La carretera Elche-Santa Pola se convertirá en una Vía Parque de cuatro carriles con una inversión de 12 millones de euros

La Conselleria de Obras Públicas inicia las obras de duplicación de la calzada entre el antiguo Mesón Las Torres y la Vereda de Sendres

- Escrito el 19 septiembre, 2018, 8:19 am
5 mins
El alcalde de Elche destaca que estas obras “van a solucionar el histórico problema de las comunicaciones entre ambas ciudades”
La consellera de Obras Públicas anuncia en la zona donde se está trabajando que la actuación se hará “ininterrumpidamente” por fases

“Es muy positivo que se comience a avanzar de forma decidida en la resolución del problema que históricamente han supuesto las comunicaciones entre Elche y Santa Pola. La carretera de Santa Pola ha sido siempre un foco de siniestralidad y de inseguridad vial que se ha visto atenuado con nuevas rotondas, pero es muy positivo que comience la primera fase de la duplicación de la calzada y de este proyecto de construcción de una Vía Parque que una Elche y Santa Pola y que permita una comunicación segura entre dos ciudades que tenemos una intensa relación y en la que hay un movimiento de unos 17.000 vehículos diarios”, señaló el alcalde de Elche, Carlos González, durante la visita a las obras de la primera fase del proyecto en compañía de la conselllera de Obras Públicas, María José Salvador, en la zona del antiguo mesón Las Torres.

El proyecto de desdoblamiento de la carretera Elche-Santa Pola supondrá una inversión de unos 12 millones de euros y se convertirá en una Vía Parque de 10 kilómetros con dos calzadas de dos carriles cada una, separadas por una mediana de 1,20 metros de ancho con alumbrado, un carril ciclopeatonal de tres metros de ancho en una de las márgenes y paradas de trasporte público.

Además del alcalde de Elche y de la consellera han visitado las obras la alcaldesa de Santa Pola, Yolanda Seva; el director general de Obras Públicas, Carlos Domingo; los concejales de Urbanismo y de Movilidad del Ayuntamiento de Elche, José Manuel Sánchez y Esther Díez, respectivamente; entre otras autoridades y técnicos de las distintas administraciones públicas.

Según el alcalde de Elche “es una obra muy necesaria para ambos municipios, largamente reivindicada; durante muchos años la Generalitat no ha cumplido sus compromisos, pero hemos encontrado ahora una consellera a la que se le planteó en la primera entrevista que tuvimos la necesidad de actuar en esta carretera y vemos con satisfacción como está en obras el primer tramo y pronto va a comenzar la actuación en el segundo”.

Para la alcaldesa de Santa Pola “es una carretera que los dos municipios hemos intentado que se mejorase y nunca se nos ha escuchado, cuando la siniestralidad era muy alta. Es el único acceso entre Elche y Santa Pola y tenemos que agradecer a la consellera que nos haya escuchado y que estemos por la labor de tener vías más seguras”.

Por su parte, la consellera destacó que las obras se van a ejecutar “ininterrumpidamente” en fases y van a consistir en el desdoblamiento de la vía y el cierre de las actuales rotondas partidas para “mejorar las condiciones de circulación y los niveles de seguridad vial de un eje que soporta en la actualidad un tráfico elevado”.

Presupuesto y fases

Las obras de esta primera fase desde el antiguo Mesón Las Torres hasta la Vereda de Sendres cuentan con un presupuesto de 1,5 millones de euros y un plazo de ejecución de 18 meses que, según los técnicos, se puede acortar considerablemente. El tramo desde la Vereda de Sendres hasta la glorieta de Valverde ya está redactado y cuenta con el informe favorable de supervisión. En este momento la Conselleria está preparando el expediente de licitación de la obra que está incluida en el presupuesto de 2018 con un importe de unos dos millones y medio de euros.

La tercera fase se está finalizando la redacción del proyecto y la obra se ha incluido en el presupuesto de 2019 con un montante de 2,2 millones de euros. Y resto de los tramos, en dirección a Elche, se acometerán en distintas fases.