Miguel Zaragoza: «Solicitamos al equipo de gobierno que salga de la catarsis y del inmovilismo en que están instalados»

Entrevista a Miguel Zaragoza Fernández. Portavoz del Partido Popular en Santa Pola En una entrevista a este medio, la alcaldesa calificó de ´dura` la oposición cuando el Partido Popular estaba al frente del Ayuntamiento. ¿Cómo calificaría la oposición que ocupa actualmente? Es más duro ver como involuciona un pueblo. Si la alcaldesa piensa que fue dura su etapa como oposición, tiene la posibilidad de realizar los proyectos que tenga en mente al tener una mayoría fruto del pacto entre perdedores. Le solicitamos que salgan de la catarsis y del inmovilismo en que están instalados. Estamos realizando una labor de control y fiscalización al equipo de gobierno; es nuestra obligación. Lo haremos de una forma leal a los intereses generales de Santa Pola y el PP apoyará las propuestas beneficiosas. ¿Cómo valora la diversidad política municipal? ¿Cree que es enriquecedora o que es perjudicial? Por definición la diversidad siempre es buena. La diversidad política es síntoma de buena salud democrática. Para disfrutar de una buena salud tiene que haber un equilibrio físico, psíquico y social. Mantener ese equilibrio entre cinco formas distintas de pensar y actuar es complicado, pudiéndose deteriorar esa salud democrática. Sobre todo cuando se incumple el compromiso con los votantes y algunos se convierten en tránsfugas. Ya conoce el viejo dicho ‘la política hace extraños compañeros de cama’. A punto de cumplirse dos años del cambio de gobierno local, en líneas generales, ¿cómo ve el municipio? ¿Ha habido un cambio significativo en las políticas que empujaba el PP respecto a las que se están llevando a cabo ahora? Hasta el momento el único proyecto importante visible ha sido el corte de una vía principal para la colocación de seis mesas, veinticuatro sillas y seis sombrillas, un proyecto de humanización, eliminando cuarenta aparcamientos. Se han suprimido cinco contenedores soterrados para colocar cuatro en superficie, eliminando tres plazas más de aparcamiento. Sin duda, un proyecto sesudo. El GALP lo trabajó y lo consiguió el Partido Popular y no fue fácil. Espero pongan especial interés en su desarrollo pues se trata de una gran oportunidad. En cuanto a si ha habido un cambio significativo en las políticas locales, sí, lo ha habido: una parálisis que espero dure poco. Recientemente se ha conocido que aún no se reconstruirá el colegio Hispanidad y que el segundo centro previsto en Gran Alacant se retrasará hasta 2019 ¿Qué piensa de estas dos situaciones? Todos los miembros de la corporación debemos exigir la construcción del colegio Hispanidad. Para nosotros es una prioridad, aunque no lo sea para la Conselleria de Educación gobernada por el PSOE, Compromís y Podemos. Respecto al segundo colegio de Gran Alacant, el actual equipo de gobierno se comprometió en 2015 que empezaría a construirse en 2016; en 2016 que empezaría en 2017 y en 2017 que previsiblemente estará hecho en el 2019. La realidad es que ahora se han dado cuenta que todavía no ha sido encargado la redacción del proyecto. Incomprensible pero cierto. Decían que para ellos era una prioridad y llevamos dos años perdidos. Deberían explicar por qué durante estos veinte meses no han encargado la redacción del proyecto, porqué la Conselleria ha dado plazos de comienzo sin tener el proyecto y porqué hay esa descoordinación entre dos administraciones gobernadas por el mismo signo político. Deberían explicar además por qué una infraestructura tan necesitada no está siendo defendida tal cual propugnaban. ¿Qué otras actuaciones destacaría del gobierno que, a su juicio, no sean las adecuadas para Santa Pola? No creo que tenga que hacer de profesor de nadie corrigiendo los errores o advirtiendo de las consecuencias. Creo que la alcaldesa tiene criterio propio y, como buena maestra, sabrá guiar a sus pupilos.  Aunque debe tener presente que quien corregirá finalmente el examen no será ella, ni el Partido Popular, sino los vecinos de Santa Pola. Precisamente la alcaldesa también señaló que el equipo de gobierno está más ocupado en resolver problemas de la anterior corporación que en hacer la política que querían. ¿Qué tiene que decir al respecto como anterior alcalde del municipio? Se confunde la Sra. Alcaldesa. Los problemas del día a día son del Ayuntamiento y no de un determinado equipo de gobierno pues la gestión es continúa. Se solucionan unos problemas anteriores y surgen otros: es el devenir de gobierno, le toque a quien le toque, aunque la alcaldesa no lo sepa. Pero si el equipo de gobierno se centrara en el presente y el futuro de nuestro pueblo, es posible que Santa Pola pudiera avanzar. Después de todo este tiempo gobernando harían bien en dejar de buscar excusas y contemplar las necesidades de los vecinos para proveerlos de soluciones. Ya no están en la oposición, están gobernando, y eso significa detectar necesidades, planificar objetivos, fomentar el empleo, analizar las necesidades sociales, ejecutar infraestructuras necesarias y realizar un presupuesto que permita la ejecución de todo ello. En eso debieran estar y para ello nos tendrán a su lado. ¿Cuáles fueron los números que su gobierno dejó en el Ayuntamiento? En junio del 2015 el balance económico que dejamos fue excelente a pesar de la crisis. Somos de los ayuntamientos menos endeudados a nivel nacional con remanentes de tesorería positivos durante todos los años. Con el presupuesto que dejó elaborado el Partido Popular en enero de 2015 el Ayuntamiento ha funcionado dos años: 2015 y 2016. Y todavía a día de hoy se están incorporando remanentes que dejamos presupuestados por importe de casi 1.100.000 euros. Si tuviera que hacer una previsión de futuro, a día de hoy, ¿cómo ve el panorama político de la localidad en las próximas elecciones locales? En política el futuro lo escriben las personas a las que servimos. Nuestras actuaciones le ayudarán a escribirlo. Nosotros debemos detectar en el presente, proyectar para un futuro y aprender del pasado. Post Views: 287

El Partido Popular considera que está habiendo una involución en el municipio e invita al gobierno local a dejar de buscar excusas y a contemplar las necesidades de los vecinos

- Escrito el 11 marzo, 2017, 11:21 pm
8 mins
Entrevista a Miguel Zaragoza Fernández. Portavoz del Partido Popular en Santa Pola
En una entrevista a este medio, la alcaldesa calificó de ´dura` la oposición cuando el Partido Popular estaba al frente del Ayuntamiento. ¿Cómo calificaría la oposición que ocupa actualmente?

Es más duro ver como involuciona un pueblo. Si la alcaldesa piensa que fue dura su etapa como oposición, tiene la posibilidad de realizar los proyectos que tenga en mente al tener una mayoría fruto del pacto entre perdedores. Le solicitamos que salgan de la catarsis y del inmovilismo en que están instalados. Estamos realizando una labor de control y fiscalización al equipo de gobierno; es nuestra obligación. Lo haremos de una forma leal a los intereses generales de Santa Pola y el PP apoyará las propuestas beneficiosas.

¿Cómo valora la diversidad política municipal? ¿Cree que es enriquecedora o que es perjudicial?

Por definición la diversidad siempre es buena. La diversidad política es síntoma de buena salud democrática. Para disfrutar de una buena salud tiene que haber un equilibrio físico, psíquico y social. Mantener ese equilibrio entre cinco formas distintas de pensar y actuar es complicado, pudiéndose deteriorar esa salud democrática. Sobre todo cuando se incumple el compromiso con los votantes y algunos se convierten en tránsfugas. Ya conoce el viejo dicho ‘la política hace extraños compañeros de cama’.

A punto de cumplirse dos años del cambio de gobierno local, en líneas generales, ¿cómo ve el municipio? ¿Ha habido un cambio significativo en las políticas que empujaba el PP respecto a las que se están llevando a cabo ahora?

Hasta el momento el único proyecto importante visible ha sido el corte de una vía principal para la colocación de seis mesas, veinticuatro sillas y seis sombrillas, un proyecto de humanización, eliminando cuarenta aparcamientos. Se han suprimido cinco contenedores soterrados para colocar cuatro en superficie, eliminando tres plazas más de aparcamiento. Sin duda, un proyecto sesudo. El GALP lo trabajó y lo consiguió el Partido Popular y no fue fácil. Espero pongan especial interés en su desarrollo pues se trata de una gran oportunidad.
En cuanto a si ha habido un cambio significativo en las políticas locales, sí, lo ha habido: una parálisis que espero dure poco.

Recientemente se ha conocido que aún no se reconstruirá el colegio Hispanidad y que el segundo centro previsto en Gran Alacant se retrasará hasta 2019 ¿Qué piensa de estas dos situaciones?

Todos los miembros de la corporación debemos exigir la construcción del colegio Hispanidad. Para nosotros es una prioridad, aunque no lo sea para la Conselleria de Educación gobernada por el PSOE, Compromís y Podemos. Respecto al segundo colegio de Gran Alacant, el actual equipo de gobierno se comprometió en 2015 que empezaría a construirse en 2016; en 2016 que empezaría en 2017 y en 2017 que previsiblemente estará hecho en el 2019.

La realidad es que ahora se han dado cuenta que todavía no ha sido encargado la redacción del proyecto. Incomprensible pero cierto. Decían que para ellos era una prioridad y llevamos dos años perdidos. Deberían explicar por qué durante estos veinte meses no han encargado la redacción del proyecto, porqué la Conselleria ha dado plazos de comienzo sin tener el proyecto y porqué hay esa descoordinación entre dos administraciones gobernadas por el mismo signo político. Deberían explicar además por qué una infraestructura tan necesitada no está siendo defendida tal cual propugnaban.

¿Qué otras actuaciones destacaría del gobierno que, a su juicio, no sean las adecuadas para Santa Pola?

No creo que tenga que hacer de profesor de nadie corrigiendo los errores o advirtiendo de las consecuencias. Creo que la alcaldesa tiene criterio propio y, como buena maestra, sabrá guiar a sus pupilos.  Aunque debe tener presente que quien corregirá finalmente el examen no será ella, ni el Partido Popular, sino los vecinos de Santa Pola.

Precisamente la alcaldesa también señaló que el equipo de gobierno está más ocupado en resolver problemas de la anterior corporación que en hacer la política que querían. ¿Qué tiene que decir al respecto como anterior alcalde del municipio?

Se confunde la Sra. Alcaldesa. Los problemas del día a día son del Ayuntamiento y no de un determinado equipo de gobierno pues la gestión es continúa. Se solucionan unos problemas anteriores y surgen otros: es el devenir de gobierno, le toque a quien le toque, aunque la alcaldesa no lo sepa. Pero si el equipo de gobierno se centrara en el presente y el futuro de nuestro pueblo, es posible que Santa Pola pudiera avanzar.

Después de todo este tiempo gobernando harían bien en dejar de buscar excusas y contemplar las necesidades de los vecinos para proveerlos de soluciones. Ya no están en la oposición, están gobernando, y eso significa detectar necesidades, planificar objetivos, fomentar el empleo, analizar las necesidades sociales, ejecutar infraestructuras necesarias y realizar un presupuesto que permita la ejecución de todo ello. En eso debieran estar y para ello nos tendrán a su lado.

¿Cuáles fueron los números que su gobierno dejó en el Ayuntamiento?

En junio del 2015 el balance económico que dejamos fue excelente a pesar de la crisis. Somos de los ayuntamientos menos endeudados a nivel nacional con remanentes de tesorería positivos durante todos los años. Con el presupuesto que dejó elaborado el Partido Popular en enero de 2015 el Ayuntamiento ha funcionado dos años: 2015 y 2016. Y todavía a día de hoy se están incorporando remanentes que dejamos presupuestados por importe de casi 1.100.000 euros.

Si tuviera que hacer una previsión de futuro, a día de hoy, ¿cómo ve el panorama político de la localidad en las próximas elecciones locales?

En política el futuro lo escriben las personas a las que servimos. Nuestras actuaciones le ayudarán a escribirlo. Nosotros debemos detectar en el presente, proyectar para un futuro y aprender del pasado.