El otoño llama a la puerta

En los próximos días bajarán las temperaturas y las lluvias y las tormentas podrían ganar protagonismo

- Escrito el 09 septiembre, 2018, 2:00 pm
3 mins

Aunque el otoño astronómico no llegará hasta el próximo día 23 de septiembre, el otoño climatológico comenzó el pasado 1 de septiembre y podría dejarse notar meteorológicamente a partir de este viernes y, especialmente, a partir del fin de semana.

Las predicciones meteorológicas para los próximos días anuncian una bajada de las temperaturas, tanto mínimas como máximas, que dejarían valores mínimos por debajo de los 20 grados en prácticamente toda la comarca y temperaturas máximas que quedarían lejos de los 30 grados que venimos registrando en estos primeros días de septiembre.

El cambio de tiempo también llegaría, según las últimas predicciones, en forma de lluvias y tormentas. Este viernes estará activo el aviso amarillo por lluvias y tormentas, aunque la probabilidad de que éstas sean destacables será baja. La inestabilidad iría a más, previsiblemente, durante el fin de semana. Tanto sábado como domingo las lluvias podrían continuar y ser puntualmente fuertes y persistentes. Las predicciones más recientes indican que las lluvias serán más probables entre el domingo y el lunes, aunque probablemente continuarán gran parte de la próxima semana.

Aunque la predicción puede variar en los próximos días, podríamos estar ante el primer episodio de lluvias importantes del otoño climatológico, por lo que desde Proyecto Mastral se recomienda seguir la evolución de las predicciones a través de la web www.eltiempoentorrevieja.es o a través de las redes sociales.

Un verano más húmedo de lo habitual

Este cambio de tiempo llega después de un verano que ha sido térmicamente normal, con una temperatura media de 25,5ºC, sólo una décima por encima de la media, y que ha sido más lluvioso de lo habitual con una precipitación que ha duplicado la media de los meses de junio, julio y agosto. Aunque ha sido más lluvioso de lo habitual, es cierto que hemos tenido pocos días de lluvia y las cantidades no han sido muy destacadas, algo normal para la estación más seca de todas en nuestra zona.

El mes de junio fue el mes más lluvioso de todo el verano, mientras que julio fue el más seco ya que no se registró nada de lluvia, y agosto fue ligeramente más húmedo. En cuanto a temperaturas, junio fue algo más cálido de lo habitual, julio fue térmicamente normal y agosto ha sido más cálido con una temperatura media en este 2018 de 0,6 grados más alta que la del periodo de referencia.

Vía Proyecto Mastral

Los artículos firmados por redacción son aquellos remitidos por terceros para su publicación en el diario digital AQUÍenSantaPola.com