De la ingeniería a la cocina

Entrevista > Juan Cárdenas Gómez / Alumno de Dirección de Cocina (Santa Pola, 11-abril-1995)

- Escrito el 04 mayo, 2018, 11:00 am
4 mins
Juan Cárdenas, alumno del IES L’Aljub de Santa Pola, entre los diez alumnos de cocina más valorados de España por la prestigiosa escuela Cordon Bleu

Juan Cárdenas Gómez es de Santa Pola. Después de dos años estudiando ingeniería con muy buenas notas se dio cuenta de que realmente lo que le atraía era el mundo de la cocina.

Su padre, jefe de cocina, le ha enseñado a respetarla y sobre todo a disfrutarla

A cocinar empezó de pequeño, como si fuera un juego. Su influencia comienza en el bar-restaurante de sus abuelos donde pasaba los días correteando detrás de la barra y en la cocina, viendo a su abuela trabajar. Pero la mayor influencia fue su padre, jefe de cocina, que le ha transmitido sus conocimientos y su forma de entender la cocina, y le ha enseñado a respetarla y sobre todo a disfrutarla.

Su gran momento le ha llegado antes incluso de acabar sus estudios de Dirección de Cocina en el instituto L’Aljub de Santa Pola, después de pasar por la escuela de cocina Lope de Vega de Elche. Ha sido seleccionado en un concurso de la prestigiosa escuela Cordon Bleu, como unos de los diez mejores alumnos de España.

Mi profesor me propuso, junto a Elena, mi compañera, para concursar en el Premio Jóvenes Promesas. A los dos nos pareció una gran oportunidad y aceptamos.¿Cómo fue la selección para el concurso?

Para la selección, realizamos un vídeo sobre la receta de un solomillo y su ficha técnica. El 15% de la puntuación para pasar a la final dependía de la votación de la gente, pero el resto de la valoración de un jurado. Tras la votación, salimos elegidos diez concursantes de toda España.

¿Qué proyectos tienes en tu futuro laboral?
«Me gusta la cocina creativa, disfruto haciendo decoraciones de platos y buscando combinaciones de sabores y texturas»

En principio, quiero realizar el Máster para ser profesor y seguir formándome en el mundo de la cocina. Mi ilusión sería tener un restaurante pero, hoy por hoy, no sé si lo abriría, ya que no sabemos lo que nos queda por delante y pueden salir muchas otras oportunidades.

Me gusta la cocina creativa, disfruto haciendo decoraciones de platos y buscando combinaciones de sabores, texturas…

En mi casa, mi madre cocina a diario y, en los días libres de mi padre, cocinan juntos. Yo en casa cocino solo cuando tengo tiempo, pero me gusta ver qué tengo en la nevera y sacar combinaciones de sabores que me parezcan interesantes para mis platos.

¿Qué tipo de restaurante o establecimiento te gustaría montar, si pudieras, en un futuro?

El tipo de restaurante sería de cocina de autor, con productos mayoritariamente del Mediterráneo y a ser posible de proximidad, aprovechando el gran producto que trae el puerto de Santa Pola. Contaría con 8 mesas, ya que no quiero mucho volumen de gente, para así poder dar un mejor servicio y que todos se fuesen satisfechos.

¿Cuál es tu plato favorito?

Filete de ternera a la pimienta con patatas o la pechuga de pollo empanada que me hacía mi abuela en el restaurante.

¿Y tu cocinero favorito?

Mi padre.