Cañas al mar

La pesca profesional y recreativa son las actividades típicas de la villa marinera de Santa Pola y entre las especies más comunes se encuentran la palometa roja y la dorada

- Escrito el 09 septiembre, 2017, 10:09 am
4 mins

Entre los lugares de gran interés turístico destaca la localidad de Santa Pola. La villa marinera se ha convertido en uno de los destinos vacacionales favoritos en época estival. El clima cálido y la belleza del entorno paisajístico son una de las principales características que hacen de esta zona una de las más visitadas de la provincia. Además de una abundante variedad de playas, bien rocosas o bien de arena fina, la villa también posee un importante trasfondo histórico, tal y como lo demuestran los restos arqueológicos hallados zonas estratégicas de la localidad.

El mar, fuente alimento e ingresos

Tradicionalmente, la pesca y el turismo han sido las principales fuentes de ingreso de la villa marinera. El puerto pesquero de Santa Pola, heredero directo del antiguo ‘Portus Ilicitanus’ lleva activo desde el año 1.844 y ha sido muy importante desde el punto de vista histórico, cultural y económico. Actualmente es uno de los puertos pesqueros más importantes del Mediterráneo español y entre sus principales actividades destaca la pesca profesional, deportiva y recreativa. Esta actividad es la afición de muchos habitantes de la localidad y, a lo largo de los 15 kilómetros de costa, se extienden multitud de playas y espigones, lugares idóneos para practicar este deporte tan popular entre los icositanos, comúnmente conocidos como ‘santapoleros’.

El incumplimiento de las normas o la pesca no autorizada en lugares no habilitados supone importantes sanciones, con multas de hasta 150 euros

No obstante, la actividad de la pesca deportiva está fuertemente regulada. A lo largo de la bahía se encuentran habilitadas zonas específicas para la pesca. Los espigones son los lugares idóneos para practicar este deporte, y según la normativa municipal de Santa Pola. En algunos diques se permite la pesca las 24 horas del día, como por ejemplo, el Espigón del Club Náutico, el del Parque Xaloc hasta la Ermita, el Espigón de Vatasa o el de Tamarit. Tal y como se establece en la Ordenanza Municipal de Playas, documento que se puede consultar a través de la página web www.turismosantapola.es, para practicar este deporte es indispensable poseer la licencia de pesca y no sobrepasar el límite de cañas permitido por persona. El incumplimiento de las normas o  la pesca no autorizada en lugares no habilitado supone importantes sanciones, con multas de hasta 150 euros.

Los más comunes

Además de una gran variedad de crustáceos, entre las especies habituales que se pueden encontrar en las zonas habilitadas de pesca destacan las palometas, las herreras, las bogas, los salmonetes, congrios y la codiciada dorada. La ‘Sparus aurata’, más conocida como dorada o ’reina’ de la costa, es la especie más habitual y típica de la gastronomía española ya que el plato estrella para muchos comensales es la tradicional dorada a la sal. Para muchos turistas y residentes de la villa marinea no hay nada mejor que disfrutar de un soleado día de pesca, cuya recompensa, con un poco de suerte y habilidad, será un delicioso pescado fresco de la bahía.