Alimentos saludables en verano

En verano es imprescindible mantener una dieta rica en vitaminas, aminoácidos y minerales para combatir la pérdida de agua que sufre el cuerpo ante las altas temperaturas

- Escrito el 28 agosto, 2017, 11:08 am
4 mins

Es fundamental mantener una dieta sana y equilibrada, pero es especialmente importante cuando el calor aprieta. El cuerpo transpira para combatir la humedad y las altas temperaturas, y eso conlleva una importante pérdida de agua y sales minerales. Para suplir la pérdida de sales en época estival es imprescindible mantenerse constantemente hidratado. Así lo sostienen los expertos en alimentación saludable en la página web saludemia.com, una iniciativa de información y formación en salud dirigida a la población en general, que ofrece a los usuarios recursos para un mejor cuidado y prevención de la propia salud.

Los expertos recomiendan beber entre 2 y 2,5 litros de agua, ya que el sudor corporal hace que se pierdan en torno a 350ml de agua al día

Tal y como se informa en el portal web, “en verano se debe incrementar la ingestión de agua para asegurar una buena hidratación”. Es por ello que los expertos recomiendan beber entre 2 y 2,5 litros de agua al día, incluso cuando no se esté sediento, ya que se pueden perder hasta 350 ml de agua al día. “Beber agua es un hábito saludable que ayuda a mantener la tensión arterial, nutre las células, hace funcionar los riñones y elimina las  sustancias de desecho. Si no se toma la suficiente, puede darse la aparición de serios problemas de salud, desde un golpe de calor, hasta la formación de cálculos renales”, informan los expertos.

Como puntos clave, se resalta la necesidad de seguir una dieta menos calórica, especialmente en verano. Por ello, los expertos recomiendan seguir una dieta baja en calorías que proporcione la energía necesaria para soportar las altas temperaturas. Además, aconsejan que en verano se aumente considerablemente la ingesta de alimentos ricos en vitaminas, aminoácidos y minerales, como frutas, verduras, legumbres y cereales. Otro punto clave para llevar una buena alimentación en verano es incluir en la cesta de la compra los alimentos ricos en proteína, tales como pescados y carnes blancas. Por el contrario, los alimentos ricos en calorías, como los aceites vegetales o la mantequilla, aumentarán la temperatura corporal, por lo que se recomienda reservar estas comidas para el inverno, cuando el aporte calórico es más necesario para mantener el calor corporal.

La web de Saludemia informa sobre algunos alimentos indispensables en el verano. Así, los alimentos ricos en vitamina A y E no podrán faltar en el refrigerador. A modo de consejo, los expertos recomiendan aprovechar la fruta fresca de temporada como la sandía o el melón, ya que contienen vitaminas, minerales, fibra y una gran cantidad de que aportará las dosis necesarias de líquidos a nuestro cuerpo. Además, este tipo de frutas poseen propiedades diuréticas, indispensables para eliminar ciertas toxinas. Considerando la cantidad de líquido que contienen estas frutas, el nivel de azúcar es mínimo, por lo que, haz un espacio en la nevera porque las frutas y verduras serán tus mejores aliadas para soportar las altas temperaturas.