La lucha de cada verano

En verano se dispara la cifra de animales abandonados y las protectoras de animales, que se encuentran masificadas, tratan de dar solución a una situación insostenible

En verano se dispara la cifra de animales abandonados y las protectoras de animales, que se encuentran masificadas, tratan de dar solución a una situación insostenible

- Escrito el 25 julio, 2017, 4:24 pm
4 mins

Son muchas las personas que gozan de unas reparadoras vacaciones durante la etapa estival. La mayoría elige destinos turísticos para desconectar de la rutina, y durante unas semanas, se olvidan del trabajo, de las obligaciones y del estrés que todo ello conlleva. Pero en ocasiones, también se olvidan de sus mascotas. Para los más afortunados, las vacaciones de verano son toda una liberación. Sin embargo, para otros, los más indefensos, las vacaciones se convierten en una verdadera condena. En verano, el porcentaje de animales abandonados se multiplica y alcanza unas cifras escalofriantes.

La protectora ‘Proyecto Cuatro Patas’ de Santa Pola creó una campaña solidaria destinada a recaudar fondos para construir un refugio

Las protectoras de animales no dan a basto. A diario reciben llamadas de personas que no tienen dónde dejar a sus mascotas, por lo que deciden que es el momento de que “se busquen otra casa”. Muchos alegan que las obligaciones laborales les impiden ocuparse de ellos, y por ello, deciden entregarlos a las protectoras, quienes se encargan acogerlos y proporcionarles todos los cuidados mientras buscan un nuevo hogar para el animal. Lo que ocurre es que, en muchas ocasiones, las familias utilizan la excusa de las vacaciones para abandonar a sus mascotas, porque, tal y como afirma Helena Bonet, miembro de la Protectora de Animales ‘Proyecto Cuatro Patas’ de Santa Pola, “lo que buscan realmente es deshacerse de ellas porque se han convertido en un estorbo”.

El proyecto ‘Cuatro Patas’
«El proyecto sigue adelante y, gracias a las donaciones, se han vallado 400m² de los 13.000m² que se establecieron en el proyecto» (H. Bonet)

En verano es muy frecuente que las protectoras de animales encuentren camadas de perros y gatos, cuya madre ha sido abandonada. Muchos animales son encontrados en condiciones deplorables, encerrados en los patios de las casas, sin comida ni agua, expuestos al sol y rodeados de heces y suciedad. “A principios de verano recogimos a una perra preñada que había sido abandonada, tuvo 11 cachorros y nos ocupamos de que encontrasen un hogar”, narra Helena. Los cachorros son los que más facilidades tienen a la hora de encontrar una familia adoptiva, pero los perros y gatos adultos no tienen la misma suerte.

Suena descorazonador, pero las dos protectoras de animales que se encuentran en Santa Pola recibe una media de dos animales al día y, en verano, la cifra aumenta a tres o cuatro. Los refugios están masificados, no hay espacio suficiente para tantos animales y la situación se vuelve cada vez más insostenible. En la búsqueda de soluciones para cambiar esta situación, la protectora de animales ‘Proyecto Cuatro Patas’ creó una campaña solidaria destinada a recaudar fondos para construir un refugio en el que los animales puedan recibir todos los cuidados y la atención necesaria mientras se busca a una nueva familia para ellos. “El proyecto sigue adelante y gracias a las donaciones se han vallado 400m² de los 13.000m² que se establecieron en el proyecto”, afirma Helena.

Los voluntarios de la protectora buscan un hogar a los animales abandonados o con riesgo de exclusión, al tiempo que preparan campañas de sensibilización, de esterilización y de promoción del deporte con animales. No obstante, todavía queda mucho por hacer porque resulta imposible acoger a todos los animales abandonados y es imprescindible la concienciación de las personas para poner fin a esta desalentadora situación.