La asociación Somos Humanymal implementa en Santa Pola un programa de lectura facilitada con perros

El programa se ha llevado a cabo en el CEIP Vicenta Ruso y en el centro de día municipal para menores Pablo Iglesias

- Escrito el 01 mayo, 2018, 5:42 am
7 mins

La asociación Somos Humanymal implementa en centros educativos y bibliotecas el programa R.E.A.D. de lectura facilitada con perros para mejorar las habilidades de lectura de los niños y niñas mediante la intervención de perros especialmente entrenados para leer con ellos. Santa Pola es uno de los municipios pioneros en este tipo de talleres.

El objetivo del proyecto R.E.A.D. es motivar a niños y niñas a leer, trabajando dificultades relacionadas con el ámbito académico, especialmente en torno a las habilidades lectoras, sin olvidar el trabajo sobre la autoestima, la seguridad o la percepción de sus propias capacidades. “La incorporación de perros de lectura también es una herramienta muy buena para favorecer la inclusión con el grupo de iguales, para empoderar más a los niños. Hay algunos que tienen una autoestima muy frágil porque tienen trayectorias de fracaso escolar prolongadas. Funciona muy bien este método porque empiezan a ser vistos de otra manera en el propio centro”, explica Natalia Pérez, directora, terapeuta y coordinadora del proyecto Perros y Letras R.E.A.D. Alicante.

Los talleres se han llevado a cabo en el CEIP Vicenta Ruso desde principios de año. Se han realizado 7 sesiones de lectura con 6 alumnos del centro de entre 6 y 11 años. Por otro lado, en el centro de día municipal para menores Pablo Iglesias, se están llevando a cabo estos mismos talleres con otros 6 niños que finalizarán en el mes de junio.

Las actividades son específicas para cada niño y se potencian, entre otras habilidades, la conciencia fonológica, la fluidez y la creatividad. Cada niño lee siempre con el mismo perro, trabajando desde el vínculo con la mascota, así como con el profesional que lo acompaña. Todos los profesionales tienen titulaciones superiores en el ámbito educativo, como Psicología, Pedagogía o Magisterio. En ningún caso son adiestradores de perros. No obstante, tanto ellos como los perros cuentan con una certificación de equipos de lectura y son evaluados cada dos años.

El programa R.E.A.D. busca ser una herramienta de apoyo para el profesorado. “Hay niños y niñas en pleno proceso de adquisición de la lectura, a pesar de encontrarse en cursos de primaria en los que ya deberían haberla adquirido. Lo que hacemos es reforzar

el trabajo que se hace desde el área de audición y lenguaje, de educación especial. Siempre muy coordinado con los tutores de curso porque intentamos trabajar aquellos aspectos que ya se están trabajando desde el centro educativo. Normalmente los centros nos pasan primero información de cada alumno y sabemos qué problemática presenta, qué se está trabajando y a partir de ahí lo que hacemos es complementar este trabajo”.

El próximo curso, la asociación impartirá un programa de interculturalidad, ya que estos talleres de lectura individual inciden a su vez en el resto de escolares, favoreciendo la aceptación de la diversidad. Estos talleres estarán asistidos con perros de terapia, preparados para trabajar con grupos, al contrario que los perros de lectura, acostumbrados al trabajo individualizado.

El programa R.E.A.D. (Reading Education Assistance Dogs) fue creado en el año 1999 en Estados Unidos, y cuenta con más de 5.000 equipos en todo el mundo. En la provincia de Alicante, Santa Pola es uno de los municipios pioneros en la implantación de este tipo de programas y colabora activamente con la asociación.

Tanto la concejala de Educación, María Dolores Tomás, como la alcaldesa del municipio, Yolanda Seva, han mostrado su ilusión y deseo de continuidad con este proyecto y con el resto de actividades de Humanymal. “Nosotros ya somos pioneros en la relación que tenemos con Humanymal. Desde el principio la colaboración ha sido absoluta porque creemos que es uno de los proyectos más interesantes que habíamos tenido la ocasión de tener encima de la mesa y no queríamos desaprovechar la ocasión de ampliar nuestra relación con ellos”, ha explicado la alcaldesa.

Este año, Humanymal llevará a cabo además la segunda edición de su escuela de verano ‘Emocionadogs’, un programa coordinado con los Servicios Sociales municipales. El año pasado en esta misma escuela se formó a varios jóvenes como guías caninos de perros de terapia, los cuales asistieron posteriormente a un centro geriátrico a realizar prácticas con personas mayores. Este año, 4 de estos jóvenes tendrán su primera oportunidad de inserción en el mercado laboral. “Es una intervención también de corte ocupacional. Algunos vienen de trayectorias de fracaso escolar con muchísimas problemáticas añadidas. Ven de repente que son protagonistas de algo muy positivo que ayuda a otras personas y además los involucramos mucho en temáticas de protección animal, desarrollando campañas en contra del abandono de animales o de las fiestas populares con animales”, cuenta la coordinadora. “Tenemos la suerte de que aquí hay una apertura y una apuesta por los programas que funcionan y en los que se ven buen resultado. La respuesta fue muy positiva. No es habitual, no todos los ayuntamientos están dispuestos a hacer una apuesta tan fuerte como la que se ha hecho aquí. Y de ahí que hayan llegado estas dos convocatorias y estemos planteando otras futuras”.