El Ministerio premia la labor innovadora del Vicenta Ruso

Entrevista > Alfredo Oteros / Profesor de deporte y coordinador del trabajo premiado (Mallorca, 27-julio-1975)

- Escrito el 02 julio, 2018, 8:00 am
7 mins
La finalidad del proyecto ´Integra sano` es inculcar a los alumnos una visión global de la salud que transciende de lo puramente físico, abarcando también lo psíquico, social, mental y medioambiental

Un grupo de profesores del colegio de educación infantil y primaria Vicenta Ruso de Santa Pola lleva años trabajando para inculcar costumbres sanas a nivel mental y físico entre sus alumnos a través de la alimentación, el deporte y la naturaleza. El trabajo, que ya se ha puesto en marcha en el colegio, ha recibido el reconocimiento del Ministerio de Educación, que les ha otorgado el premio Giner de los Ríos dotado con quince mil euros.

Cuatro ámbitos

Las actuaciones que realizan se engloban en cuatro ámbitos: La salud física, con actividades que giran alrededor de la alimentación saludable, ejercicio físico, seguridad y cuidado corporal; La salud mental, con actividades sobre educación emocional como yoga, relajación, respiración, higiene del sueño y actuaciones para que el espacio escolar sea más agradable.

La tercera es la salud social, con actividades sobre la convivencia, la solidaridad, la justicia social, la protección de los menores o riegos sociales, la transición entre las distintas etapas educativas, ciudadanía y la salud y familia; y por último la salud medioambiental a través de actividades alrededor de la agricultura ecológica, las plantas medicinales, la huerta urbana, la etnobotánica, la concienciación y sostenibilidad ambiental.

Premio anterior

Hace dos años también ganaron el Premio Nacional de Educación en la enseñanza no universitaria, correspondiente al año 2015, titulado ´Lluvia Ascendente`, concretamente en la categoría de premios nacionales a la Gestión Medioambiental y la Sostenibilidad.

Alfredo Oteros comenta que “a nivel del comedor siempre hemos tenido un menú saludable, tal como estipula la Consellería de Educación. Además, a nivel de centro se implementó el almuerzo saludable, que consiste que en el recreo los alumnos toman fruta, y el huerto es la estrella de este proyecto educativo del que somos pioneros en Santa Pola”.

¿Como profesor de educación física qué importancia tiene el combinar el deporte con una buena alimentación?

Es esencial. Puedes correr mucho, pero si comes basura las lesiones vendrán pronto y tu rendimiento bajará. La salud es más fácil con deporte y una buena alimentación, aunque debemos cuidar también otras pautas como es la salud emocional, social y medioambiental.

La práctica regular de actividad física en los niños genera muchos beneficios, algo que en los últimos tiempos ha perdido importancia debido al alto aumento del sedentarismo infantil. Esto se debe a que ha cambiado la forma de jugar, reemplazando el movimiento por pasatiempos mucho más estáticos.

El proyecto Integra Sano incluye el trabajo medioambiental, que era la temática del proyecto anterior Lluvia Ascendente. Hemos hecho muchas más cosas en este ámbito, y mejoras como un invernadero con botellas de plástico y recuperar el agua de la fuente del patio para regar.

Tienen un huerto en el colegio. ¿Cuál es su funcionamiento?

Tenemos varios. Para cada etapa y ciclo hay un profesor responsable que se encarga de realizar actividades con los alumnos de forma periódica. Las actividades giran alrededor de esquejes, estaquillados, trasplantes, fumigación con productos ecológicos, podas, semilleros, regar, etc.

La idea es concienciar a los alumnos de que de la tierra podemos sacar nuestro sustento, y que además podemos y debemos prescindir de productos tóxicos para nosotros y para la naturaleza.

¿Qué otras cosas aporta?

Un huerto en el colegio es una herramienta educativa muy valiosa que fomenta el respeto, los valores ecológicos, el conocimiento de la sostenibilidad, y permite disfrutar de alimentos cultivados por los propios escolares y valorar sus propiedades.

En definitiva, posibilitan al alumnado experiencias con su entorno natural y rural. Los alumnos son mayoritariamente urbanos y el huerto les permite acercarse al mundo rural. Conectan la escuela con el mundo.

¿Se genera una responsabilidad en los alumnos?
«Hay que crear hábitos de responsabilidad medioambiental»

Crea hábitos de cuidado y responsabilidad medioambiental. La responsabilidad de los alumnos a la hora de cultivar su propio alimento les proporciona ilusión y aprendizaje. Favorece la alimentación sana y equilibrada, así como el consumo responsable.

Al saber de dónde vienen los alimentos, cuánto cuesta obtenerlos y el impacto que tienen en el medio, es más probable que sean consumidores responsables. Se aportan valores de conservación y cuidado de la naturaleza.

¿Qué enseñanzas les aporta?

Es un recurso Transversal. Aprenden ciencias naturales y sociales y entienden mejor el mundo que les rodea. Entienden cómo funcionan los ecosistemas, de dónde y cómo crecen las plantas y cómo funciona el sistema alimentario mundial.

Es un recurso pedagógico que engloba diversos contenidos de distintas materias, se experimenta la interdisciplinariedad, nada está incomunicado y todo forma parte de todo: el agua, el aire, el sol, la tierra, los alimentos que nos ofrece y nuestro esfuerzo al trabajarlo.