«Es muy duro asistir a personas que se acaban de jugar la vida en el mar»

Entrevista > Juan López Palao / Coordinador de salvamento marítimo Cruz roja Santa Pola (15-octubre—1987)

- Escrito el 03 septiembre, 2018, 6:00 pm
10 mins
A pesar de su juventud  han vivido experiencias que les marcaran siempre, especialmente las que tienen que ver con  vidas humanas

Salvar a personas cuya vida peligra en el mar, como consecuencia de accidentes náuticos, es la principal prioridad de los equipos de salvamento marítimo de Cruz Roja. La prestación de servicios de búsqueda, rescate y salvamento, de control y ayuda al tráfico marítimo, de prevención y lucha contra la contaminación y remolque a embarcaciones, forma parte del trabajo habitual que realizan.

Este grupo está formado por casi cincuenta personas entre las que se encuentran voluntarios, patrones, socorristas, marineros y personal con formación marítima, dotados de embarcaciones especiales y de los medios necesarios para desempeñar su labor.

Su área de acción cubre la costa desde Santa Pola a Torrevieja, incluyendo Tabarca, aunque estos límites se los saltan cada vez que surge un problema en cualquier otra zona.

Balance positivo
«Este verano el balance ha sido muy positivo ya que han podido resolver con éxito todas las operaciones realizadas»

A menudo también colaboran con la Guardia Civil y con Salvamento Marítimo del Estado (SASEMAR) en búsquedas y otro tipo de emergencias que deben tratarse con rapidez con el Helimer, que son los helicópteros de Salvamento Marítimo, y con menos frecuencia, pero cuando es necesario, con la Policía Local de Elche (unidad marítima), con los técnicos de la Reserva Marina de Tabarca y la Policía Local de Tabarca, Torrevieja y Santa Pola, entre otros.

Este verano el balance ha sido muy positivo, ya que han podido resolver con éxito todas las operaciones realizadas, a pesar de que han superado en un 50% la actividad realizada el verano pasado. Situaciones en ocasiones complicadas y de peligro en las que no se ha perdido ninguna vida.

A pesar de la juventud de la mayoría de ellos ya han vivido experiencias que les marcaran toda su vida, especialmente las que tienen que ver con las vidas humanas, y sobre todo cuando han tenido que vivir de cerca la tragedia de tantas personas que vienen buscando nuestra costa, desde muy lejos, en busca de una vida mejor.

¿Se viven momentos de peligro?

Siempre es peligroso, aunque parezca que no, cualquier fallo de un cabo mal amarrado o algo en el barco mal trincado puede desencadenar en un accidente.

Recuerdo también en este verano un momento peligroso cuando un barco colisiono contra el espigón de Vatasa, en la playa Varadero de Santa Pola, y otro que se fue contra las rocas en la zona de fondeo de la Isla de Tabarca.

¿Contáis con los medios necesarios?
«En temporada alta haría falta más medios»

En temporada alta de verano estaría bien contar con más medios, ya que nuestra zona está llena de embarcaciones de recreo por la Isla de Tabarca y también otros muchos que inician y finalizan la travesía a las Islas Baleares y atraviesan esta zona.

¿La llegada de migrantes por el mar os ha afectado de cerca a vosotros?
«Los refugiados cuentan historias terribles de sus vidas»

Si nos ha afectado; este año nuestras tripulaciones no han atendido directamente en el agua a ninguna patera, ya que han sido traídas desde más millas mar adentro y la que encontraron en Arenales del Sol no fue vista hasta que estaba ya en la Orilla. Otros años si las hemos llevado nosotros a Puerto.

También, al llegar a puerto, Cruz Roja es quien se hace cargo de una primera asistencia sanitaria y de necesidades básicas a los emigrantes, y es ahí donde hemos estado. Estuvimos directamente junto con los compañeros de la Asamblea Local de Alicante, en el puerto de Alicante, atendiendo a once personas que procedían todas de Argelia.

Este verano también estuvimos en Cádiz, ya que en Andalucía andaban desbordados y estuvimos apoyando a los compañeros en la gestión de un Albergue con alrededor de cien personas que procedían de África central (Senegal, Congo, Nigeria, Camerún, Burkina Faso…)

¿Qué protocolo de actuación tenéis para esos casos?

El protocolo se establece una vez están en puerto o en tierra firme. Consiste en realizar una primera asistencia sanitaria para ver en qué estado se encuentran, realizar una filiación para comprobar si son menores, si hay mujeres embarazadas, refugiados y cubrir sus necesidades básicas que son darles ropa, abrigo, comida y, si es necesario, medicación y traslado al centro hospitalario. Una vez termina nuestra asistencia pasan a disposición del Cuerpo Nacional de Policía.

¿Qué se siente al enfrentarse a situaciones así? ¿Qué es lo más duro?

Es bastante duro asistir a personas que se acaban de jugar la vida en el mar para buscar un futuro mejor en su vida, han tenido que dejar todo lo que tenían y, con una mochila y casi nada en los bolsillos, pasar dos o tres días en el mar para llegar a un país nuevo a intentar empezar de cero.

Gracias a nuestros traductores muchos nos cuentan por que han tenido que emprender este viaje y las historias son inimaginables. Recuerdo uno que me contó que tenía tres hijos, y para conseguir agua tenía que andar todos los días 20 km para poder llegar a una fuente y volver con el agua en garrafas.

¿Cuando acaba el verano que trabajos desempeñáis?

Nosotros estamos operativos durante todo el año, 24 horas, 365 días, a no ser que por causa mayor nuestra embarcación esté averiada o tengamos que pararla para realizar mantenimiento. En este proyecto, a excepción del técnico, todas las personas de la tripulación son voluntarios, formados y preparados para asistir a las emergencias.

¿Os preocupa y afecta directamente el problema que estamos viviendo con la contaminación del mar?

Sí, nos preocupa y mucho. Ya hemos realizado dos campañas de limpieza en el mar y, junto con los compañeros de Medio Ambiente, hemos limpiado playas e incluso un dique del puerto de Santa Pola. Pero se sigue viendo mucha basura en mar abierto y necesitamos que la gente sea mucho más consciente.

¿Qué recomendaciones te gustaría dar?

Me gustaría aconsejar, sobre todo a la gente que se dedica al recreo, que si va a salir a navegar antes revisen los partes meteorológicos de la zona donde tienen pensado hacer la travesía, que tengan la embarcación comprobada y a punto para navegar con todos los elementos de seguridad, que utilicen el canal VHF 16 para lo que es, emergencias, y que tengan claro el número de Salvamento Marítimo que es 900 202 202 o bien 112.

También que no pierdan de vista a los más pequeños, una vez fondeado el barco, si deciden bañarse; que lleven cuidado con las colchonetas y objetos flotantes si tienen un poco de viento y que a la hora de fondear tengan claro en qué tipo de fondo lo están haciendo, ya que en ocasiones destrozamos fondos de posidonia sin necesidad.

¿Qué te gustaría añadir?

Me gustaría aprovechar la ocasión para hacer un llamamiento a todas esas personas que no sabían que hay una base de Salvamento Marítimo en Santa Pola, que son de Elche, Santa Pola o alrededores, y les gustaría realizar voluntariado con nosotros. Para ello solo se tienen que acercar a la Asamblea Local de Cruz Roja en Santa Pola y allí les diremos como pueden llegar a formar parte de nuestro equipo. Nos pueden seguir en el Twitter @CRSantapola o en el Facebook Cruz Roja Santa Pola.