Precaución también en el mar

Tras el rescate de 183 bañistas en las playas de Santa Pola, Xàbia y Guardamar, los operarios de Cruz Roja piden prudencia y que se respete el color de las banderas

- Escrito el 16 agosto, 2017, 7:34 am
3 mins

En estos días de verano, el buen tiempo ha hecho un paréntesis y la lluvia se ha convertido en la protagonista. Las tormentas de los últimos días han provocado que centenares de residentes y turistas que se encontraban de vacaciones tuvieran que abandonar rápidamente las playas. El temporal ha provocado un fuerte oleaje y, estos días, en la mayoría de  playas de la provincia ondea la bandera roja, que prohíbe el baño. No obstante, algunos hacen caso omiso del peligro y las advertencias, por lo que los servicios de salvamento han tenido que proceder al rescate de multitud de bañistas.

Cruz Roja ha emprendido una campaña de concienciación a través de las redes sociales para evitar accidentes y ahogamientos en verano

El equipo de socorro de Cruz Roja, que opera en las playas de Santa Pola, Xàbia y Guardamar, ha tenido que rescatar a 183 personas en apuros en lo que va de verano. Según fuentes de la institución, la mayoría de intervenciones se debe a que las personas se bañan en el mar aunque esté izada la bandera amarilla, que advierte del peligro, o la roja, que prohíbe terminantemente el baño. De las 183 personas rescatadas, 54 han tenido que ser evacuadas en ambulancia hasta los centros hospitalarios más cercanos.

Piden precaución y respetar el color de las banderas

Los operarios de Cruz Roja insisten en que los bañistas deben respetar el color de las banderas, especialmente, los días en los que el tiempo no acompaña y el mar se encuentra agitado. Las olas pueden resultar muy peligrosas, ya que generan corrientes marinas que arrastran a los bañistas a las profundidades, sin que estos apenas se percaten. Para evitar cualquier riesgo, se debe obedecer, en todo momento, las indicaciones de los socorristas y salir inmediatamente del agua si escuchamos el silbato de alerta.

Para extremar la precaución, Cruz Roja ha emprendido una campaña de concienciación a través de las redes sociales. Las advertencias y consejos también se plasman en los carteles y folletos que los operarios reparten entre la población. La campaña, que se realiza en varios idiomas para advertir también a la población extranjera, tiene como objetivo evitar ahogamientos, accidentes nefastos que se cobran la vida de decenas de personas al año.