Ciudades con carácter

Artículo de opinión de Paco Soler   Cada vez que se intenta cambiar la fisonomía de una ciudad, se genera una polémica que, en ocasiones, acaba ralentizando el progreso, especialmente en los ámbitos del comercio, servicios y ocio. No quiero que, con lo que voy a explicar, se consagre la información que en los últimos días ha aparecido en algunos medios y que, incomprensiblemente, se ha publicado sin el aval institucional del Ayuntamiento de Santa Pola. Al parecer se les da mayor crédito a las redes sociales que a las declaraciones de los responsables de gobierno. «Cuando se implanta el inmovilismo, lo sensato es cambiar las cosas» El Ayuntamiento de Santa Pola, antes de Semana Santa habrá realizado la modificación vial que tenía prevista y que las circunstancias económicas no han permitido hacer antes. Lo más probable es que, como todos los cambios, genere episodios de conflicto para unos y satisfacción para otros. Sin embargo, no hay que tenerle miedo a los cambios, máxime cuando después de tantos años no se ha conseguido progresar en los ámbitos comerciales, turísticos, culturales, de ocio o de servicios. Cuando las cosas van bien es mejor no tocarlas, pero, cuando se implanta el inmovilismo, lo sensato es cambiarlas. Una polémica que no existe La implantación de la zona azul es un proyecto que el Ayuntamiento de Santa Pola está estudiando con expertos de la Universidad de Alicante. Se está viendo con todos los grupos políticos del gobierno y apenas acaba de ponerse encima de la mesa, por lo que no comprendo que se hable de una polémica que ni siquiera existe. Yo siempre he sido un defensor de la implantación de la zona azul. A mi juicio es necesario para dinamizar las rotaciones de los vehículos y estimular el flujo comercial. Un vehículo parado durante días ocasiona un conflicto cuando se pretende acceder a los sectores comerciales, de restauración o de ocio. Por otra parte, se genera una entrada económica en las arcas municipales que puede revertir en mejoras de infraestructuras, ayudas al sector comercial y de servicios, además de derivarse a los sectores sociales más vulnerables. Es decir, lo que un gobierno debe de hacer es mirar al futuro con ideas capaces de generar ilusión en las empresas y comercios, sin olvidar la humanización de las zonas más representativas. Los que dicen que sus comercios ganan más cuando existe paso de vehículos, en mi opinión y en la de la mayoría de expertos, se equivocan. Sólo un McAuto podría beneficiarse de ello. De todos es conocido que los grupos políticos conservadores se manifiestan en pro o en contra en función de sus intereses partidistas y, por ello, el grupo popular de Santa Pola es uno de los más beligerantes en este sentido. Pero creo que se equivocan. Sobre todo después de haber podido cambiar las cosas y, por rentabilidad política, se han instalado en un inmovilismo. Creo que hay ser valientes y no temer a los cambios. Poco a poco, pero sin pausa. Pendientes de los conflictos y resolviéndolos. Post Views: 746

- Escrito el 01 febrero, 2017, 8:00 am
4 mins

Artículo de opinión de Paco Soler

Foto: Paco Soler

 

Cada vez que se intenta cambiar la fisonomía de una ciudad, se genera una polémica que, en ocasiones, acaba ralentizando el progreso, especialmente en los ámbitos del comercio, servicios y ocio.

No quiero que, con lo que voy a explicar, se consagre la información que en los últimos días ha aparecido en algunos medios y que, incomprensiblemente, se ha publicado sin el aval institucional del Ayuntamiento de Santa Pola. Al parecer se les da mayor crédito a las redes sociales que a las declaraciones de los responsables de gobierno.

«Cuando se implanta el inmovilismo, lo sensato es cambiar las cosas»

El Ayuntamiento de Santa Pola, antes de Semana Santa habrá realizado la modificación vial que tenía prevista y que las circunstancias económicas no han permitido hacer antes. Lo más probable es que, como todos los cambios, genere episodios de conflicto para unos y satisfacción para otros. Sin embargo, no hay que tenerle miedo a los cambios, máxime cuando después de tantos años no se ha conseguido progresar en los ámbitos comerciales, turísticos, culturales, de ocio o de servicios. Cuando las cosas van bien es mejor no tocarlas, pero, cuando se implanta el inmovilismo, lo sensato es cambiarlas.

Una polémica que no existe

La implantación de la zona azul es un proyecto que el Ayuntamiento de Santa Pola está estudiando con expertos de la Universidad de Alicante. Se está viendo con todos los grupos políticos del gobierno y apenas acaba de ponerse encima de la mesa, por lo que no comprendo que se hable de una polémica que ni siquiera existe. Yo siempre he sido un defensor de la implantación de la zona azul. A mi juicio es necesario para dinamizar las rotaciones de los vehículos y estimular el flujo comercial. Un vehículo parado durante días ocasiona un conflicto cuando se pretende acceder a los sectores comerciales, de restauración o de ocio.

Por otra parte, se genera una entrada económica en las arcas municipales que puede revertir en mejoras de infraestructuras, ayudas al sector comercial y de servicios, además de derivarse a los sectores sociales más vulnerables. Es decir, lo que un gobierno debe de hacer es mirar al futuro con ideas capaces de generar ilusión en las empresas y comercios, sin olvidar la humanización de las zonas más representativas. Los que dicen que sus comercios ganan más cuando existe paso de vehículos, en mi opinión y en la de la mayoría de expertos, se equivocan. Sólo un McAuto podría beneficiarse de ello.

De todos es conocido que los grupos políticos conservadores se manifiestan en pro o en contra en función de sus intereses partidistas y, por ello, el grupo popular de Santa Pola es uno de los más beligerantes en este sentido. Pero creo que se equivocan. Sobre todo después de haber podido cambiar las cosas y, por rentabilidad política, se han instalado en un inmovilismo. Creo que hay ser valientes y no temer a los cambios. Poco a poco, pero sin pausa. Pendientes de los conflictos y resolviéndolos.

Los artículos firmados por redacción son aquellos remitidos por terceros para su publicación en el diario digital AQUÍenSantaPola.com