Detectan la presencia de una planta invasora en El Hondo

AHSA alertó el pasado otoño del peligro de la llegada de esta especie al parque natural

- Escrito el 01 septiembre, 2018, 1:40 pm
3 mins

La semana pasada miembros de la Asociación de Amigos de los Humedales del Sur de Alicante (AHSA) detectaron varios pies de la especie Pennisetum setaceum, vulgarmente llamada peniseto o rabo de gato, en la cuneta de la Vereda de sendres, carretera que bordea la zona norte del Parque Natural de El Hondo. El peniseto se trata de una especie botánica, incluida en el anexo I del Catálogo español de especies exóticas invasoras, que está teniendo una veloz propagación en el sur de la provincia, alerta AHSA.

El grupo ecologista se ha puesto en contacto con la Consellería de Medio Ambiente para indicar la situación exacta de las plantas y proceder a su eliminación. Por otra parte, considera que la aparición de este pequeño núcleo, podría estar relacionada con el vertido de restos de podas provenientes de las viviendas situadas al otro de esta carretera.

En noviembre del pasado año AHSA presentó un escrito ante la Conselleria de Medio Ambiente, alertando de la rápida expansión del peniseto por el término municipal de Elche, afectando al Clot de Galvany y del peligro de que llegara al Parque Natural de El Hondo. Al parecer, actualmente técnicos de la Administración autonómica están actuando contra la expansión de esta especie en la sierra de Santa Pola.

AHSA considera imprescindible que los ciudadanos conozcan el grave impacto que puede provocar la expansión del peniseto, a través de la realización de campañas de información y sensibilización, promovidas por las administraciones públicas para evitar la propagación de esta planta. En ese sentido, Amigos de los Humedales informa de que ha colaborado con el Ayuntamiento de Elche en la elaboración de unos trípticos informativos, que espera sean editados y difundidos próximamente.

Amigos de los Humedales recuerda que es una especie con un alto potencial invasor, que en otras zonas de nuestro país, como Canarias y Andalucía, esta provocando considerables daños tanto al medio natural como al agrícola y que pese a la expresa prohibición para su posesión, transporte o venta, todavía hay viveros que continúan vendiendo ejemplares de peniseto e incluso algunas administraciones públicas lo continúan utilizando en zonas verdes. Además advierte que su propagación a través de las cunetas y márgenes de carreteras, las convierten en un importante vector de propagación de ésta, siendo los ecosistemas áridos y semiáridos muy sensibles a la posible invasión de esta especie.