“El consumo de tabaco y alcohol y el exceso de aires acondicionados puede dañar la voz”

En el Día Mundial de la radio, especialistas del Hospital del Vinalopó advierten

- Escrito el 13 febrero, 2018, 11:00 am
3 mins
El Servicio de Otorrinolaringología recomienda realizar visitas periódicas al especialista para evitar lesiones de gravedad

Con motivo del Día Mundial de la radio, que se celebra hoy 13 de febrero, el servicio de Otorrinolaringología del Hospital Universitario del Vinalopó recomienda no hablar alto, no fumar en exceso o ni beber alcohol para cuidar la voz.

El órgano de la voz, la laringe, puede sufrir trastornos como las ronqueras y afonías. “Se trata de problemas que pueden afectar a cualquiera puesto que existen varios factores que influyen en su aparición como pueden ser los cambios bruscos de temperatura, los aires acondicionados, ambientes secos y, sobre todo, el consumo de tabaco y alcohol”, afirma el doctor Enrique Monerris, responsable del Servicio de Otorrinolaringología.

Además, un mal uso de la misma o un uso excesivo pueden ser perjudiciales, “sobre todo en aquellos profesionales que la usan como instrumento de trabajo”, señala. Si se utiliza de forma incorrecta, las cuerdas vocales se resienten y puede dar lugar a lesiones benignas como los nódulos vocales. Entre los profesionales con más posibilidades de sufrir trastornos de este tipo se encuentran los docentes, y profesionales de la voz cantada o hablada.

Desde el servicio de Otorrinolaringología insisten en la importancia de la prevención y acudir a la consulta del especialista ante cualquier alteración de la voz.

Cómo cuidar la voz

Evitar hablar en ambientes ruidosos ya que conlleva un comportamiento de abuso vocal. Fumar es un factor irritante para la laringe puesto que el humo pasa entre las cuerdas vocales y predispone para que aparezcan lesiones benignas como edemas o pólipos.

“Debemos acomodar nuestro uso de la voz a nuestras posibilidades reales, que podemos mejorar mediante la logopedia, sobre todo las personas que usan mucho la voz”, comenta Monerris.

Es fundamental hidratarse correctamente. Se debe beber unos dos litros de agua diarios para que la mucosa que recubre las cuerdas vocales esté bien hidratada. Además, puesto que la fatiga corporal se refleja en la voz, es importante descansar para obtener el máximo rendimiento vocal.

Debemos evitar irritantes laríngeos como el humo y las áreas polvorientas. Además, es importante tener presente que el consumo de fármacos como antihistamínicos y ansiolíticos puede provocar sequedad orofaríngea.

El carraspeo y el susurro son un comportamiento de esfuerzo traumático para las cuerdas vocales. Algunas alternativas para evitarlo pueden ser: tragar saliva, bebes pequeños sorbos de agua o realizar una tos sorda.

Por último, los especialistas recomiendan realizar controles periódicos de voz, especialmente los profesionales que tienen este órgano como herramienta de trabajo.

Los artículos firmados por redacción son aquellos remitidos por terceros para su publicación en el diario digital AQUÍenSantaPola.com