Fauna, flora y cultura

El Parque natural de las Salinas cuenta con una superficie de 2.470 hectáreas y es uno de los humedales costeros más importantes de la provincia de Alicante

El Parque natural de las Salinas cuenta con una superficie de 2.470 hectáreas y es uno de los humedales costeros más importantes de la provincia de Alicante

- Escrito el 23 julio, 2017, 8:13 pm
3 mins

Resulta casi imposible no fijarse en las Salinas de Santa Pola. Seguro que te has detenido a observarlas alguna vez, practicando senderismo, en coche o dando un paseo en bicicleta. Pero ¿alguna vez te has adentrado en sus profundidades? La belleza del paisaje que se aprecia a simple vista es solo la fachada de uno de los humedales costeros más importantes de todo el litoral.

Hogar de especies en peligro de extinción
La explotación salinera es la principal actividad económica de la zona

Las 2.470 hectáreas de paraje natural se han convertido en un refugio para las aves acuáticas que allí habitan como el flamenco, el archibebe o el ánade. El Parque Natural de las Salinas alberga una variopinta fauna y flora y favorece la reproducción, el desarrollo y la preservación de múltiples especies aviares, que se encuentran, en su gran mayoría, en peligro de extinción como el Aguilucho Lagunero o la Avoceta. Las balsas, las acequias repletas de agua salada, las gigantescas montañas de sal… todo ello forma parte de este paraje, dedicado fundamentalmente, a la explotación salinera. Esta es la principal actividad económica de la zona. Aunque algunas explotaciones han quedado abandonadas, otras funcionan a pleno rendimiento y son, en gran medida, las conformadoras del ecosistema actual.

El Parque Natural de las Salinas alberga una variopinta fauna y flora y favorece la preservación de especies aviares en peligro de extinción como el Aguilucho Lagunero

Al adentrarse en las profundidades del parque, se accede al Museo de la Sal. Este lugar es frecuentemente visitado por  turistas y en él, es posible conocer detalladamente el proceso de extracción de la sal, los múltiples usos que esta puede tener y sus características. Asimismo, el museo dispone de un observatorio de aves, facilitando a los amantes de la naturaleza la observación y el estudio de los animales.

En definitiva, el Parque Natural de las Salinas de Santa Pola, que junto con la sierra y el cabo, abarca más de 15 kilómetros se costa, hace que este sea un lugar imprescindible para visitar estas vacaciones.