El Ayuntamiento de Elche y la Consellería de Agricultura constatan que el picudo rojo está bajo control

Baja un 50% en dos años el número de capturas de insectos en la red de 5.000 trampas que la Generalitat ha instalado en el municipio   El director general de Agricultura quiere aumentar el presupuesto de la lucha contra el insecto, que este año ha sido de 2.100.000 euros   El alcalde destaca el cambio de actitud y de estrategia y la coordinación de las administraciones públicas   El concejal del Palmeral señala que la plaga ha pasado “de amenaza a solo preocupación”   La plaga de picudo rojo en el Palmeral de Elche ya está bajo control, según se puso de manifiesto esta mañana durante una reunión que han mantenido en el Ayuntamiento el director general de Agricultura, Roger Llanes; el alcalde de Elche, Carlos González; el concejal de Agricultura y Parques y Jardines, Antonio García; y el jefe de servicio de Sanidad Vegetal, Vicente Dalmau. Roger Llanes mostró su satisfacción por los resultados de las acciones que se vienen realizando contra el picudo y señaló que el próximo año se pretende incrementar la partida presupuestaria con tal fin, que este año ascendió a 2.100.000 euros. Asimismo, destacó la reducción de hasta un 50% en los dos últimos años en el número de capturas de insectos en la red de 5.000 trampas distribuidas por el municipio de Elche, lo cual da idea de que la plaga se reduce considerablemente. El director general ha destacado la implantación de programas pioneros en el mundo para intentar erradicar la plaga, además de una vigilancia sistemática y precisa, una mayor rapidez para retirar y destruir las palmeras afectadas por el insecto y el incremento de los tratamientos fitosanitarios, así como la experimentación de nuevos métodos con feromonas con el fin de preservar el Palmeral. Roger Llanes puso de manifiesto su satisfacción “porque la coordinación y las relaciones entre administraciones han mejorado notablemente, tanto entre los directivos como entre los trabajadores; ese mejor entendimiento ha llevado a la implantación de medidas más efectivas”. En esta lucha también está presente la paysandisia, un lepidóptero que afecta a las palmeras y que “no queremos que se convierta en un problema”, según manifestó Llanes. Los daños que provoca el gusano de la paysandisia no son tan importantes como los del picudo rojo pero “hay que dedicarle esfuerzos”, tal como señaló el director general. Cambio de estrategia y de actitud Por su parte, Carlos González, destacó que “hace año y medio el Palmeral vivía una situación extremadamente grave. Pero ha habido un cambio de estrategia y de actitud en la Conselleria y en el Ayuntamiento que se ha traducido en más recursos para la lucha, más cooperación y una toma de decisiones que ha supuesto la implantación de más medidas”. “El anterior Gobierno prefería camuflar datos y ocultar el impacto real del picudo en el Palmeral, pero nosotros nos hemos tomado en serio el problema y hemos buscado la implicación de la Conselleria”, dijo González, quien mostró su satisfacción tras año y medio de trabajo “porque hemos pasado de una situación de extrema gravedad a tener el picudo bajo control”. No obstante, González indica que “no hay que bajar la guardia, tenemos que seguir esforzándonos”. De amenaza a solo preocupación Para Antonio García, concejal de Agricultura, “el éxito de la lucha contra el picudo ha sido la gran coordinación entre las dos administraciones. Todos hemos puesto de nuestra parte porque había que atajar la plaga y los datos son mucho más positivos, lo cual demuestra que la estrategia es correcta”. De la misma forma que el alcalde, García señala que la plaga “está bajo control, muy localizada. Sabemos cómo está y que las herramientas que hemos puesto en marcha para combatirla funcionan”. El concejal del Palmeral resume la situación diciendo que el picudo rojo ha pasado “de amenaza a solo preocupación, pero esto es el principio”.   Post Views: 238

- Escrito el 14 diciembre, 2016, 10:50 am
5 mins

Baja un 50% en dos años el número de capturas de insectos en la red de 5.000 trampas que la Generalitat ha instalado en el municipio

 

El director general de Agricultura quiere aumentar el presupuesto de la lucha contra el insecto, que este año ha sido de 2.100.000 euros

 

El alcalde destaca el cambio de actitud y de estrategia y la coordinación de las administraciones públicas

 

El concejal del Palmeral señala que la plaga ha pasado “de amenaza a solo preocupación”

 

La plaga de picudo rojo en el Palmeral de Elche ya está bajo control, según se puso de manifiesto esta mañana durante una reunión que han mantenido en el Ayuntamiento el director general de Agricultura, Roger Llanes; el alcalde de Elche, Carlos González; el concejal de Agricultura y Parques y Jardines, Antonio García; y el jefe de servicio de Sanidad Vegetal, Vicente Dalmau.

Roger Llanes mostró su satisfacción por los resultados de las acciones que se vienen realizando contra el picudo y señaló que el próximo año se pretende incrementar la partida presupuestaria con tal fin, que este año ascendió a 2.100.000 euros. Asimismo, destacó la reducción de hasta un 50% en los dos últimos años en el número de capturas de insectos en la red de 5.000 trampas distribuidas por el municipio de Elche, lo cual da idea de que la plaga se reduce considerablemente.

El director general ha destacado la implantación de programas pioneros en el mundo para intentar erradicar la plaga, además de una vigilancia sistemática y precisa, una mayor rapidez para retirar y destruir las palmeras afectadas por el insecto y el incremento de los tratamientos fitosanitarios, así como la experimentación de nuevos métodos con feromonas con el fin de preservar el Palmeral.

Roger Llanes puso de manifiesto su satisfacción “porque la coordinación y las relaciones entre administraciones han mejorado notablemente, tanto entre los directivos como entre los trabajadores; ese mejor entendimiento ha llevado a la implantación de medidas más efectivas”.

En esta lucha también está presente la paysandisia, un lepidóptero que afecta a las palmeras y que “no queremos que se convierta en un problema”, según manifestó Llanes. Los daños que provoca el gusano de la paysandisia no son tan importantes como los del picudo rojo pero “hay que dedicarle esfuerzos”, tal como señaló el director general.

Cambio de estrategia y de actitud

Por su parte, Carlos González, destacó que “hace año y medio el Palmeral vivía una situación extremadamente grave. Pero ha habido un cambio de estrategia y de actitud en la Conselleria y en el Ayuntamiento que se ha traducido en más recursos para la lucha, más cooperación y una toma de decisiones que ha supuesto la implantación de más medidas”.

“El anterior Gobierno prefería camuflar datos y ocultar el impacto real del picudo en el Palmeral, pero nosotros nos hemos tomado en serio el problema y hemos buscado la implicación de la Conselleria”, dijo González, quien mostró su satisfacción tras año y medio de trabajo “porque hemos pasado de una situación de extrema gravedad a tener el picudo bajo control”. No obstante, González indica que “no hay que bajar la guardia, tenemos que seguir esforzándonos”.

De amenaza a solo preocupación

Para Antonio García, concejal de Agricultura, “el éxito de la lucha contra el picudo ha sido la gran coordinación entre las dos administraciones. Todos hemos puesto de nuestra parte porque había que atajar la plaga y los datos son mucho más positivos, lo cual demuestra que la estrategia es correcta”. De la misma forma que el alcalde, García señala que la plaga “está bajo control, muy localizada. Sabemos cómo está y que las herramientas que hemos puesto en marcha para combatirla funcionan”.

El concejal del Palmeral resume la situación diciendo que el picudo rojo ha pasado “de amenaza a solo preocupación, pero esto es el principio”.

 

Los artículos firmados por redacción son aquellos remitidos por terceros para su publicación en el diario digital AQUÍenSantaPola.com