La provincia de Alicante despierta interés empresarial pese a su lenta recuperación

El presidente de INECA cree que es irrenunciable el apoyo a la innovación y a los sectores industriales y terciarios, para construir una férrea estructura de empresas digitales y digitalizadas

- Escrito el 09 septiembre, 2018, 8:00 am
9 mins
Los datos de la EPA reflejan una pérdida de peso del colectivo mejor formado y del de mayor experiencia que preocupa al Instituto

El Instituto de Estudios Económicos de la provincia de Alicante (INECA) ha presentado esta mañana los resultados del Informe de Coyuntura Socioeconómica de la provincia correspondiente al segundo trimestre de 2018. En un primer análisis, el informe revela que la provincia continúa avanzando, que el progreso ha sido notable y que, en líneas generales, nos acercamos al ritmo de crecimiento medio del país, -dentro de un contexto de desaceleración del crecimiento económico nacional.

El presidente de INECA, Rafael Ballester, ha explicado que el tejido productivo de la provincia de Alicante ha experimentado en este primer semestre del año un buen comportamiento, tanto respecto al mismo periodo del año pasado como con el conjunto de España. “Parece que se ha vuelto a despertar el interés empresarial en la provincia, algo que nos lleva a ser positivos en la tendencia del año. Se está produciendo un aumento del tamaño medio empresarial y que además de crecer, lo hace a un ritmo mayor que la media de España y esta variable es altamente positiva”.

Estos datos son insuficientes para acortar distancias con la media de España. No obstante nos sirven para mantener la puerta abierta a una recuperación del ritmo y a mejorar en indicadores importantes como son el empleo y las exportaciones.

Al respecto, el director de Estudios, Francisco Llopis, ha explicado que las sociedades mercantiles constituidas durante el primer semestre se han incrementado un 3% cuando en el conjunto del territorio nacional apenas ha variado. La provincia representa el 5,1% de las nuevas sociedades creadas en España. Junto a este dato positivo, Llopis también ha resaltado que la disolución de sociedades se ha reducido en un 4,6%.

En esta línea positiva, el director de Estudios de INECA ha recordado que se mantiene el crecimiento en el número de cotizantes a la seguridad social, aspecto que permite un aumento del tamaño medio empresarial que en junio de 2018 se sitúa en 7,96 trabajadores por empresa, cuando en 2015 era de 7,25, es decir, un 9,79% más.

Para Ballester, “la provincia tiene que afianzar este impulso para volver a tomar la iniciativa en España, y seguir siendo una provincia de referencia. En INECA consideramos que tenemos una oportunidad que no se puede desaprovechar”.

En el otro lado de la balanza, INECA destaca que en la provincia no mejora de forma significativa la contratación indefinida, y el número de desempleados no se reduce al ritmo que se debería. En particular, el paro registrado presentó en junio una reducción del 5%, el menor descenso de los últimos 4 años, y se ha dejado de mantener la tasa de descenso del 7-8%, y la tendencia es que vamos hacia porcentajes más pequeños.

El presidente de INECA ha mostrado su preocupación al respecto porque “los alicantinos no nos podemos conformar con un paro del 15,6%, según la EPA. Por ello es necesario un impulso por parte de todos los agentes. De lo contrario estaremos sometidos a la inercia, o lo que es peor, a la deriva”.

Turismo y exportación, preocupantes

Llopis ha manifestado su preocupación por el sector turístico porque se ha producido un descenso de las pernoctaciones de extranjeros y nacionales. Quizás el aumento de la oferta turística en otras áreas del Mediterráneo, la estabilidad política de la zona, y la facilidad de las comunicaciones, haya producido un cierto desplazamiento de turistas habituales en nuestra región hacia otros territorios más competitivos.

En referencia al comercio exterior, nos preocupa nuestra posición respecto al resto de España. La brecha respecto a España crece año a año. En 2016, representábamos el 2% de España y dos años después, estamos en el 1,89%, y seguimos sin disponer de una oferta productiva competitiva para mejorar nuestra presencia exterior.

En lo que respecta a las Finanzas, Alicante presenta como principal punto a destacar un incremento de depósitos y fondos claramente significativo desde septiembre de 2017. Este incremento es del orden de unos 5.700 millones de euros, procedentes posiblemente de fondos y depósitos de Cataluña que ahora se computan en la provincia de Alicante. Además, el incremento de la actividad comercial ha contribuido de manera notable a mejorar esta cifra, según nos confirman desde fuentes bancarias.

Población activa preocupante

Igualmente, Ballester ha manifestado su preocupación por los datos de población activa  analizados en este Informe, ya que revelan una pérdida de peso en el conjunto nacional. El colectivo, supuestamente con mayor formación, que es el grupo de 20 a 24 años, y el de mayor edad y más experiencia (mayores de 55 años), ocupan menos peso en la población activa de la provincia de Alicante. Esta brecha creció en los años más intensos de la crisis y tras recuperarse ha vuelto a repetirse esta tendencia. “En INECA nos preocupa que la experiencia y la formación cualificada no tengan cabida suficiente en nuestro tejido productivo”, ha puntualizado el presidente.

La provincia de Alicante sigue presentando un tejido productivo robusto y dinámico, inmerso en una sociedad que no ha perdido el espíritu emprendedor. No obstante, el sector empresarial debe adaptarse a las nuevas condiciones del mercado, y el retraso en esta tarea parece complicar la relación con proveedores y clientes, e incluso con los competidores.

La regeneración empresarial es necesaria para desarrollar el potencial económico de la provincia. Una vez más, los datos implican una necesaria y pendiente profesionalización de un número importante de nuestras empresas, acompañada de la justa remuneración de sus empleados. La suma de estas tareas permitirá sin duda obtener el máximo potencial del talento y capacidades de los alicantinos, e incluso atraer el mejor capital humano de otras regiones.

Curiosamente, el segundo trimestre de 2018 ha dejado uno de los mejores indicadores INECA de los últimos años, pero sería irresponsable despreciar las alertas que nos llegan vía turismo y pérdida de talento. El presidente de INECA ha valorado que “a todos nos compete la recuperación global y para lograrla debemos saber contextualizar. Por todo ello, es irrenunciable el apoyo a la innovación y a los sectores industriales y terciarios vinculados a la misma, para construir una férrea estructura de empresas digitales y digitalizadas en la provincia de Alicante”.

Los artículos firmados por redacción son aquellos remitidos por terceros para su publicación en el diario digital AQUÍenSantaPola.com