Los chiringuitos terminan su verano más revuelto

También hay denuncias sobre posibles irregularidades en una barraca de las Fiestas

- Escrito el 05 septiembre, 2018, 6:34 pm
16 mins

La temporada alta empezó con polémica y no ha terminado ni mucho menos en calma. El asunto de los chiringuitos de Santa Pola ha traído una gran cola, dejando unas estructuras completamente cambiadas, algunos establecimientos cerrados durante todo el verano y un intercambio de críticas constante entre la Concejalía de Turismo y la oposición política.

En AQUÍ en Santa Pola hemos querido hacer balance de todo lo ocurrido, y analizar si en los próximos veranos el problema persistirá o si por el contrario volveremos a ver a los chiringuitos que tanto caracterizan a este municipio funcionando de manera habitual.

Nuevo pliego

En diciembre de 2017 vencieron los plazos de concesión de los chiringuitos santapoleros. El Ayuntamiento aprovechó la ocasión para redactar un nuevo pliego que asegurara una nueva renovación estética de los establecimientos.

Lo cierto es que el tiempo se echó encima, la Semana Santa llegó y aún no había pliego definitivo. El primer texto aprobado fue sometido a diversas alegaciones por parte de algunos antiguos concesionarios, pues consideraban que la cantidad de inversión necesaria y las condiciones exigidas eran muy desfavorables para la viabilidad del negocio.

Carmen Molina, antigua concesionaria de ‘El Ancla’, nos aseguraba que “yo conozco este negocio desde hace 39 años, y se perfectamente que con esta inversión y ese número de mesas tan reducido no es rentable”, en una entrevista realizada por este periódico en julio.

Chiringuitos abiertos y cerrados
Finalmente han abierto cinco chiringuitos desde julio, y se espera que el sexto abra este septiembre

Finalmente han sido cinco los chiringuitos que han podido abrir, desde mediados de julio. Éstos están ubicados en las playas urbanas de Santiago Bernabeu, Plaza de Castilla y Santa Pola del Este, y también los situados en Playa de la Ermita y el Bancal de la Arena.

Según nos cuentan desde la Concejalía de Turismo, se espera que un sexto (en la playa Cala III Santiago Bernabeu) abra en septiembre. Éste se ha demorado porque los dos primeros adjudicatarios renunciaron a la concesión.

Los de Varadero, Caleta dels Gossets, el Chiringuito Azul del Cabo y los dos pequeños establecimientos de Tamariz tendrán que esperar a la siguiente temporada para volver a ver la luz.

En los dos primeros casos, los empresarios que quedaron segundos en la subasta pública presentaron un recurso al Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales. Respecto a Azul, existe un problema legal con la titularidad del terreno que aún no se ha resuelto judicialmente. Por otra parte, la empresa que debía gestionar los de Tamariz finalmente renunció a la gestión.

Un proceso controversial

La concejala de Turismo y Playas, Mercedes Landa, defiende el trabajo hecho desde el Ayuntamiento. “Hacer este pliego era muy difícil, porque los chiringuitos tienen características muy diferentes. Queríamos que todos se adaptaran a una misma estructura y canon, y que se ajustaran a la legalidad. Ha costado, pero lo hemos conseguido”.

Francisco Soler, concejal no adscrito de la oposición, tiene una visión radicalmente distinta. “Ha sido un verano muy triste, los chiringuitos estaban vacíos. La gente que el año pasado se divertía en ellos, este año se han ido a los Arenales. Esto ha sido un total fracaso” se lamenta.

Nuevo diseño

Como antes mencionábamos, por primera vez se ha unificado una misma estética para todos los chiringuitos. Pero el nuevo diseño no ha convencido a todo el mundo.

“Más feos y poco funcionales no pueden ser. Son horribles. Encima los empresarios han tenido que pagar auténticas barbaridades por estas estructuras horrendas. Yo prefería chiringuitos que pudieran integrarse en el entorno, no esto” nos comenta Soler.

Landa defiende que estos modelos son mucho más modernos e innovadores. “La estética para mí era esencial. Queríamos hacerlos de madera y más actuales. Para gustos hay colores, pero yo creo que han quedado muy estéticos”.

Máximo espacio, pero menos mesas
«Queríamos modernizar la estética de los establecimientos y adaptarlos a la legislación» M. Landa (concejala de Playas)

Por otro lado, también ha habido mucho debate con el espacio utilizado. “Les han dado tan pocos metros que las mesas estaban pegadas. Encima, como no les dejan poner música, las conversaciones se escuchan perfectamente de una mesa a otra. Parecen una lata de sardinas” se queja Francisco Soler.

La concejala Landa explica que el espacio otorgado ha sido de 60 metros, el máximo permitido por la Ley de Costas. “Incluso les hemos puesto unos aseos públicos en el exterior, para que quepan aún más mesas. Si aún dejándoles los máximos metros posibles por ley, han tenido que reducir mesas, es evidente que antes no se estaba cumpliendo con la legislación” sentencia.

Sin embargo, Soler piensa que el Ayuntamiento no debería haber admitido tan fácilmente las decisiones de Costas. “Nunca hay que someterse a las amenazas de este departamento del Ministerio, que al fin de cuentas pone las mismas reglas para todo el territorio nacional. En algunas zonas, como en Santa Pola, siempre se han permitido ciertas licencias. Tenemos que luchar más con nuestras armas”.

Accesibilidad
«En Arenales los chiringuitos tienen música y vida. Normal que estén llenos y los nuestros vacíos» F. Soler (concejal no adscrito)

El concejal de la oposición también asegura que los nuevos chiringuitos incumplen la ley de accesibilidad. “Se han separado los aseos y se han puesto escalones que hacen casi imposible el acceso a los minusválidos”.

Mercedes Landa asegura que los chiringuitos son completamente accesibles. “Los que están fuera de las playas son tan accesibles como cualquier paseo de la ciudad. Y para los ubicados sobre la arena, hemos instalado rampas especiales y pasarelas de 2,40 metros, que son las más grandes que hay” nos asegura.

También hemos recibido algunas quejas sobre la prohibición de poner música y los controles más restrictivos de control de calidad, que según nos ha contado un chiringuitero les ocupan una hora y media diaria. “Normal que la gente prefiera irse a los Arenales. Hay música y mejor servicio. Es como la noche y el día” sentencia Soler.

Dudas sobre el futuro
40.000 euros de inversión en las nuevas estructuras, y unos 20.000 de cuota anual, hacen difícil la amortización

El concejal no adscrito se culpa también a sí mismo de esta situación. “Sé que no es habitual escuchar esto de un político. Pero yo he sido el primero en permitir esta situación, en mi caso más por omisión que por acción. Nos hemos dormido en los laureles. Siento no haber defendido mejor los intereses del pueblo, me siento culpable y cobarde por esto” se lamenta.

Francisco Soler teme que el año que viene la situación vaya todavía a peor. “Muchos empresarios se han dado cuenta que los chiringuitos así concebidos no son rentables. Dudo mucho que aparezcan futuros pujadores interesados. Tendremos que redactar un pliego nuevo más razonable, con todo el tiempo que esto conlleva”.

Según hemos podido saber, los nuevos empresarios han realizado una inversión media de unos 40.000 euros para renovar las estructuras demandadas, además de pagar un canon anual de unos 20.000 euros para un espacio de quince mesas y un periodo alto de ventas de dos meses.

Temporada que viene
La concejala de Playas promete que en la próxima Semana Santa los chiringuitos volverán a funcionar con normalidad

Sin embargo, la edil de Playas defiende que las condiciones de este pliego son “mucho más lógicas” que el anterior. “Antes dos chiringuitos prácticamente idénticos pagaban cánones con unas diferencias disparatadas. Ahora prácticamente los hemos igualado”.

Mercedes Landa nos explica que precisamente uno de las modificaciones que efectuaron en el pliego fue la de ampliar el plazo de concesión a 10 años, para asegurar la viabilidad. “Las estructuras ya están hechas, esa inversión la tienen ya para toda una década. Según nuestros estudios, en un máximo de seis años absolutamente todos los chiringuitos estarán amortizados”.

De hecho, nos insiste en que estas concesiones son “un chollo” e incluso asegura que “hay muchos empresarios que se han lamentado de no enterarse a tiempo. En pocos lugares más de playa pueden encontrar unas condiciones tan favorables”.

Por tanto, la concejala promete, con toda seguridad, que el año que viene todos los chiringuitos estarán funcionando como siempre desde Semana Santa. “Las instalaciones que habían eran antiguas y teníamos que hacer una gran inversión. Los cambios siempre son difíciles. Nosotros no hemos hecho sino ajustarnos a la legalidad. No podían seguir los mismos y con las mismas condiciones, todos los abogados nos indicaban que esto era imposible” sentencia Landa.

Conflicto con el Club Pedal
Los regentes del Club Pedal aseguran que el Ayuntamiento les ha quitado su espacio para poner la barraca de Los Romanos

Por otra parte, en AQUÍ en Santa Pola también hemos recibido una espinosa denuncia relativa a la barraca popular ‘Los Romanos’ que se instalará durante estas Fiestas Patronales en la calle Almirante Antequera.

Por lo que parece, los regentes del conocido club nocturno Pedal habían solicitado montar enfrente de su negocio una barra con música, zona para adultos y otra infantil sin alcohol durante los días de fiesta.

El Ayuntamiento les habría dado autorización para ello el pasado mes de junio, pero apenas unas semanas antes de comenzar las fiestas les habrían denegado la instalación para dejar espacio a la barraca de ´Los Romanos`.

Posibles irregularidades

En un escrito de protesta que la empresa regente del Pedal, El Local Productions CB, presentó al Consistorio a fecha de 21 de agosto, consideran “catastrófico” para su negocio que, aparte de denegarles su barraca a última hora, encima les coloquen otra justo delante de su local.

Además, no entienden por qué esta barraca es la única que no constaba desde el principio en el bando de solicitud oficial, y consideran que el Ayuntamiento “intenta hundir nuestra actividad mediante influencias externas avaladas por estrategias municipales”.

Concluyen el escrito aduciendo que “nos llama la atención que la concejala de Fiestas y la alcaldesa, ambas de izquierdas y firmes defensoras de la transparencia y la igualdad de oportunidades, se enroquen en decisiones más propias de postulados conservadores”.

El Ayuntamiento paga
El Ayuntamiento costeará la organización de la barraca Los Romanos con hasta 5.000 euros

El pasado 29 de agosto la concejalía de Fiestas aprobó, por Junta de Gobierno, que colaboraría con la comparsa Los Romanos para el montaje de la citada barraca en la calle Almirante Antequera, que también tendrá una zona para adultos y otra infantil.

Según el documento oficial, aprobado apenas dos días antes del comienzo de las Fiestas, el Ayuntamiento se compromete a gestionar su limpieza, así como a cubrir gastos de organización hasta un importe de 5.000 euros.

Una persona vinculada al Ayuntamiento, que ha pedido que no publiquemos su nombre, nos ha indicado que la comparsa Los Romanos estaría vinculada a la empresa Yeco Producciones. En sus redes sociales también tienen varias menciones a dicha compañía.

“Es muy irregular que el equipo de Gobierno haya accedido a pagarles todos los gastos sin recibir beneficio alguno, y que lo hayan anunciado apenas unos pocos días antes de las Fiestas”, nos comenta esta fuente.

Para indagar en este asunto hemos intentado conocer también la versión de la concejala de Fiestas, Ana Antón. Sin embargo, no hemos logrado contactar con ella.