Un agosto inusualmente lluvioso

Más de 40 litros de agua han caído en algunas zonas de la provincia aunque, según informa la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), las precipitaciones remitirán a partir del viernes

- Escrito el 01 septiembre, 2017, 11:01 am
3 mins

El mal tiempo de estos últimos días no acompaña a las personas que comienzan ahora sus vacaciones. Los cielos lluviosos y las playas desérticas vaticinan el fin del verano, un final nada común, puesto que este mes de agosto está siendo uno de los más lluviosos registrados en la provincia de Alicante, según informa la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

Durante toda esta semana, las playas de Alicante han amanecido completamente vacías. La típica imagen de las sombrillas ocupando cada centímetro de arena brilla por su ausencia. Los pocos que han desafiado a los cielos nubosos han tenido que abandonar rápidamente la playa, sorprendidos por una feroz tormenta. Según el observatorio de Mutxamel (AVAMET), el pasado 29 de agosto cayó hasta 40 litros de agua en apenas dos horas, siendo esta la cantidad más elevada registrada en la provincia. Más de 70 litros de agua acumulados en apenas dos días, sorprendían a los vecinos de Xàbia. Tras dos jornadas seguidas de intensa lluvia, y ante la probabilidad de chubascos y tormentas localmente fuertes, AEMET mantiene para hoy el nivel de aviso amarillo para el interior.

Días frescos y lluviosos
En la jornada de ayer, los termómetros apenas rebasan los 20 grados en diversos puntos de la provincia, registrándose en Pinoso la temperatura más baja (19°)

Tras el intenso calor y los días despejados de la pasada semana, pocos se esperaban este cambio tan radical de temperatura. Aunque muchos pensaban que el buen tiempo se mantendría hasta el final, lo cierto es que el verano daba sus últimos coletazos para dejar paso al mal tiempo. En la jornada de ayer, los termómetros apenas rebasan los 20 grados en diversos puntos de la provincia, registrándose en Pinoso la temperatura más baja (19°). Incluso se prevé que en estos días granice en determinadas zonas, según informa la Agencia Estatal de Meteorología.

A pesar de los intensos aguaceros, en general, las lluvias no han causado problemas, al contrario, han resultado muy beneficiosas para los campos, cuyas cosechas comenzaban a peligrar tras meses de calor extremo y sequía. No obstante, la inestabilidad  impropia de estos últimos días de agosto no durará mucho. Según informa AEMET, el próximo viernes las lluvias remitirán y los cielos encapotados se irán despejando, poco a poco, para dar paso de nuevo al sol. Para el agrado de algunos, el verano todavía no ha terminado, y aunque las temperaturas se mantendrán frescas estos días, pasado el mal trago, todavía tendrán unos días para poder disfrutar de la playa.