La Conselleria de Medio Ambiente revoca la autorización para cazar pajarillos

AHSA considera inadmisible que el Consell incumpla la legislación y solo rectifique bajo la amenaza de sanción de la UE

- Escrito el 20 agosto, 2018, 12:00 pm
3 mins

El pasado 28 de julio la Dirección General del Medio Natural emitió una resolución por la que se establece la no autorización de capturas anuales de fringílidos en la Comunidad Valenciana, revocando la orden 20/ 2016 del 28 de julio de la Consellería de Medio Ambiente, por la cual se autorizaba la captura, tenencia y cría de aves fringílidas, para la participación en concursos de canto, hasta el 31 de diciembre de 2018.

La Asociación de Amigos de los Humedales del Sur de Alicante (AHSA) considera inadmisible que el Consell haya permitido hasta el último día la caza de millares de pajarillos actuando solamente cuando la Comisión Europea da un ultimátum para que se prohíba definitivamente en España la captura de fringílidos (pardillos, jilgueros, verdecillos, verderones, lúganos, canarios y pinzones) del medio natural, apurando así los dilatados plazos de los procedimientos administrativos comunitarios ya que el ultimátum venció el pasado 17 de julio.

AHSA señala que la autorización, ahora rescindida, fue emitida cuando Bruselas, tras largas investigaciones iniciadas en 2011, ya había instado al Gobierno español a que paralizara la captura de pájaros y que pocas semanas después inició un expediente sancionador por esta cuestión. Además, el grupo ecologista informa de que se estima que más de 2 millones de aves han sido capturadas desde que la Unión Europea inició sus investigaciones tras las denuncias presentadas por grupos conservacionistas.

Amigos de los Humedales recuerda que pese a que las especies afectadas se tratan de aves comunes, algunas de ellas se encuentran en franco retroceso, según reflejan los datos más recientes del Consejo Europeo de Censos de Aves (EBCC, 2015), donde se estima que el pardillo común sufre un declive del 67 % y el verdecillo de un 47 %. Aunque el verderón común ha experimentado un aumento del 14 % a largo plazo, actualmente sufre una

disminución a corto plazo de un 9 % y el pinzón vulgar, a pesar de haber experimentado un aumento del 7 % a largo plazo, actualmente sufre una disminución a corto plazo de un 4 %. En cuanto al jilguero común, que ha experimentado un aumento del 2 % a largo plazo, actualmente sufre una disminución a corto plazo de un 14 %.

Por último AHSA considera despreciable la práctica de condenar a la cautividad y a la muerte a millares de aves por el único motivo de que determinadas personas sienten un gran placer en capturarlas y encerrarlas en jaulas de por vida, y reivindica el derecho de la mayoría de disfrutar de las aves en libertad.