La vendimia en tierras alicantinas se prolonga todo este mes debido a la sequía y a variedades tardías

Se trata de cepas que se han hecho fuertes aguantando el calor y las sequías, lo que las otorgan unas características más resistentes frente a otras zonas de España

- Escrito el 03 octubre, 2017, 4:24 pm
7 mins

La vendimia en tierras alicantinas es de las más prolongadas en el tiempo en España. Comenzó a finales de julio y aún seguirá, al menos, durante este mes de octubre. Esto ocurre debido a la climatología y a algunas variedades como la monastrell, que es la más abundante en las comarcas alicantinas. Se trata de una variedad tardía que puede sobremadurar en cepa si las condiciones meteorológicas lo permiten.

La diferencia entre la monastrell alicantina, frente a otras comarcas vecinas, es su versatilidad a la hora de combinarse con otras variedades, gracias al suelo en el que crecen, y su sabor puede variar según la zona en la que se encuentre.

Pero Alicante es también tierra de otras uvas. La zona más extensa es la Ribera del Vinalopó donde la monastrell comparte viñedos con otras variedades. La segunda es la zona de la Marina, mucho más pequeña y donde domina el terreno la uva moscatel, que necesita un clima más húmedo para crecer.

Pero también hay otras como la syrah, merlot o tempranillo, y uvas blancas de la Marina Alta como chardonnay o merseguera, habituales en los vinos con denominación de origen en la provincia.

Manteniendo la calidad

Según el gerente del Consejo Regulador Vinos de Alicante, Eladio Martín, “Este año la sequía ha sido extrema y la uva ha madurado antes tras un invierno seco que ha aportado a la uva muy poca agua. Lo bueno es que la lluvia de final de agosto ha sido intensa y abundante y le ha dado un respiro y un impulso en el último momento, lo que ha normalizado el grano y le ha dado más humedad.”

Se espera recoger aproximadamente 35 millones de kilos de uva, lo que se traduce en 14 millones de litros de vino

La calidad no se va a ver resentida, según el gerente del Consejo Regulador, ya que son uvas que están adaptadas a esta situación que suele repetirse en mayor o menor medida cada año.

En esta Vendimia se espera recoger aproximadamente 35 millones de kilos de uva, lo que se traduce en 14 millones de litros de vino que irán distribuidos por toda España, donde se queda el 75% de la producción. Este año las ventas exteriores han sorprendido ya que China se ha convertido en el principal comprador, dejando detrás a Alemania que hasta ahora era el primer consumidor de nuestros vinos. Concretamente han aumentado sus compras en un 23% respecto al año pasado, lo que supone unas ventas de 57.500 litros.

Conocer las bodegas
Las ventas exteriores han sorprendido convirtiendo a China en el principal comprador

En la provincia de Alicante están repartidas 39 bodegas y 16 cooperativas. Visitar las Bodegas y su entorno es la mejor manera de conocer los vinos de Alicante, especialmente a través de la Ruta del Vino Alicante.

El turismo enológico está de moda en España, y Alicante no iba a ser menos. Hay dos bodegas que han convertido en un aliciente turístico la vendimia con actividades como la pisada de la uva, gastronomía y espectáculos. Es el caso de Faelo en Elche y Santa Catalina en Monóvar.

Tal y como nos cuenta Eladio Martín, “la uva que ahora se recoge la podremos probar transformada en vino a partir de diciembre en cuanto a los vinos blancos, y con respecto a los tintos habrá que esperar un poco mas dependiendo de si son jóvenes, de barrica o reserva.“

Por lo tanto, estas próximas navidades en la mesa tendremos el vino correspondiente a otras cosechas anteriores. Según el gerente las añadas de los últimos años han sido calificadas por el Consejo Regulador como:

  • 2012 calificación Muy Buena
  • 2013 calificación Buena
  • 2014 calificación Muy Buena
  • 2105 calificación Muy Buena
  • 2016.calificación Excelente
Cepas acostumbradas a la sequía

El cultivo de la vid y la elaboración de vinos en la provincia de Alicante se remonta al siglo VI antes de Cristo. Los restos arqueológicos del poblado íbero de Benimaquia son prueba de ello. Todas las civilizaciones que se han asentado en estas tierras han alabado las especiales condiciones que tiene Alicante para cosechar vinos de calidad. La materia prima con la que se elaboran los vinos se encuentran únicamente en las viñas de Alicante. En ningún otro lugar se dan las condiciones de luz, calor, humedad y cualidades del suelo que se dan aquí para que crezcan las plantas de vid. Son cepas que se han hecho fuertes aguantando el calor y las sequías, lo que les otorgan unas características más resistentes a las de otras zonas de España.

Los suelos de la Denominación de Origen Protegida son arenosos y tienen por tanto una textura apta para el cultivo de la vid. Son suelos con gran permeabilidad que facilitan el drenaje y evitan la retención de agua. De esta forma se evita la proliferación de hongos, tan temida por los cultivadores de la uva. Son suelos favorecedores para el cultivo de la vid, según se desprende del informe publicado por el Grupo de Investigación Aplicada en Agroquímicos y Medio Ambiente de la Universidad Miguel Hernández.