Compromís Santa Pola no consigue sacar adelante su moción para que los cargos públicos no acudan a actos religiosos

El grupo Compromís presentó al pasado Pleno ordinario del mes de enero una moción que solicitaba que los cargos públicos del Ayuntamiento no acudieran a los actos religiosos en representación de la corporación municipal En el texto se apostaba por que estas personas ejercieran su libertad ideológica, religiosa y de culto participando en los actos religiosos a título personal y no en representación de la corporación. Solicitaban además que no llevaran ninguna insignia, emblema o distintivo que acreditara la pertenencia al Ayuntamiento. Los ediles del Partido Popular consideraron la propuesta como una intromisión en la vida privada y que limitaba las libertades, incluso como ediles del municipio. La alcaldesa Yolanda Seva explicó que es difícil separar la política de la vida privada, y aseguró que ella iba a los actos religiosos porque es católica y aseguró que es un deber como representante público acudir a estos eventos si recibe una invitación como alcaldesa. La moción solo fue votada a favor por los tres miembros de Compromís y por los ediles de Sí Se Puede Santa Pola y Esquerra Unida. Por su parte, PSOE, PP, Ciudadanos y el concejal no adscrito Francisco Soler. El otro edil sin adscripción, Ignacio Soler, se abstuvo. Post Views: 409

- Escrito el 03 febrero, 2017, 6:55 pm
51 secs

El grupo Compromís presentó al pasado Pleno ordinario del mes de enero una moción que solicitaba que los cargos públicos del Ayuntamiento no acudieran a los actos religiosos en representación de la corporación municipal

En el texto se apostaba por que estas personas ejercieran su libertad ideológica, religiosa y de culto participando en los actos religiosos a título personal y no en representación de la corporación. Solicitaban además que no llevaran ninguna insignia, emblema o distintivo que acreditara la pertenencia al Ayuntamiento.

Los ediles del Partido Popular consideraron la propuesta como una intromisión en la vida privada y que limitaba las libertades, incluso como ediles del municipio. La alcaldesa Yolanda Seva explicó que es difícil separar la política de la vida privada, y aseguró que ella iba a los actos religiosos porque es católica y aseguró que es un deber como representante público acudir a estos eventos si recibe una invitación como alcaldesa.

La moción solo fue votada a favor por los tres miembros de Compromís y por los ediles de Sí Se Puede Santa Pola y Esquerra Unida. Por su parte, PSOE, PP, Ciudadanos y el concejal no adscrito Francisco Soler. El otro edil sin adscripción, Ignacio Soler, se abstuvo.

Los artículos firmados por redacción son aquellos remitidos por terceros para su publicación en el diario digital AQUÍenSantaPola.com