Denuncian a Fiestas por irregularidades con la Comparsa Los Romanos

La concejala Ana Antón asegura que la barraca se instaló aportando toda la documentación pertinente

- Escrito el 07 noviembre, 2018, 1:00 pm
10 mins

En el pleno municipal celebrado el pasado 26 de octubre en el Ayuntamiento de Santa Pola, el concejal no adscrito Francisco Soler anunció que se disponía a denunciar a la Concejalía de Fiestas por presuntas irregularidades con la Comparsa ‘Los Romanos’ ocurridas durante los Moros y Cristianos del pasado septiembre.

Los empresarios del Club Pedal y el concejal Soler ven un caso de favoritismo desde el Ayuntamiento

“Es un trato de favor descarado hacia una empresa. Se les ha entregado un dinero en contra de la opinión de los técnicos municipales, incumpliendo las normas de seguridad, y todo bajo la excusa de crear una barraca infantil que finalmente no existió” nos asegura Soler en declaraciones a AQUÍ en Santa Pola.

 

Protesta del Pedal

Todo este asunto salió a luz pública con un escrito de protesta que el Club Pedal presentó contra el Ayuntamiento el pasado 21 de agosto.

Según los empresarios que regentan este conocido club nocturno, desde la Concejalía se les había prometido en junio que durante las fiestas podrían instalar enfrente de su negocio (ubicado en la calle Almirante Antequera) una barra con música, con una zona para adultos y otra infantil sin alcohol.

«Se han pagado 5.000 euros a una supuesta barraca infantil que no existió, ni ha aportado los certificados de seguridad» F. Soler (concejal no adscrito)

Sin embargo, a mediados de agosto el Ayuntamiento les denegó la autorización para permitir que la Comparsa ‘Los Romanos’ instalara su barraca en esta calle, incluyendo también una zona infantil. Además, se aprobó en la Junta de Gobierno que el Ayuntamiento cubriría sus gastos de organización con un importe de 5.000 euros, así como gestionaría su limpieza.

Los regentes del Pedal observaron una clara discriminación en este proceder. “Para nuestro negocio es catastrófico que nos denieguen la barra apenas unos días antes de las Fiestas, y encima nos coloquen otra delante del local. El Ayuntamiento intenta hundir nuestra actividad mediante influencias externas” adujeron en el escrito de protesta.

 

Los 5.000 euros

Desde este periódico hemos contactado también con la concejala Ana Antón, quien nos asegura que todo el procedimiento transcurrió de forma correcta. “Aquí no ha habido ningún favoritismo. Los Romanos llevan muchos años en la fiesta. Tuvimos varias reuniones con el Pedal igual que con otros pufs santapoleros. Ellos querían llevar la barraca, cosa que no es posible porque solo pueden estar gestionadas por entidades festeras” nos explica.

La edil de Compromís nos explica que autorizaron esta barraca con la subvención de 5.000 euros, con la idea de instalar un punto sin alcohol. “Nos parecía una buena idea tener una barraca jove. El año pasado la pusimos junto al Acuario y este año nos lo propusieron Los Romanos. Sin embargo al final no se pudo realizar por falta de espacio, ya que la calle es demasiado estrecha”.

«No hubo barraca jove así que Los Romanos no percibirán ningún dinero» A. Antón (concejala de Fiestas)

Antón nos afirma que la citada comparsa no ha cobrado ni cobrarán los 5.000 euros, al no poder realizarse finalmente la pretendida ‘barraca jove’.

Francisco Soler, sin embargo, da este dinero por perdido al haber sido ya aprobado en la Junta de Gobierno del pasado 29 de agosto. “Nosotros vamos a pelear para que estos 5.000 euros no salgan de las arcas municipales, sino que lo paguen los responsables políticos de sus bolsillos”.

El concejal no adscrito no entiende porque “esta barraca es la única de Santa Pola que ha recibido dinero del Ayuntamiento, un montante que no se les ha pagado en especie, sino a través de facturas que no están justificadas”.

 

Asociación propia

Soler observa muchas más irregularidades en este caso. “Todas las demás barracas tienen convenios de pertenencia con la Unió de Festers o con la Asociación de Moros y Cristianos, salvo Los Romanos. El día 16 de agosto de 2018 se inscribieron como una asociación propia, justo unos días antes de la fiesta, para poder recibir pagos municipales directamente”.

Además, al edil no le cuadran los plazos burocráticos. “Solo sabemos que ese día se presenta al registro de asociaciones de la Comunidad Valenciana. Normalmente los trámites administrativos para que una asociación se constituya llevan unos tres meses. Es imposible que durante las Fiestas ya estuvieran formalmente constituidos como asociación” nos indica.

Para Francisco Soler, la explicación clara es que hay una empresa detrás denominada Yeco Producciones, supuestamente afín a la Concejalía de Fiestas, que “se ha disfrazado de asociación festera para poder cobrar del Ayuntamiento”.

La concejala Ana Antón niega todas estas acusaciones y asegura que se procedió con total normalidad. “Ellos nos trajeron toda la documentación pertinente, aunque se hubieran constituido como asociación hace poco”.

 

Certificados de seguridad

Por otra parte, Soler denuncia que la Comparsa Los Romanos fue la única barraca que no salió reflejada en el bando municipal previo a las Fiestas, publicado el 19 de julio. “Lo anunciaron todo a última hora, como si quisieran meter esta barraca con calzador y sin dar tiempo a reaccionar”.

Así mismo, señala que Los Romanos fue la única que tampoco aportó los certificados pertinentes de seguridad y homologación. “Según el informe previo, el técnico municipal avisa que no se está respetando la distancia de seguridad con el Pedal, un negocio con capacidad para muchas personas que precisa de una zona de evacuación por normativa”.

Los Romanos se constituyeron como asociación propia apenas unos días antes de las Fiestas

Sin embargo, Soler nos indica que faltan los certificados de homologación del escenario; instalación de los extintores; instalación eléctrica en baja tensión, instalación eléctrica en baja tensión del grupo electrógeno, de revisión anual del escenarios y demás elementos; y el de montaje y solidez estructural de los elementos. “Son un total de seis certificados que no existen, y que el técnico ya advirtió que eran imprescindibles”.

Ana Antón afirma que dichos certificados si fueron correctamente recibidos por la Concejalía. “Se los hemos hecho llegar a Francisco Soler, y cualquiera que quiera verlos tan solo tiene que pasarse por el Ayuntamiento” nos asegura.

Soler afirma que el único informe avalando la instalación y el perímetro de seguridad, posterior al primero, está firmado por el proyectista el 21 de agosto. “Esto es absurdo, el montaje de la barraca no se inició hasta el 29 de agosto” sentencia.

 

Denuncia este mes

El concejal planea seguir adelante con su denuncia. “Aquí ha habido demasiadas irregularidades, desde el primer bando municipal hasta todos los hechos ocurridos. Vamos a denunciarlo todo, estamos preparando la querella y a mediados de este mes ya estará en los juzgados”.

Cuando este asunto fue comentado en el pleno municipal, la concejala Ana Antón volvió a negar ninguna irregularidad y respondió a Soler diciéndole que “tenía muchas cosas montadas en la cabeza” y que ya leería la denuncia “cuando me llegue”. La propia alcaldesa Yolanda Seva la recomendó que “no contestara nada” al respecto.