Cómo cuidar a nuestro fiel compañero en verano

Las altas temperaturas y la abundancia de mosquitos hacen que el verano sea la época de más riesgo para los animales

Las altas temperaturas y la abundancia de mosquitos hacen que el verano sea la época de más riesgo para los animales

- Escrito el 17 julio, 2017, 9:13 pm
3 mins

Se dice que el perro es el mejor amigo del hombre. Desde que son cachorros, les cuidamos, les alimentamos, les educamos pacientemente y les vemos crecer y envejecer a nuestro lado. Pero, además del cariño y la compañía que nos proporcionan nuestras mascotas, los beneficios de tener un perro o un gato en nuestros hogares son muchos, ya que la presencia de estos animales reduce el riesgo de contraer depresión. Diversos estudios demuestran que las personas que tienen una mascota en sus casas son menos propensas a desarrollar alergias en el transcurso de sus vidas.

Nuestras mascotas nos hacen la vida un poco más feliz, tanto a los adultos como a los niños. En el caso de los infantes, está comprobado que la presencia de animales ayuda a que los más pequeños adquieran confianza en sí mismos. Incluso es recomendable que los niños que padecen autismo crezcan en compañía de un can apacible y manso, ya que les ayuda a reducir los índices de estrés y ansiedad.

¡Cuidado con las altas temperaturas!
En verano es espacialmente importante la hidratación continua de los canes

Tenemos tanto que agradecer a estos animales que lo menos que podemos hacer por ellos es cuidarles de la mejor manera posible. Nuestras mascotas necesitan unos cuidados específicos que eviten el peligro de contraer enfermedades, pero en verano los riesgos se multiplican, debido a la humedad y las altas temperaturas. Por ello, para evitar la deshidratación y los golpes de calor producidos por las altas temperaturas es imprescindible proporcionarles agua fresca frecuentemente. Además, debemos evitar dar paseos en las horas de más calor, ya que pueden sufrir quemaduras en las patas.

Las pulgas y garrapatas provocan en nuestras mascotas enfermedades peligrosas como la Leishmaniosis

Resulta imprescindible proteger a nuestras mascotas de la infestación de pulgas y garrapatas, parásitos que abundan en los matorrales y que pueden contagiar en enfermedades muy peligrosas como la Leishmaniosis o la Microplasmosis, que causa anemia y fiebres altas. No corras riesgos y toma las medidas necesarias. Cualquier precaución es poca para garantizar el bienestar de nuestros fieles compañeros de vida.