como son pequeñitos, el animal no sufre y los tiran a los contenedores. Es miserable, ni siquiera los dejan en albergues”. También hace alusión al “falso bulo” que circula y que favorece esta problemática, que dice que cuando una perra no tiene camada tiene más posibilidades de tener tumores, algo que sí se evita al esterilizar antes del primer celo. “Los perros deben ser castrados a los seis meses y las hembras, como muy tarde, a los ocho o nueve”, dice.

Las consecuencias para un animal que ha sido abandonado suelen ser catastróficas. Según Cristhian Cortés, secretario de Huellas Salvadas, el 90% suele morir en las calles. Un animal que ha sido criado en una casa, acompañado de una familia, y que pasa a estar a la intemperie, con frío y hambre, no tiene las habilidades necesarias para sobrevivir en la calle; además de que está expuesto a enfermedades y a los ataques de animales potencialmente peligrosos como otros perros y gatos asilvestrados. Linares, de Baix Vinalopó, ejemplifica la situación de un gato doméstico que termina en una colonia salvaje: “No comparten el mismo lenguaje, es como si uno fuera chino y otro español. Son muy territoriales y su destino probablemente será la muerte”, argumenta.

Colapso navideño

Después de las navidades, los centros como la perrera de Bacarot o las asociaciones que operan en Elche se colapsan. Algunas no cuentan con un albergue propio, como es el caso de Huellas Salvadas, debido al elevado coste que conlleva tener un núcleo zoológico (24.000 euros), y trabajan mediante casas de acogida. Otras, como la de Baix Vinalopó, que es un organismo privado, no albergan más animales de los que pueden tener, de tal manera que hasta que no salga en adopción uno no puede entrar otro en su lugar.

“Nuestro correo electrónico se colapsa de solicitudes de entrega cuando pasan estas fechas, es una época crítica. Pero no sólo de las peticiones, que hay gente que ni siquiera se molesta, sino de animales que vemos por las calles”, dice Linares. La protectora de Bacarot es quien tiene la obligación de recoger a los animales de Alicante, Elche, San Juan, El Campello o Santa Pola, entre otras localidades, ya que tiene la contrata para ello, lo que les lleva a un punto de saturación elevado.

“Es muy complicado tener un control sanitario adecuado, tener las cuarentenas adecuadas, es difícil tener a todos los animales esterilizados por lo que deberían estar los animales separados por sexo o en época de celo y se pelean por la agresividad. No tienen medios ni capacidad”, explica la directora de la del Baix Vinalopó. Sandra Cortés coincide en que Bacarot está “muy masificado”, por lo que está en contra de que la primera opción sea llevar a los animales ahí para luego sacarlos en peores condiciones, antes que cogerlos y llevarlos directamente al veterinario: “Sabemos que Policía Local a veces sí se ha puesto en contacto con asociaciones. Muchos facilitan el trabajo, pero la burocracia es la que es”.

Ventas

Actualmente es completamente legal el adquirir animales de compañía en las tiendas especializadas, algo que, según las protectoras, también fomenta el abandono. Tanto para el vendedor como para el comprador existen una serie de requisitos que se deben cumplir. Respecto al primero, tanto las tiendas como los criaderos deben reunir una serie de garantías sanitarias, y deben entregar una factura y un certificado médico que acredite que el animal está en buenas condiciones. Existe una garantía legal que establece que se disponen de ocho días para comprobar que el animal no tiene lesiones o enfermedades.

«El 30% de los animales que se compran son abandonados o devueltos a la tienda» (Cristhian Cortés)

También el comprador debe garantizar las vacunas, el chip y, según la comunidad autónoma, un seguro de responsabilidad civil. Cabe resaltar el hecho de que la compra-venta de animales entre particulares está prohibida. “El 30% de los animales que se compran son abandonados o devueltos a la tienda. En España hay mucho criador ilegal; en otros países hay menos abandono porque controlan a los criadores, sus animales están castrados y nadie puede criar con sus propios perros”, dice Christian Cortés. En páginas web y aplicaciones de venta de segunda mano es habitual ver vendedores de todo tipo de razas, algo que, en teoría, debería estar prohibido.

Fábricas de cachorros
Las protectoras coinciden en que las adopciones no deben ser por motivos de regalo o sorpresa

La presidenta de Baix Vinalopó considera que la venta de animales favorece la explotación de las madres que “las tienen encerradas en jaulas durante toda su vida, las fecundan de forma artificial para que los genes sean perfectos y cuando paren las vuelven a embarazar atiborrándolas de hormonas”. Cuenta que no hace mucho encontraron abandonada una perra de labrador que pesaba 60 kilos (su peso normal es de 25) y que no era capaz de levantarse: “La recogimos y la llevamos al veterinario, le pasamos el lector de microchip y ¡sorpresa! la perra era de un criador de Elche. Tenía un año y medio y ya tenía las mamas desprendidas y la vagina desgarrada. Nos pusimos en contacto con el dueño y sin más nos dijo que no la quería porque no le servía”.

Otro problema que surge de la venta de animales entre particulares es cuando se utilizan los perros domésticos para criar y vender los cachorros. “Tengo comprador para seis pero si tiene más de diez me quedan algunos sin vender. ¿Qué hago con los que me sobran? Abandonarlos. En el albergue tenemos muchos perros de raza preciosos”, sostiene María Linares, que añade que son muchas las llamadas que reciben de veterinarios porque les llega gente para “eutanasiar el perro porque se quieren comprar otro nuevo cuando éste está sano”.

Escaparates
«Soy partidario de prohibir los escaparates con animales, es algo que se debe trabajar» (Antonio García)

Algunas ciudades, como Barcelona, han sido pioneras en aplicar leyes y ordenanzas municipales para evitar la exposición de los animales en los escaparates de las tiendas. En Elche esta todavía es una realidad que queda lejos, aunque no se ve con malos ojos por parte del Consistorio. Antonio García, concejal de Medio Ambiente, es partidario de evitar que los animales se expongan en los escaparates y cree que es un tema en el que se debería trabajar. “Hay cosas que se pueden hacer poco a poco para ir mejorando y otras que se han conseguido como que Elche sea una ciudad libre de circos con animales”, afirma.

Adopción responsable

La época de Navidad también conlleva que las demandas de adopción se multipliquen. Las protectoras consultadas por este medio coinciden en que una adopción nunca se puede hacer por motivos de regalo, ya que debe ser una decisión meditada y consensuada. Son las propias asociaciones quienes aplican sus protocolos para verificar que la familia a la que va dirigida la mascota es apta para ello. Primero realizan un cuestionario, después se visita la casa y se habla con todos los miembros de la familia y luego se les entrega el animal con un contrato de adopción y con un compromiso previo de esterilización y de colocarle el microchip. Si se incumplen algunos de los puntos el animal les será retirado.

“Nuestros perros son siempre nuestros, desde que nacen hasta que mueren, pese a que estén con familias. Si el proceso de adopción falla volvería a nosotros. Eso con la venta no es así, vas por impulso, ves al cachorro en la tienda súpermono, con el lazo, pero no sabes todo lo que hay detrás”, explica Arribas. No obstante, pese al estricto control, también hay casos de devoluciones y abandonos: “He tenido un galgo devuelto a los siete meses porque se meaba y les iba a fastidiar el parqué. También otra familia que iba a tener un bebé y les sobraba la perra. Siempre intentamos solucionar los problemas que surgen para evitar que sean devueltos, bien con etólogos, educadores o con apoyo económico, si las familias se quedan sin trabajo, para que tengan acceso al veterinario o les facilitamos comida”.

Concienciación

El año pasado por estas fechas el Ayuntamiento de Elche publicó un vídeo en el que trataba de concienciar para evitar que los animales que se regalan en Navidad sean abandonados. La campaña, llamada Juguetes Rotos, volverá a difundirse este año, ya que la misma situación se repite año tras año. “Es un tema que le interesa a la gente. A cualquiera que tenga su corazoncito le llega y cuando sacamos la campaña sabíamos que la gente la iba a recibir bien. Tuvo bastante proyección”, explica Antonio García, de Compromís.

Para el Teniente de Alcalde conseguir el 0% de abandono es una situación todavía lejana, pero cree que es una cuestión generacional: “Quiero pensar que la gente joven está concienciada con este tema. Hay campañas a todos los niveles y llegará un punto que habrá niveles muy bajos”. La directora de Huellas Salvadas cree que los niños son la clave, ya que ésta es una generación perdida: “Hace poco tuvimos un taller con niños y de primeras, cuando nos sentamos todos, querían que sus padres les compraran animales y cuando salían todos repetían que querían adoptar y no comprar. Ese es el punto”.

Medidas

En el Código Penal está tipificado como delito el maltrato animal, como el abandono, y establece multas de uno a seis meses, así como la inhabilitación para el ejercicio de profesión que conlleve la tenencia de animales. “Mientras no se endurezcan las penas, a nivel administrativo y burocrático, en contra de los abandonadores y maltratadores, estamos perdiendo el tiempo. Si tú ahora mismo abandonas un perro y no te pasa nada la rueda sigue. Se tienen que condenar a las que abandonan, maltratan y eutanasian a un perro por motivos no veterinarios”, dice María Linares.

La presidenta de la protectora Baix Vinalopó propone, como medida para evitar estos casos, que se establezca un mayor control para que todos los perros tengan microchips, algo que no se hace. “El Ayuntamiento sí controla el censo, pero no los microchips. Debe ser al revés. Los propios policías deberían llevar detectores”. Sostiene que a nivel administrativo se podrían hacer muchísimas más campañas como, por ejemplo, una de sensibilización en los centros escolares y proponer charlas una vez al año para todos los alumnos.

Albergue municipal
Elche aprobó una moción para la creación de un albergue municipal que está en ´stand-by`

La masificación de animales en Bacarot podría verse reducida de llevarse a cabo la moción que presentó Ilicitanos por Elche y que fue aprobada por todos los grupos municipales el pasado 23 de diciembre de 2016. En ella se establecía la creación de un albergue de animales, de carácter municipal, que fuera de sacrificio cero. Antonio García, teniente de alcalde, comunica que desde la concejalía de Sanidad se está trabajando para sacar un pliego para la creación de este albergue municipal y que sería el Ayuntamiento quien aportara el terreno de forma gratuita, para que fueran las propias protectoras de animales quienes lo gestionaran.

Esta idea fue acogida con entusiasmo por todas las asociaciones de animales locales, ya que era una reivindicación histórica. Sostienen que es inconcebible que sea solo un espacio como el de Bacarot el que reciba animales de multitud de localidades vecinas, algunas como Elche y Alicante con una densidad de población considerable. “¿Cuántos miles y miles de personas hay en esas ciudades? Eso significa miles de animales abandonados y todos van al mismo centro”, reclama la directora de Baix Vinalopó, que pone como ejemplo localidades más pequeñas como Castalla o Pilar de la Horadada que sí tienen albergue municipal.

María Linares, no obstante, critica con firmeza la tardanza del ayuntamiento de Elche para llevar a cabo esta propuesta: “La moción dice que antes de 2018 habrá un albergue municipal en Elche. El año se acaba y estamos igual. No hay terreno cedido, ni concesión a ninguna asociación, ni nada”. Destaca, también, que desde el Consistorio proponen que sean las propias protectoras quienes construyan en el terreno con dinero de su bolsillo, algo ilógico, dice, cuando viven de vender lotería y calendarios. “¿De dónde lo sacamos? Es imposible que ninguna protectora sea capaz de asumir esos costes a menos que seas una empresa. En la moción no se establece que se cederá un terreno, pone que habrá un albergue municipal y eso no se va a cumplir”, afirma.