El GALP de Santa Pola se quedó fuera

Según los datos del GALP, iban a llegar hasta nuestra ciudad ayudas por valor de 225.000 euros en la convocatoria de 2017, pero la Generalitat afirma que no existe ese convenio

- Escrito el 03 marzo, 2018, 9:00 am
7 mins

En 2015 se puso en marcha en nuestra localidad la gestión del Grupo de Acción Local de Pesca, más conocido como GALP Bahía de Santa Pola, con el objetivo de participar de las ayudas que concede la Generalitat, con fondos europeos, a proyectos desarrollados dentro de las estrategias de desarrollo local participativo.

Dicho Grupo fue fundado mediante el acuerdo del Ayuntamiento de Santa Pola con la Cofradía de Pescadores, el Club Náutico, la Asociación de Comerciantes y la Asociación Científica Têthys.

(La foto de portada corresponde a la firma de los estatutos de constitución, el día 16 de enero de 2015, por parte del entonces alcalde Miguel Zaragoza; el patrón mayor de la Cofradía de Pescadores, Ángel Luchoro; el presidente del Club Náutico, Pascual Orts; la presidenta de la Asociación de Comerciantes, Pepa Garri, y el representante de la Asociación académico-científica Tethys, José Manuel Perea.

Inicio de la actividad

En septiembre de 2016 se presentó una estrategia de desarrollo local participativo en la que Santa Pola y Guardamar quedaban englobadas. En ella se definirían los objetivos, las líneas de actuación y las condiciones de financiación para la ejecución de los proyectos de ambos municipios. La estrategia supondría un coste total de 1.671.111 euros para el período comprendido entre 2017 y 2021.

En agosto de 2017 se presentó la primera convocatoria de ayudas del período, cuya publicación corría a cargo de la conselleria de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural. El presupuesto destinado a los proyectos de 2017 sería de 225.679,87 euros.

Proyectos presentados

Tras la preparación de diferentes propuestas, por parte de las personas o entidades interesadas, la dirección del GALP decidió cuáles creía más oportuno presentar, siendo todos los proyectos elegidos elaborados por parte de promotores de Santa Pola.

Una vez hecha la evaluación técnica preceptiva, la propuesta de asignación de fondos fue elevada por la Junta Directiva del GALP a la Conselleria para la resolución definitiva.

Los beneficiados de estas ayudas iban a ser: el centro de formación náutica en Santa Pola (Club Náutico Santa Pola) con 35.486 euros; la adecuación para usos comerciales de la antigua Casa del Mar (Cofradía de Pescadores de Santa Pola) con 157.294 euros; Firanautic Santa Pola III (feria de deportes náuticos, tecnología y servicios navales del Ayuntamiento de Santa Pola) con 25.800 euros para el 2018 y el mapeo web de avistamientos marinos como actividad complementaria a la pesquera extractiva (Proyecto Clean Beach) con 7.100 euros.

Trabajo e ilusión

Varios han sido los empresarios y entidades que se interesaron por ese anuncio de “el Galp obtiene 1.930.000 euros solo para empezar” que publicaba un periódico local el 16 de diciembre de 2016.

Tras ellos mucho trabajo para poder presentar proyectos interesantes y que cubrieran no solo las necesidades previstas para el municipio, sino también todas las exigencias que conlleva la presentación a unas ayudas públicas. Algunos de esos proyectos quedaron fuera por falta de tiempo o desarrollo, otros de forma directa por parte de la directiva del Galp por considerar que era mejor centrarse en los proyectos antes mencionados.

Sin convenio con la Generalitat
El Galp insistía hace unos días a este medio que estaban esperando la resolución de las ayudas

Hace tan solo unos días, desde la redacción de AQUÍ en Santa Pola nos poníamos en contacto con el GALP para conocer la situación de esas ayudas, solicitadas a principios de septiembre del año pasado. La respuesta fue que se seguía a la espera de la resolución por parte de la Consellería, pero que el plazo de la siguiente convocatoria llegaría no tardando mucho.

Según fuentes de la Consellería, a la que hemos tenido acceso desde este periódico, la realidad parece ser otra bien distinta y el GALP Bahía de Santa Pola no tiene convenio de colaboración con la Generalitat, como sí lo tiene otros: La Marina, La Plana y La Safor.

Las ayudas no llegarán porque el GALP Bahía de Santa Pola no tiene convenio suscrito en 2017 con la Generalitat, según fuentes de ésta

Esto quiere decir que las ayudas presentadas en el año 2017 quedarán denegadas, ya que no pueden ser ni tan siquiera estimadas, al incumplirse un requisito tan esencial como tener convenio para dicha convocatoria con la Generalitat.

Igualmente, consultado sobre las nuevas convocatorias, éstas todavía están pendientes de realizarse y será entonces cuando el Galp Bahía de Santa Pola, si cumple con los requisitos, podrá adherirse al convenio para solicitar este tipo de ayudas.

Desacuerdo
Guardamar y Santa Pola han tenido un enfrentamiento casi continuo en lo referente a este tema

Durante todo el proceso han sido continuos los enfrentamientos y desacuerdos entre las dos localidades del GALP: Santa Pola y Guardamar. Este constante rifi y rafe ha llevado constantemente a la separación de ambas poblaciones en lo referente a este proyecto.

Hace unas semanas era desde el ayuntamiento de Guardamar del Segura desde donde se nos garantizaba que ellos al final no habían firmado su presencia en ningún GALP.

Ahora quedan las reclamaciones, en el supuesto que no se esté de acuerdo con esa falta de ayudas, pero eso ya será otra historia.

Artículo de Ángel Fernández y Eva Martínez
Desde los 14 años dedicado a esta profesión del periodismo en la que ha ejercido en todos los niveles, desde corresponsal a editor. En la actualidad es el director de los medios de comunicación AQUÍ.