Las playas de Santa Pola se preparan para recibir a los miles de turistas que las visitarán este verano

Las playas de Santa Pola ya están a punto para recibir a los miles de turistas que, como cada año, abarrotaran la localidad marinera. Pero este año la puesta a punto está costando más de lo habitual por un añadido que tiene preocupados a los responsables municipales: las algas. No se recuerda un año con tanta cantidad de algas como este y ya se considera como una invasión que se cuenta por toneladas. No se recuerda un año con tanta cantidad de algas como este Según Mercedes Landa, edil de turismo, “no es un año normal y nos está costando verdaderos esfuerzos acometer esta limpieza porque hay zonas en las que se vuelven a acumular con una velocidad no vista antes”. El coste económico es también motivo de preocupación. Temporal de invierno Parece ser, según los técnicos municipales, que el motivo inicial de esta invasión fue el temporal de lluvia y viento que se produjo en varias ocasiones este invierno y que las arrastro hasta la orilla. «Para su limpieza hemos tenido que añadir de las arcas municipales 100.000 euros» (M. Landa) “El problema es que este tipo de limpiezas, con cantidades tan grandes, no está contemplado en el pliego de condiciones con la empresa de limpieza (Urbaser) y hemos tenido que añadir de las arcas municipales más de 100.000 euros”. Pero el problema mayor es que se vuelven a reproducir y hay zonas que ya están igual o peor que antes de comenzar la limpieza. Las más afectadas son las zonas de Vatasa y Santiago Bernabéu. Si habitualmente se recogen por estas fechas unos siete mil metros cúbicos, este año en solo tres meses se han recogido ya veinte mil, y están ya para recoger otra vez. Bandera azul Desde Turismo se ha pedido ayuda a Costas para buscar una solución frente a este problema, con el fin de que no enturbie la buena imagen y calidad de unas playas que, un año más, han obtenido Bandera Azul en su casi totalidad. “A excepción de Gran Playa y Playa Lisa que nunca las pueden conseguir por tener edificaciones en la arena”, afirma Landa. Premiadas como siempre han sido las de Santa Pola del Este, Tamarit, Levante, Santiago Bernabéu y Varadero. Especial atención se está teniendo con la Cala D’Els Gossets, pionera en playas de estas características apta para perros, donde además se analiza la arena obteniendo excelentes resultados. Según Mercedes Landa, “los usuarios que acuden con sus perros a esta playa son muy cuidadosos en el control e higiene de sus animales y no se ha producido el más mínimo problema hasta la fecha”. El verano pasado en esta zona se contabilizaron más de cinco mil perros, y solo en la pasada Semana Santa casi quinientos. La Cala Déls Gossets, además, tiene vigilancia para comprobar que todos los perros estén debidamente vacunados e identificados con microchip, así como para velar por la seguridad de quienes disfrutan de esta playa. Novedad son los puestos de socorro con material desfibrilador y personal para atender a bañistas con discapacidad Atención sanitaria Otra de las novedades de este verano en Santa Pola es que los puestos de socorro contarán entre su material con desfibriladores y con personal sanitario capacitado para su utilización, así como para poder atender a bañistas con discapacidad física o intelectual. “Nuestra prioridad es la seguridad del usuario”, nos dice la edil. También, por causa del temporal de este invierno, se están reponiendo lavapiés y accesos que habían resultado afectados. En cuanto a las previsiones de ocupación de las plazas hoteleras, ésta es del 100% en temporada alta debido, entre otras cuestiones, a las escasas 400 plazas de las que dispone el municipio. Santa Pola es sobre todo turismo de apartamento. A pesar del interés municipal, hasta la fecha no hay ninguna cadena hotelera que se haya decantado por instalarse en la localidad. Post Views: 803

La puesta a punto está costando más por la invasión de algas

- Escrito el 03 junio, 2017, 12:53 pm
5 mins

Las playas de Santa Pola ya están a punto para recibir a los miles de turistas que, como cada año, abarrotaran la localidad marinera. Pero este año la puesta a punto está costando más de lo habitual por un añadido que tiene preocupados a los responsables municipales: las algas. No se recuerda un año con tanta cantidad de algas como este y ya se considera como una invasión que se cuenta por toneladas.

No se recuerda un año con tanta cantidad de algas como este

Según Mercedes Landa, edil de turismo, “no es un año normal y nos está costando verdaderos esfuerzos acometer esta limpieza porque hay zonas en las que se vuelven a acumular con una velocidad no vista antes”. El coste económico es también motivo de preocupación.

Temporal de invierno

Parece ser, según los técnicos municipales, que el motivo inicial de esta invasión fue el temporal de lluvia y viento que se produjo en varias ocasiones este invierno y que las arrastro hasta la orilla.

«Para su limpieza hemos tenido que añadir de las arcas municipales 100.000 euros» (M. Landa)

“El problema es que este tipo de limpiezas, con cantidades tan grandes, no está contemplado en el pliego de condiciones con la empresa de limpieza (Urbaser) y hemos tenido que añadir de las arcas municipales más de 100.000 euros”.

Pero el problema mayor es que se vuelven a reproducir y hay zonas que ya están igual o peor que antes de comenzar la limpieza. Las más afectadas son las zonas de Vatasa y Santiago Bernabéu. Si habitualmente se recogen por estas fechas unos siete mil metros cúbicos, este año en solo tres meses se han recogido ya veinte mil, y están ya para recoger otra vez.

Bandera azul

Desde Turismo se ha pedido ayuda a Costas para buscar una solución frente a este problema, con el fin de que no enturbie la buena imagen y calidad de unas playas que, un año más, han obtenido Bandera Azul en su casi totalidad. “A excepción de Gran Playa y Playa Lisa que nunca las pueden conseguir por tener edificaciones en la arena”, afirma Landa. Premiadas como siempre han sido las de Santa Pola del Este, Tamarit, Levante, Santiago Bernabéu y Varadero.

Especial atención se está teniendo con la Cala D’Els Gossets, pionera en playas de estas características apta para perros, donde además se analiza la arena obteniendo excelentes resultados. Según Mercedes Landa, “los usuarios que acuden con sus perros a esta playa son muy cuidadosos en el control e higiene de sus animales y no se ha producido el más mínimo problema hasta la fecha”.

El verano pasado en esta zona se contabilizaron más de cinco mil perros, y solo en la pasada Semana Santa casi quinientos.

La Cala Déls Gossets, además, tiene vigilancia para comprobar que todos los perros estén debidamente vacunados e identificados con microchip, así como para velar por la seguridad de quienes disfrutan de esta playa.

Novedad son los puestos de socorro con material desfibrilador y personal para atender a bañistas con discapacidad

Atención sanitaria

Otra de las novedades de este verano en Santa Pola es que los puestos de socorro contarán entre su material con desfibriladores y con personal sanitario capacitado para su utilización, así como para poder atender a bañistas con discapacidad física o intelectual. “Nuestra prioridad es la seguridad del usuario”, nos dice la edil. También, por causa del temporal de este invierno, se están reponiendo lavapiés y accesos que habían resultado afectados.

En cuanto a las previsiones de ocupación de las plazas hoteleras, ésta es del 100% en temporada alta debido, entre otras cuestiones, a las escasas 400 plazas de las que dispone el municipio. Santa Pola es sobre todo turismo de apartamento. A pesar del interés municipal, hasta la fecha no hay ninguna cadena hotelera que se haya decantado por instalarse en la localidad.