Qué hacer si tu perro roba comida: consejos prácticos

¿Tu perro roba comida de la mesa, de las manos de la gente, o intenta hurgar en la basura cuando nadie lo ve?

- Escrito el 22 julio, 2018, 10:00 am
10 mins

En este post te explicamos los motivos por los que lo hace y te damos soluciones prácticas para solventar el problema. Además, te orientamos sobre cuántas veces debe comer un perro al día.

¿Por qué un perro roba comida?

Algunos perros se motivan de forma especial con la comida. La razón de esa predilección por comer puede ser muy diversa:

Experiencias pasadas vinculadas a la privación de comida: es el caso de algunos perros maltratados y/o abandonados. El hecho de no haber tenido acceso a la comida durante alguna etapa de su vida, o bien haber tenido un acceso muy limitado a ella, puede originar un comportamiento anormal frente al alimento. Sin embargo, no solo un perro roba comida cuando ha pasado hambre en algún momento de su vida. Hay muchos otros motivos que no tienen nada que ver con la privación de alimento.

Razas genéticamente predispuestas: algunas razas como los Beagle, los Golden Retriever o los Labradores tienen fama de tragones. En efecto, existe cierta tendencia genética en algunas razas a mostrar especial predilección por la comida. La ventaja si tienes un perro tragón es que también te será muy fácil adiestrarlo mediante premios comestibles.

Falta de una rutina de alimentación bien establecida: otra de las posibles razones por las que un perro roba comida es la falta de una rutina predecible en las comidas. Un perro roba comida, en ocasiones, porque algunos propietarios poco responsables no son consistentes con los horarios de las tomas diarias y no respetan una pauta estable para la alimentación de sus perros. Este hecho puede generar ansiedad en el can, que no tiene forma de saber cuándo va a poder comer o cuándo no y, como respuesta a esa incertidumbre, roba comida cuando tiene acceso a ella.

Histórico de refuerzo positivo: a veces el robo de alimento en algunos perros se da simplemente porque un día lo probaron y obtuvieron una suculenta recompensa. Como sabemos, una conducta que se ve recompensada tiende a repetirse y perpetuarse. Así que, cuantas más veces un perro roba comida, más posibilidades hay de que ese comportamiento se incremente con el paso del tiempo. Por eso es tan importante ponerle remedio cuanto antes.

Aburrimiento: algunos canes hurgan en las basuras cuando se quedan solos en casa por falta de estimulación ambiental. Es decir: si no hay nada mejor que hacer, la basura siempre puede ser una gran distracción.

Estrés o ansiedad: igual que ocurre con las personas, algunos perros comen como respuesta a una situación de estrés o ansiedad. En estos casos la solución al problema poco tiene que ver con el apetito sino más bien con una mala gestión emocional de ciertas situaciones que incomodan al animal.

Como vemos, los perros roban comida por muy diversos factores. Es importante analizar cuáles pueden estar influyendo en cada caso particular para poder pautar un tratamiento adecuado.

Cómo lograr que un perro no robe comida

Cuando un perro roba comida ello se convierte en un problema:

Para el perro: porque el can puede comer algo que no debe y ponerse enfermo. La obesidad en perros es consecuencia, en muchas ocasiones, de comer en exceso, por lo que es importante vigilar la cantidad de su dieta.

Para el propietario: porque puede generarse una situación incómoda en la que su perro haya asustado o molestado a alguien.

Soluciones prácticas

Aquí van algunos consejos prácticos para modificar esa conducta problemática:

1- Entrenar el autocontrol del perro

Algunos perros son muy impulsivos y no muestran ningún tipo de autocontrol frente a cosas que les gustan (se abalanzan a por ellas) o que les disgustan (muerden, huyen, etc.). Un perro equilibrado es aquel capaz de mostrar autocontrol en cualquier situación cotidiana.

El autocontrol es una capacidad que debe entrenarse desde que el perro es cachorro. Por eso para los adiestradores profesionales los “ejercicios de control de impulsos” son imprescindibles. Si tu perro roba comida, en este curso online gratuito de SimiperroHABLARA.com podrás obtener las claves para entrenar el autocontrol en tu perro, sobre todo frente a la comida y los juguetes.

2- Mantener unas pautas de alimentación estables y predecibles

Para reducir la motivación por robar comida, es importante que el perro sepa que siempre va a recibir su alimento diario y que nunca va a quedarse sin él. Si el can sabe que tiene esa necesidad cubierta, reducirá su ansiedad a la hora de cubrirla. Por eso es importante mantener unos horarios más o menos regulares para las tomas de alimento y no saltárselos.

Es como si a un niño le diéramos de merendar algunos días, pero otros no, sin avisarle de cuándo podrá comer y cuándo no. Es posible que llegara a robarle el bocadillo a otro niño solo por el temor a quedarse sin merienda.

3- Darle de comer al perro antes de comer nosotros

Algunas personas creen que los perros deben comer siempre después de sus dueños, para mantener la jerarquía dentro de la familia. Sin embargo, eso no tiene ninguna razón de ser ya que nosotros no competimos con nuestros perros por la comida y ellos lo saben. De hecho, somos sus proveedores de alimento.

Si tu perro roba comida, lo mejor que puedes hacer es procurar que, cuando vas a poner la mesa, no tenga hambre. De esa manera reducirás su motivación por hurtar. Si está saciado, no tendrá necesidad de robar alimentos.

4- No dejar la basura al alcance del perro

Algunos perros se dedican a hurgar en la basura en cuanto se quedan solos en casa. Como hemos visto, la mayoría de las veces puede que la motivación no sea el hambre sino el aburrimiento o la propia satisfacción de encontrar alguna sorpresa suculenta en el cubo de los desperdicios.

En realidad, para solucionar este problema no hay mucho más que hacer que asegurarnos de que el perro no pueda tener acceso a la bolsa de basura.

Para ello:

Acuérdate de tirar la basura siempre que bajes a la calle, para que el cubo no quede lleno.

Coloca un cerrojo para niños (son fáciles de encontrar en cualquier ferretería) para impedir que el perro pueda abrir el armario de las basuras.

Rocía el cubo de la basura con fragancia de citronella, es un olor desagradable para el olfato canino y suele repeler a los perros.

¿Cuántas veces debe comer un perro al día?

Esto va a depender de la edad, de la raza y de sus necesidades, por lo que es el propietario el que debe ir valorando lo que es mejor junto con el asesoramiento del veterinario. Lo que sí es importante en algunos casos es mantener unos horarios más o menos fijos. Esto es especialmente recomendable para perros que muestran ansiedad por la comida.

Por otro lado, se recomienda ofrecer la ración diaria siempre dividida en, al menos, dos tomas. De esta forma puede evitarse la temida torsión de estómago canina. Este problema es especialmente frecuente en razas grandes.

Esperamos que estos trucos prácticos te puedan ayudar si tu perro roba comida. De todas formas, recuerda que lo mejor es siempre contactar con un educador canino que analice el caso particular de tu perro y te aconseje.

Vía Equipo Veterinario Nutro