‘La Catedral de las seis cuerdas’ se estrena el 21 de septiembre en el ADDA

Gran producción documental sobre la historia de la guitarra española, un instrumento muy vinculado a la provincia de Alicante

- Escrito el 04 septiembre, 2018, 1:00 pm
8 mins

El pasado mes de julio la Orquesta de Jóvenes de la Provincia de Alicante (OJPA) lograba el primer premio en el Summa Cum Laude Festival celebrado en Viena. Era ya la tercera vez que se alzaban con el triunfo en este festival, fundado en 2007. Por si fuera poco, la orquesta OJPA Aspirantes (compuesta por niños) alcanzó el segundo puesto en su categoría.

Aprovechando estos éxitos, la Diputación de Alicante presentó oficialmente el nuevo documental ‘La catedral de las seis cuerdas’ en el Hotel Imperial de la capital austriaca. Se trata de una producción dirigida por el cineasta Domingo Rodes, que repasa la historia de la guitarra española y reivindica su relación con nuestra provincia. Su estreno oficial tendrá lugar el próximo 21 de septiembre en la sala sinfónica del Auditorio Provincial (ADDA).

Orígenes
La teoría más extendida es que la guitarra española fue un invento árabe durante la Edad Media

Hay varias teorías al respecto muy diversas, pero la popularmente más expandida dice que la guitarra española fue un invento árabe durante la época de dominación musulmana en la Península Ibérica. Su nombre original vendría de la palabra árabe qīṯārah.

Aún así existen algunos otros estudios que versan sobre la posibilidad de que este instrumento estuviera ya presente en la Hispania romana, e incluso que pudiera haber llegado a nuestra península desde tierras tan lejanas como Turquía o la India.

Fuera como fuese, desde la Edad Media hasta la Edad Moderna la guitarra española evolucionó y se popularizó enormemente en nuestro país. La primera obra que se conserva, compuesta específicamente para este instrumento, es del manchego Alonso Mudarra, publicada en la Sevilla del siglo XVI. Unos 50 años después, en Barcelona aparecería el primer manual conocido para tocar la guitarra, obra de Juan Carlos Amat.

Primeros alicantinos

Con el paso de los años la guitarra española se popularizó como uno de los instrumentos más exitosos del mundo, especialmente en América Latina. Nuestra provincia no fue menos, y también dio guitarristas de gran fama, sobre todo a partir del siglo XIX.

Aunque nacido en Villarreal, podemos considerar a Francisco Tárrega como uno de los grandes precursores de la guitarra en la provincia alicantina. El genial músico residió durante una temporada en nuestra tierra, e incluso conoció aquí a su esposa, la noveldense María Rizo.

Sin duda Tárrega influyó al que quizás fuera nuestro primer gran guitarrista, Quintín Esquembre. Originario de Villena, se convirtió en un gran referente de la zarzuela y el pasodoble de la época. Quizás su obra más famosa fue La Entrada dedicada a los Moros y Cristianos de su localidad.

José Luis González
Andrés Segovia fue maestro de los dos grandes guitarristas alicantinos del siglo XX: José Luis González y José Tomás

Ya en el siglo XX, José Luis González vino al mundo en Alcoy y se convirtió en discípulo del célebre Andrés Segovia. Junto a su maestro recorrieron medio mundo (Australia, Japón…) internacionalizando la guitarra española.

En los años 70 José Luis decide retornar a su localidad natal, donde abriría una escuela de guitarra internacional a la que llegaron alumnos de todo el mundo. La fama del músico alcoyano creció como la espuma, y su nombre llenó conciertos en lugares como Japón, Gran Bretaña, Alemania, Francia, Italia, Islandia o Taiwan.

La provincia de Alicante se convirtió durante los años 70 y 80 en un lugar referente de guitarristas a nivel mundial

El ilustre maestro abandonaría este mundo antes de tiempo debido a una muerte repentina en Madrid, donde también impartía clases. Pero su talento convirtió a Alcoy y la provincia alicantina en un lugar referente de la guitarra española a nivel mundial, un mérito al que también contribuyó considerablemente su contemporáneo José Tomás Pérez.

José Tomás Pérez

Alumno del ilustre pianista Óscar Esplá, nació en Alicante en 1934 y acabó convirtiéndose en el más prestigioso guitarrista de la historia de esta ciudad.

El andaluz Andrés Segovia también lo adoptó como su discípulo, y en 1961 José Tomás lograría ganar el Concurso Internacional que su propio maestro había fundado. Su fama también se extendió por todo el mundo, hasta el punto que muchos guitarristas internacionales venían a visitarle a Alicante para recibir sus lecciones.

Fue además un gran estudioso de la historia, colaborando a recuperar y transcribir obras musicales perdidas del Barroco y el Renacimiento. Quizás por lo que más se le recuerda, en el mundo de la música, es por inventar la guitarra de ocho cuerdas, más parecida al laúd y por tanto mucho más idónea para interpretar música medieval.

Futuro

Aunque los años dorados de la guitarra española en Alicante quedaron atrás, su espíritu aún perdura en muchos otros maestros contemporáneos como Ignacio Rodes, en agrupaciones como la OJPA y en el Máster en Interpretación en Guitarra Clásica de la Universidad de Alicante por el que pasan cada año estudiantes de todo el mundo.

El documental ‘La catedral de las 6 cuerdas’ ahonda en toda esta historia a través de seis capítulos. El primero está dedicado a los orígenes del instrumento, mientras que el segundo cuenta las biografías de grandes intérpretes como los citados Tárrega o Segovia. A éste le seguirá otro espacio para algunas jóvenes promesas.

Los siguientes capítulos versan sobre el citado Máster de la UA; la simbiosis entre la guitarra clásica, flamenca y eléctrica; para cerrar con un análisis sobre el ‘Concierto de Aranjuez’, considerado obra cumbre universal de este instrumento.