Los terrenos de Vatasa: Vender la piel del oso antes de cazarlo

La zona que ocupaba Astilleros Vatasa se ha convertido en el último reducto para impulsar un proyecto de vanguardista referencial para Santa Pola

- Escrito el 14 diciembre, 2017, 1:00 pm
12 mins

Un proyecto de futuro en la costa; una obra que sea referente turístico, de ocio y lúdico; un proyecto de vanguardia, coherente y respetuoso con el medio ambiente; un embarcadero de lujo; una incubadora de proyectos de investigación, al estilo de Marina Empresas; un aulario universitario; estación de deportes náuticos; campus universitario; implantación de empresas del sector del ocio y los servicios…

Éstas son algunas de las posibilidades que baraja el ayuntamiento de Santa Pola para instalar en la zona que ha dejado libre el Astillero Vatasa, cuya concesión por el Gobierno finalizó en 2015. Una zona que se ha convertido en un auténtico caramelo tanto para el ayuntamiento santapolero, como para empresas públicas o privadas que ya han visto una oportunidad de negocio y están mostrado al consistorio su interés por la zona. Lo hacen a través de proyectos que se están elaborando sobre un terreno del que todavía nadie sabe el destino que finalmente tendrá.

El último reducto virgen

Así que de momento se está barajando cuál sería la fórmula más acertada para dar un verdadero impulso a lo que se ha convertido en “el último reducto de Santa Pola para hacer algo bonito, bien hecho y referencial”.

Un reducto que por otra parte resulta muy suculento visto como potencial de negocio. Ocupa una superficie aproximada de 30.000 metros cuadrados, ubicada entre las playas de Santiago Bernabéu y Varadero, y consta de dos zonas destacadas, una la que estaba ocupada por el Astillero, y en la cual están abandonadas las construcciones que sirvieron para su activad industrial; y otra constituida por una explanada contigua, que no alberga ninguna construcción, edificación y que en la actualidad no tiene un uso.

En 1995 el Estado concedió a la empresa Astillero Vatasa una concesión para desarrollar su actividad empresarial en esa zona de la playa de Santa Pola. La concesión venció en 2015. A partir de ese momento se inician los procesos reglamentarios para instar a la mercantil a abandonar los terrenos ocupados y a que proceda a limpiar y derribar las construcciones que utilizaba para el desarrollo de su activad. Ya en 2017 Costas ordenó la retirada de todos los barcos varados en la zona de manera claramente irregular.

Actuación municipal

Finalmente ha tenido que ser el ayuntamiento el que retiró los barcos, tal y como nos indica la concejala de Playas, Mercedes Landa, “tras un episodio de contaminación en la playa Santiago Bernabéu que ocurrió en agosto de este mismo año. Una vez que recibimos la analítica confirmando los niveles de contaminación, cerramos la playa. Parece que uno de los motivos más fiables es que esa contaminación estuviese en el agua como consecuencia de que hubiesen descargado barcos que estaban en la zona de la concesión”.

La opción que parece despertar mayor interés procede de la UMH

A partir de ahí, en el en el ayuntamiento de Santa Pola se han puesto las pilas para empezar a realizar valoraciones a los distintos proyectos que les llegan. Y aunque no dicen que sí, ni que no, ni todo lo contrario, todo parece indicar que la propuesta que está levantando un especial interés en el Consistorio es la que ha aportado la Universidad Miguel Hernández de Elche (UMH).

Mesa de Trabajo

Ya el 20 de octubre de 2016 se aprobó en Pleno Municipal la constitución de una Comisión de Trabajo del Ayuntamiento de Santa Pola para el proyecto ´Campus UMH-Santa Pola` para la zona de Vatasa, así como la designación de los miembros que integran la misma.

En la Mesa están representados, además de los grupos políticos con representación municipal, ingenieros o técnicos de medio ambiente, dado el valor medioambiental de la zona y los posibles estudios de impacto ambiental que se deberán realizar, así como prestar una especial atención a la protección de la posidonia.

Y mientras la Mesa de Trabajo ya se ha reunido en varias ocasiones, lo cierto es que en estos momentos no hay nada decidido sobre si finalmente Costas soltará lastre y permitirá que el Ayuntamiento tome las riendas.

De momento hay que esperar a que Costas ejecute de manera forzosa

Tampoco los terrenos están en condiciones de iniciar ninguna actuación. Habrá que esperar a que Costas ejecute de manera forzosa, tal y como establece la Ley de Administraciones Públicas, la resolución que permitirá limpiar todo y derribar cualquier construcción en la zona. Lo tendrá que hacer Costas de manera subsidiaria y proceder después al cobro de los gastos que conlleven estas actuaciones, ya que no ha sido posible localizar a los sujetos de la concesión.

La falta de competencias y financiación lastra las expectativas
Obstáculos a salvar

Una vez que los terrenos estén limpios y diáfanos, el ayuntamiento de Santa Pola no podrá mover ficha hasta que solvente sus dos principales obstáculos.

En primer lugar, el Ayuntamiento necesita tener una competencia, que no tiene, para desarrollar cualquier idea o proyecto en la zona. En estos momentos la titularidad de esos terrenos está en las manos de Costas y el consistorio tendrá que solicitar que se le conceda la facultad para gestionar el futuro de esta zona. Estas son cuestiones que saben muy difíciles de solventar, ya que la tendencia que está llevando durante los últimos años Costas, en casos similares, es preservar los espacios naturales como tales y no permitir ninguna actuación urbanística.

En otros casos Costas ha optado por no permitir ninguna actuación urbanística

En segundo lugar, el Ayuntamiento no dispone de los fondos económicos suficientes para lanzarse en solitario a la ejecución de un proyecto de esta envergadura. Por lo que resulta fundamental que puedan conseguir financiación suficiente para impulsar la iniciativa. Una financiación que pueden conseguir a través de fondos europeos y en ese caso todo se ralentizaría mucho. O también a través de empresas privadas o públicas, que a cambio de permitir que se explote una parte para ellos, financien la otra para el proyecto municipal.

Y aquí es dónde parece que la UMH ha abierto la vía que le permitiría entrar a formar parte del proyecto.

El proyecto de la UMH

La propuesta que ha llevado la Universidad engloba una variedad de actuaciones como la creación de una estación de deportes náuticos, un vivero de empresas tecnológicas, además de la creación de un espacio turístico en el que tendrían cabida empresas dedicadas al ocio y los servicios.

Por supuesto, para que el Ayuntamiento finalmente diera el beneplácito a la UMH ésta habría de reservar un espacio para que los de Santa Pola llevaran a cabo una obra que pretenden que se convierta en el referente de la ciudad marinera.

La UMH quiere impulsar un vivero de empresas tecnológicas

El vivero de empresas que está pensado para impulsar a los nuevos emprendedores en sus ideas de negocio parece que ya tiene nombre, ´Nau de la Mar`, y que quiere mirarse en el espejo de ´Marina de Empresas`.

Marina de Empresas

Marina de Empresas es una lanzadera que nace de la mano del empresario Juan Roig, dueño de la cadena de supermercados Mercadona y, según afirman desde la empresa, “tienen la misión de formar, asesorar y financiar a los emprendedores de hoy y del futuro, constituyendo una apuesta por la creación de riqueza, empleo y fomento del empren­dimiento”.

Dos cuestiones importantísimas separan, no obstante, ambos proyectos; una es la titularidad de los terrenos, que en el caso de Santa Pola son de Costas y en el caso de Valencia pertenecen a Puertos; la otra es la financiación, mientras el ayuntamiento de Santa Pola no tiene los recursos suficientes para lanzare a la aventura, para el rey de los supermercados valencianos ha supuesto una oportunidad de inversión.

Mesa de trabajo

Composición de la Mesa de Trabajo del Ayuntamiento de Santa Pola para el proyecto Campus UMH-Santa Pola para la zona de Vatasa.

Presidenta de la comisión:
  • Yolanda Seva Ruiz (alcaldesa)
Vocales (grupos municipales):
  • Mª Dolores Tomás López (PSOE)
  • Alejandro Escalada Villanueva (Compromís)
  • Mercedes Landa Sastre (SSPSP)
  • Samuel Ortiz Pérez (EU)
  • José Pedro Martínez González (PP)
  • Eva Mora Agulló (Ciudadanos)
Concejales invitados:
  • Antonio Pomares Catalá.
  • Ignacio J. Soler Martínez.
  • Francisco J. Soler Sempere.
Técnicos Municipales:
  • Arquitecta Municipal: Mª José Mojica Marhuenda.
  • Ingeniera Técnica Obras Públicas: Mercedes Aniorte Soler.
Secretario:
  • Secretario General: Antonio Sánchez Cañedo.