Precios de lujo para los celíacos

Los alimentos sin gluten tan básicos como el pan o la pasta son tres veces más caros que los que contienen dicha proteína

Los alimentos sin gluten tan básicos como el pan o la pasta son tres veces más caros que los que contienen dicha proteína

- Escrito el 22 julio, 2017, 12:38 pm
4 mins

La celiaquía es una enfermedad autoinmune que afecta a uno de cada 100 nacidos en España, aunque se estima que el 75% de los celíacos no ha recibido un diagnóstico diferencial, por lo que muchas personas desconocen que son intolerantes al gluten. El número de personas celíacas crece un 15% cada año, y a pesar de que cada vez se dan más casos, lo cierto es que a día de hoy, existen muchas dificultades para encontrar alimentos elaborados sin esta proteína. Tan solo determinados supermercados cuentan con una zona específica de productos sin gluten. Una vez que hemos dado con ellos, nos encontramos con otro problema aún peor, su precio. Los alimentos tan básicos como el pan o la pasta elaborados sin gluten, pueden triplicar el precio de un alimento elaborado de forma tradicional. El sobrecoste anual de la cesta sin gluten puede alcanzar los 1.500 euros mensuales por persona celíaca, estiman desde CeliCity, una red de restaurantes y comercios con productos sin gluten.

En busca de alimentos sin gluten

Un acto tan cotidiano como ir al supermercado a hacer la compra se convierte en todo un reto para una persona celíaca. Debido al aumento de casos de intolerancia al gluten, las grandes superficies se han visto obligadas a incorporar alimentos elaborados sin dicha proteína, pero, en algunas ocasiones, no es tarea sencilla encontrarlos. Los celíacos deben analizar a conciencia las etiquetas para cerciorarse de que los alimentos no contienen gluten, y al pasar por caja, se enfrentan a un 21% de IVA en todos los productos de su cesta.

El sobrecoste anual de la cesta sin gluten puede alcanzar los 1.500 euros mensuales por persona celíaca, estiman desde CeliCity

Al contrario que sucede en otros países de la Unión Europea, la mayor parte de los españoles que padecen esta enfermedad, no reciben ninguna ayuda económica, bonificaciones o ayudas estatales. No obstante, aunque pueda parecer una locura, algunas personas deciden pagar estos precios por placer. En los últimos años, se ha dado un aumento de personas que han tomado la decisión de eliminar el gluten de su dieta sin que haya un motivo médico justificado.  Son muchas las personas las que consideran que el gluten es perjudicial y por ello, lo eliminan de su dieta porque creen que así estarán más sanos y adelgazarán más rápidamente.

Si bien eliminar el gluten de la dieta no es peligroso, tampoco es recomendable. El gluten es una proteína que ayuda a mejorar la calidad de grasa en sangre, y por tanto, a reducir los triglicéridos. También previene la hipertensión y ayuda a reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares. Además, eliminar el gluten de la dieta sin que exista  una  razón de peso, aumenta las posibilidades de desarrollar alergia e intolerancia a dicha proteína. Lo que para algunos es un hábito ‘sano’, para los que verdaderamente padecen esta enfermedad, es un grave problema, no tanto de salud, pero sí económico.