Preguntas y respuestas

Ello implica que algunas personas me hayan preguntado por la calle ciertos aspectos. Preguntas acertadas pero de difícil respuesta. Tratemos de aclararlas Por ejemplo el porqué de la periodicidad mensual de este medio. Pero antes de seguir no está de más recordar que a diario hay noticias de la localidad en nuestra web y en nuestras redes sociales. Siguiendo con la periodicidad, la experiencia de esta editorial en otros municipios ha corroborado que salir una vez al mes es lo adecuado. Sería correcto responder eso. La información llena las páginas de los periódicos y teniendo en cuenta que en Santa Pola, en esta primera parte del año, las dos ruedas de prensa que se han convocado desde el Ayuntamiento se han celebrado con más un mes de diferencia en el tiempo, lo extraño es no hacer el periódico semestral. A ese ritmo en seis meses se pueden llenar cuatro páginas de información institucional. Pero no solo los periodistas trabajamos con ruedas de prensa, también con notas de prensa, y estas, con un poco de suerte, llega una a la semana. Otro aspecto importante, para elaborar los contenidos institucionales, son las declaraciones en primera persona. Pero resulta que algunos de nuestros concejales tienen los teléfonos oficiales guardados en cajones. Unos teléfonos que están para atender, entre otros, a los periodistas. Así que conseguir unas palabras puede convertirse en toda una odisea. Sin ir más lejos, aún sigo esperando una cita con la alcaldesa para tratar un tema de actualidad candente. Han pasado tres semanas y sigo esperando que se me conceda un hueco desde alcaldía, pero es obvio que ya no lo necesito porque el periódico está en manos de los lectores. Otros periodistas han tenido más suerte. Enhorabuena. Una constante espera Los anteriores párrafos responden a otra pregunta que me han planteado en más de una ocasión: ¿Por qué hay más páginas de Elche? No existe ningún apoyo institucional a los medios de comunicación por parte del Ayuntamiento de Santa Pola, y es una cosa que se piensa en varios medios que trabajan con información local. Pocos municipios son como el nuestro en ese aspecto. Quizá podríamos preguntar a la concejala de prensa por esta situación, pero es que la última vez que intenté hablar con ella, hace unos días, sólo obtuve por respuesta formas maleducadas, impropias de una persona con sus responsabilidades. Fue lo único que pude sacar en claro tras un largo mes a la espera y además sin haber resuelto la cuestión. «Si no se respeta a los que pueden comunicar, ¿qué se va a esperar con los ciudadanos anónimos?» Si algunos políticos no están al servicio de los ciudadanos, mal vamos. Y si lo están, ¿cómo se puede contactar con ellos? Pero existe otra lectura: si no se respeta a los que pueden comunicar, ¿qué se va a esperar con los ciudadanos anónimos? Esperemos que la cordura aterrice y que la convivencia se convierta en la forma de respeto entre todas las partes que formamos la sociedad y este pueblo. Los ciudadanos nos lo merecemos. Post Views: 435

Posiblemente muchos lectores me conocen. Soy un chico de Santa Pola, mi pueblo, donde he crecido, y donde llevo tiempo desarrollando mi carrera profesional como periodista

- Escrito el 11 marzo, 2017, 9:33 am
4 mins
Ello implica que algunas personas me hayan preguntado por la calle ciertos aspectos. Preguntas acertadas pero de difícil respuesta. Tratemos de aclararlas

Por ejemplo el porqué de la periodicidad mensual de este medio. Pero antes de seguir no está de más recordar que a diario hay noticias de la localidad en nuestra web y en nuestras redes sociales.

Siguiendo con la periodicidad, la experiencia de esta editorial en otros municipios ha corroborado que salir una vez al mes es lo adecuado. Sería correcto responder eso. La información llena las páginas de los periódicos y teniendo en cuenta que en Santa Pola, en esta primera parte del año, las dos ruedas de prensa que se han convocado desde el Ayuntamiento se han celebrado con más un mes de diferencia en el tiempo, lo extraño es no hacer el periódico semestral. A ese ritmo en seis meses se pueden llenar cuatro páginas de información institucional. Pero no solo los periodistas trabajamos con ruedas de prensa, también con notas de prensa, y estas, con un poco de suerte, llega una a la semana.

Otro aspecto importante, para elaborar los contenidos institucionales, son las declaraciones en primera persona. Pero resulta que algunos de nuestros concejales tienen los teléfonos oficiales guardados en cajones. Unos teléfonos que están para atender, entre otros, a los periodistas. Así que conseguir unas palabras puede convertirse en toda una odisea. Sin ir más lejos, aún sigo esperando una cita con la alcaldesa para tratar un tema de actualidad candente. Han pasado tres semanas y sigo esperando que se me conceda un hueco desde alcaldía, pero es obvio que ya no lo necesito porque el periódico está en manos de los lectores. Otros periodistas han tenido más suerte. Enhorabuena.

Una constante espera

Los anteriores párrafos responden a otra pregunta que me han planteado en más de una ocasión: ¿Por qué hay más páginas de Elche? No existe ningún apoyo institucional a los medios de comunicación por parte del Ayuntamiento de Santa Pola, y es una cosa que se piensa en varios medios que trabajan con información local. Pocos municipios son como el nuestro en ese aspecto.

Quizá podríamos preguntar a la concejala de prensa por esta situación, pero es que la última vez que intenté hablar con ella, hace unos días, sólo obtuve por respuesta formas maleducadas, impropias de una persona con sus responsabilidades. Fue lo único que pude sacar en claro tras un largo mes a la espera y además sin haber resuelto la cuestión.

«Si no se respeta a los que pueden comunicar, ¿qué se va a esperar con los ciudadanos anónimos?»

Si algunos políticos no están al servicio de los ciudadanos, mal vamos. Y si lo están, ¿cómo se puede contactar con ellos? Pero existe otra lectura: si no se respeta a los que pueden comunicar, ¿qué se va a esperar con los ciudadanos anónimos?

Esperemos que la cordura aterrice y que la convivencia se convierta en la forma de respeto entre todas las partes que formamos la sociedad y este pueblo. Los ciudadanos nos lo merecemos.