En octubre se elevará a pleno el presupuesto municipal de 2018

Críticas desde la oposición al concejal de Hacienda por haberse demorado tantos meses en elaborar las cuentas municipales

- Escrito el 01 octubre, 2018, 1:31 pm
12 mins

Santa Pola lleva ya nueve meses con los presupuestos municipales de 2017 prorrogados en situación de provisionalidad. Hasta finales del pasado mes de septiembre, la concejalía de Hacienda no dio los pasos previos para que la propuesta del Presupuesto Municipal de 2018 pudiera ser elevada al pleno.

El pasado viernes 28 se celebró la comisión informativa donde los demás concejales de la Corporación pudieron conocer al fin la propuesta definitiva elaborada por Hacienda. Se ha convocado un pleno extraordinario que en principio iba a ser para el lunes 1, pero que finalmente se pospuso para el miércoles 3 de octubre, donde precisará de mayoría simple para que se apruebe.

Retraso por razones administrativas

«Se han juntado una serie de razones administrativas que han impedido aprobar antes el presupuesto» P. Carbonell (Concejal de Hacienda, Compromís)

“Yo ya tengo un borrador redactado desde el pasado mes de noviembre. Todo se ha retrasado debido a un cúmulo de circunstancias, varios aspectos administrativos y políticos que no tenían que ver mucho con cuestiones presupuestarias” nos explica Paco Carbonell, concejal de Hacienda y representante de Compromís en el Consistorio.

Según Carbonell, la principal causa del retraso radica en que no hay interventor de fondos ni tesorero en el Ayuntamiento. “Nos cuesta mucho más redactar los informes, porque los tienen que hacer trabajadores que a priori no tenían esa responsabilidad. Necesitan más tiempo si queremos que las cosas se hagan bien”.

Además, también cita algunas razones políticas. “Desde Personal han tardado mucho en facilitarnos los datos contables, que no nos cuadraban. Luego hasta la última semana de septiembre no recibimos la memoria de alcaldía ni la verificación de ajuste al plan de disposición de fondos y el reglamento por parte de tesorería” aduce el edil de Hacienda.

Críticas

Desde la oposición no convencen estas explicaciones del concejal de Hacienda. “Aquí lo que ha ocurrido es que son cuatro partidos en el gobierno, y todos querían más fondos para sus propias concejalías en vez de pensar en el bien común de Santa Pola. Esto es muy habitual en los gobiernos ´Frankestein` como el nuestro” nos asegura Eva Mora, portavoz de Ciudadanos.

De hecho, a la representante de la formación naranja le resulta muy llamativo que “justo cuando desde AQUÍ en Santa Pola os habéis interesado en hacer un reportaje sobre este tema, rápidamente nos han convocado a todos para cerrar el presupuesto en dos días”.

En el PP santapolero también son muy críticos con Paco Carbonell. “Desde noviembre nos lleva diciendo que aprobaría los presupuestos. Luego nos aseguró que sería antes del verano y ahora que en octubre. Lo único que quiere ya es salir del paso con unos presupuestos irreales, que más bien son una dación de cuentas de los ingresos y gastos producidos en lo que llevamos de 2018”.

Retrasos tradicionales

Hace décadas que en Santa Pola siempre se aprueban los presupuestos municipales con el año en curso ya comenzado

Lo cierto es que lo ocurrido este año no ha sido ni mucho menos nuevo en Santa Pola. El municipio tiene una larga tradición de sacar los presupuestos muy tarde. De hecho, el pasado año el entonces concejal de Hacienda, Ignacio Soler, no logró aprobarlos hasta el mes de junio.

“Yo creo que nunca se han aprobado antes de empezar el año en curso, en toda la historia de la democracia santapolera. El PP no puede criticarme por esto, porque a ellos cuando tenían mayoría absoluta les pasaba lo mismo” comenta Carbonell.

Eva Mora se lamenta de esta situación. “A veces parece que los políticos lo consideran una tradición local, cuando en realidad es una malísima costumbre. En otros ayuntamientos más serios el presupuesto está ya presentado y aprobado en diciembre del año anterior. Lo nuestro más bien debería llamarse ’postsupuesto’”.

Presupuestos de 2019

«A estas alturas ya no dará tiempo a ejecutar las partidas presupuestarias» E. Mora (C’s)

Según el actual concejal de Hacienda, se ha dejado todo preparado para que el año que viene se elaboren mucho más rápido y romper de una vez esta costumbre. “Hemos modificado y reconstruido algunas áreas presupuestarias y a partir de ahora será mucho más fácil manejarlo. Desde este mismo 1 de octubre yo me pongo a trabajar ya en el siguiente ejercicio, y en solo 15 días tendré un borrador elaborado” promete.

Sin embargo Mora no comparte este optimismo. “Se acercan las elecciones y los partidos del cuatripartito están ya en campaña electoral. Todos volverán a querer más dinero para sus propias concejalías, y ponerse más medallitas. Así es imposible consensuar un presupuesto a tiempo, ya está más que demostrado”.

Solo tres meses para ejecutar

Por otra parte, la representante de Ciudadanos también tiene muchas dudas de que quede tiempo suficiente para ejecutar el presupuesto de todo un año. Incluso aunque se aprueben el 1 de octubre, tan solo restan tres meses de ejercicio.

“Estamos perdiendo constantemente inversiones y subvenciones por estos temas. Ya no hay margen para llevar a cabo los gastos programados. Las cuentas municipales de 2019 tendrán que ser forzosamente una continuación de las de este año, para terminar lo que se haya dejado a mitad”.

Carbonell admite que habrá algunas partidas que no se ejecutarán, pero asegura que el 90% del presupuesto si se llevará a cabo. “Por primera vez hemos elaborado un plan de inversiones plurianual en Santa Pola. Muchas inversiones están pensadas para más allá del 2019. Por ejemplo, las mejoras en áreas deportivas y escuelas sí se efectuarán en los plazos previstos”.

Inversiones

El concejal de Hacienda asegura que este presupuesto es más ambicioso que los anteriores, con un importe total de unos 34 millones, superior en más de 3 millones de euros respecto al del año pasado.

Como principales novedades, Carbonell destaca que se ha introducido por primera vez un fondo de contingencia. También pone en valor las inversiones en los colectores de infraestructuras y en las ruinas arqueológicas romanas con los fondos FEDER de la Unión Europea.

Respecto a la subvención sobre el polígono industrial admite que “van un poco retrasados”, pero el edil confía que también pueda llevarse a cabo.

La portavoz de Ciudadanos también reconoce que son “presupuestos con más inversiones que los anteriores elaborados por Ignacio Soler, que eran muy continuistas con los del Partido Popular en la anterior legislatura”.

Sin tiempo para enmiendas

Aún con todo, Eva Mora no entiende los tiempos y la precipitación repentina para aprobarlo. “Después de nueve meses sin presupuesto, ahora de repente Carbonell nos convoca para enseñarnos su proyecto el viernes, y el lunes ya quiere que lo votemos en pleno. Luego nos dice que para el miércoles. Esto no es serio”.

Mora pide más planificación para que todos los concejales puedan estudiarlo detenidamente. “En los ayuntamientos más formales, el equipo de Gobierno deja un par de semanas de estudio para que la oposición podamos proponer modificaciones. Estos cambios se evalúan detenidamente si son posibles, y  las partidas se aumentan o bajan en consecuencia. Así se llega a consensos. En Santa Pola solo nos dan cuatro días para estudiarlo, y encima nos piden que votemos a favor”.

De hecho, el año pasado apenas tuvieron un par de horas para conocer el proyecto. “Nos convocaron en la comisión informativa a las 3 de la tarde, y por la noche ya teníamos el pleno. Casi ni sabíamos qué estábamos votando, ¿cómo pretenden así que les de mi voto a favor?”.

Votación definitiva

El presupuesto solo se aprobará si Ciudadanos o los concejales no adscritos votan a favor o se abstienen

Aún así, la concejala de Ciudadanos no ha confirmado el sentido de su voto en esta ocasión. “Me lo estudiaré durante el único fin de semana que me han dejado, aunque tenga que acostarme a las cuatro de la madrugada, y decidiré”.

En el PP parece claro que se posicionarán en contra, pues según ellos estos presupuestos “presentan graves deficiencias y no son los adecuados para Santa Pola. Igual que en los últimos tres años, se siguen abandonando muchos barrios de la ciudad y no se tienen en cuenta las infraestructuras que no se han mantenido ni reparado durante el tiempo del cuatripartito”.

«Este presupuesto ignora a los barrios de Santa Pola y las infraestructuras que el cuatripartito tiene abandonadas» (PP)

Con los votos en contra del Partido Popular, el equipo de gobierno tendrá que sumar al menos dos de los tres ediles restantes. Es decir, entre Eva Mora y los concejales no adscritos Paco Soler e Ignacio Soler, al menos dos deben  posicionarse a favor de estas cuentas en el pleno del 3 de octubre, o bien abstenerse.

En caso contrario, Santa Pola continuará sin tener aprobados los Presupuestos Municipales de 2018 indefinidamente hasta un nuevo intento.