El equipo de gobierno acusa al PP de mentir con el Sanyres

Prácticamente todo el equipo de gobierno ha estado presente en una rueda de prensa convocada para tratar el asunto del Sanyres La intención ha sido rebatir y dejar clara su postura frente a las últimas críticas vertidas por el Partido Popular sobre estas instalaciones, abandonadas desde que en julio de 2013 finalizara su actividad como Residencia de Tercera Edad. Estas declaraciones se producen días después de que el Ayuntamiento convocará un Pleno extraordinario con la intención, entre otros puntos, de resolver el contrato del complejo Sanyres. La alcaldesa de Santa Pola, Yolanda Seva, ha explicado que ese tipo de expedientes son complejos, y ha recordado que se han dejado en abandono durante tiempo. Seva acusa al PP de no haber facilitado toda la información del expediente cuando se produjo el cambio de gobierno municipal. Además Seva ha agradecido los trabajos que tanto el concejal de contratación, Antonio Pomares, como el concejal de urbanismo, Alejandro Escalada, están llevando a cabo en este tema. La primera edil también ha remarcado que no va a consentir que se diga “dejados” al equipo de gobierno. Por su parte, el responsable de contratación ha emitido un comunicado en el que acusa la anterior corporación del PP de dejar transcurrir nueve meses una vez agotado el plazo de suspensión temporal autorizado en las instalaciones, incoando el expediente de resolución contractual por un acuerdo plenario en abril de 2015, por causa imputable al concesionario, consistente en abandono de la obra, renuncia unilateral e incumplimiento de las obligaciones esenciales establecidas en el contrato. El expediente caducó días después de la entrada del nuevo gobierno municipal. Prácticamente todos los presentes en la rueda de prensa coincidieron en señalar al PP como responsable de la situación actual, y creen además que los populares no tuvieron ninguna intencionalidad de ejecutar el acuerdo plenario de resolución del contrato, utilizando “esta maniobra estética” para justificar su gestión. Post Views: 846

Varios concejales les han señalado como responsables de la situación actual de las instalaciones

- Escrito el 24 marzo, 2017, 10:07 pm
2 mins
Prácticamente todo el equipo de gobierno ha estado presente en una rueda de prensa convocada para tratar el asunto del Sanyres

La intención ha sido rebatir y dejar clara su postura frente a las últimas críticas vertidas por el Partido Popular sobre estas instalaciones, abandonadas desde que en julio de 2013 finalizara su actividad como Residencia de Tercera Edad.

Estas declaraciones se producen días después de que el Ayuntamiento convocará un Pleno extraordinario con la intención, entre otros puntos, de resolver el contrato del complejo Sanyres. La alcaldesa de Santa Pola, Yolanda Seva, ha explicado que ese tipo de expedientes son complejos, y ha recordado que se han dejado en abandono durante tiempo. Seva acusa al PP de no haber facilitado toda la información del expediente cuando se produjo el cambio de gobierno municipal. Además Seva ha agradecido los trabajos que tanto el concejal de contratación, Antonio Pomares, como el concejal de urbanismo, Alejandro Escalada, están llevando a cabo en este tema. La primera edil también ha remarcado que no va a consentir que se diga “dejados” al equipo de gobierno.

Por su parte, el responsable de contratación ha emitido un comunicado en el que acusa la anterior corporación del PP de dejar transcurrir nueve meses una vez agotado el plazo de suspensión temporal autorizado en las instalaciones, incoando el expediente de resolución contractual por un acuerdo plenario en abril de 2015, por causa imputable al concesionario, consistente en abandono de la obra, renuncia unilateral e incumplimiento de las obligaciones esenciales establecidas en el contrato.

El expediente caducó días después de la entrada del nuevo gobierno municipal. Prácticamente todos los presentes en la rueda de prensa coincidieron en señalar al PP como responsable de la situación actual, y creen además que los populares no tuvieron ninguna intencionalidad de ejecutar el acuerdo plenario de resolución del contrato, utilizando “esta maniobra estética” para justificar su gestión.