Santa Pola entra en junio con los chiringuitos aún cerrados

Críticas de la oposición al equipo de Gobierno por la gestión de un asunto «capital para nuestro turismo»

- Escrito el 06 junio, 2018, 10:00 am
10 mins

Son uno de los principales distintivos de Santa Pola, municipio al que miles de visitantes acuden cada verano para disfrutar de nuestras playas y gastronomía. Desde hace décadas, los chiringuitos santapoleros suponen una forma muy rentable de enlazar la fuerte tradición pesquera local con los nuevos tiempos turísticos.

Habitualmente empiezan ya a funcionar en Semana Santa, pero este año ni los lugareños ni turistas han podido disfrutar aún de los chiringuitos. En este periódico analizamos porque siguen cerrados y si este problema podrá solucionarse antes de la inminente temporada alta.

Prórroga o nuevo pliego
«El PP ha puesto palos en las ruedas para paralizar este asunto y han contado muchas mentiras» M. Landa (concejala de Playas por Si se Puede)

El pasado mes de diciembre de 2017 venció el plazo de los contratos para explotar los chiringuitos de Santa Pola. Por tanto, para asegurar su continuidad el Ayuntamiento tenía las opciones de decretar una prórroga o bien licitar una nueva subasta.

El asunto se demoró mientras que se estudiaba la opción correcta. La nueva ley de Costas de la Generalitat Valenciana, aprobada en 2014, dificultaba la posible prórroga de estos contratos que habían sido redactados con una legislación anterior.

La oposición criticó al cuatripartito (PSOE, Compromís, EU y Si se Puede) en el gobierno por la tardanza en tomar esta decisión. “Esto es imperdonable en un municipio tan turístico como el nuestro. Sabiendo que los contratos terminaban en diciembre, debería estar todo gestionado ya en septiembre de 2017”, nos indican desde el grupo municipal del PP.

La concejala de Playas, Mercedes Landa (Si se Puede), se defendió culpando al propio Partido Popular. “Han estado poniendo palos en las ruedas permanentemente para paralizar este asunto. No han dicho más que mentiras para intoxicar a la opinión pública”, declaró a la prensa.

Alegaciones y modificaciones
Durante la Semana Santa y mayo los chiringuitos permanecieron sin actividad mientras se discutía el nuevo pliego en el Ayuntamiento

Finalmente se optó por redactar un nuevo pliego y fue aprobado en el pleno municipal de febrero. Desde la oposición el PP votó en contra y Ciudadanos se abstuvo, alegando que las condiciones exigidas en la subasta eran demasiado estrictas y que por tanto los posibles pujadores tendrían muy complicado presentar ofertas.

Efectivamente, varios antiguos concesionarios e interesados presentaron alegaciones en este sentido. Las principales quejas versaron en que se exigían unas reformas muy costosas para los chiringuitos, que eran difíciles de amortizar en los apenas seis años que duraba la concesión.

Todo ello hizo necesario cambiar el pliego varias veces, volviendo a discutirse hasta en seis plenos municipales distintos. Mientras tanto, pasó la Semana Santa y el puente de mayo, sin que la subasta por los chiringuitos se pudiese celebrar.

Críticas de la oposición
«Es imperdonable que esto ocurra en un municipio tan turístico. El Ayuntamiento actúa sin ninguna planificación» (Partido Popular)

Tanto desde el Partido Popular como desde Ciudadanos, coinciden que este asunto se habría acelerado si se hubieran atendido las reivindicaciones de los empresarios desde un principio.

“Es evidente que Santa Pola no tiene una política turística planificada y efectiva. Este retraso está totalmente injustificado y se debe a las decisiones tan incongruentes que ha tomado la concejala Landa. Y es delirante que encima nos eche la culpa a nosotros, cuando no nos dejó ni participar en la elaboración del pliego”, nos aseguran desde el PP.

«Ya les avisamos que este pliego era demasiado exigente. Si nos hubieran hecho caso los chiringuitos estarían abiertos» E. Mora (Ciudadanos)

“Desde Ciudadanos ya avisamos esto en enero. Si el equipo de Gobierno nos hubiese hecho caso, nos habríamos ahorrado al menos tres modificaciones y mucho tiempo” nos comenta Eva Mora, portavoz de la formación naranja.

Además, el grupo popular destaca la total falta de transparencia por parte del Ayuntamiento.  “Presentaban los pliegos y las modificaciones apenas un par de horas antes de los plenos. Siempre a puerta cerrada y en los peores horarios para evitar la participación ciudadana”.

Desde este periódico también hemos querido conocer la versión de la concejala Mercedes Landa sobre este asunto, pero desde su concejalía nos han indicado que aún no quiere hacer declaraciones públicas, hasta que los contratos estén definitivamente adjudicados.

Ofertas por los chiringuitos

Finalmente, el pasado mes de mayo al fin se acordó una versión definitiva del polémico pliego, y empezaron a llegar ofertas de los empresarios interesados. En concreto, se recibieron un total de 51 pujas y ninguno de los nueve chiringuitos se quedó desierto.

El más solicitado es el ubicado en la Playa de Varadero, curiosamente el único que ha podido abrir durante este año debido a que su contrato no finalizaba hasta el 17 de abril. Aún así, no ha estado exento de polémica, pues una vez vencido el plazo continuó funcionando durante toda la Semana Santa hasta el punto que tuvo que acudir la policía en varias ocasiones.

Mención aparte merecen los chiringuitos que están fuera de la zona de playas, pues tienen sus propios pliegos independientes. En el caso del desmontable de Peña Grande, está previsto que abra al mismo tiempo que los demás pues también ha recibido ofertas.

Sin embargo, hay discrepancias sobre el ubicado en el parking de la antigua piscina en Santa Pola este. “Todavía estamos sin aprobar este pliego. Hace poco el concejal de Contratación, el socialista Antonio Pomares, nos dijo que el documento había pasado ya por la Junta de Gobierno, pero luego comprobamos que no es verdad”, nos asegura Mora.

Fecha de apertura

Una de las condiciones establecidas por el pliego es que los chiringuitos deberán modificar considerablemente su estética. Por esto, el Ayuntamiento ha dado un extenso plazo máximo de 60 días para montarlos.

Dicho plazo empezará a contar desde que los resultados de la subasta sean públicos, porque al cierre de este periódico aún no hay adjudicatarios oficialmente.

“Las decisiones ya están tomadas. Solo falta que las empresas nos presenten informes y documentación que garanticen su solvencia financiera. Esto está prácticamente terminado”, nos aseguran algunas fuentes desde el Ayuntamiento.

Al desconocer todavía la fecha definitiva de adjudicación, es difícil aventurar cuando estarán ya los chiringuitos realmente en funcionamiento. Si es cierto que se publican los ganadores de las concesiones a principios de junio, es de esperar que la mayoría pudieran estar ya abiertos en julio o como máximo los primeros días de agosto.

Música prohibida
El PP también critica que se haya prohibido la ambientación musical en los chiringuitos

Otro asunto que ha traído bastante polémica ha sido el referente a prohibir la ambientación musical en los chiringuitos y los quioscos playeros. Desde el Partido Popular la califican de “una decisión muy mala que perjudica el turismo de Santa Pola frente a otros municipios de playa que sí lo permiten”.

Sin embargo, la representante de Ciudadanos sí que entiende esta medida ya que “si no permitimos a las terrazas de los bares que están en la calle poner música, ni encender el volumen de los televisores, tampoco deberían los chiringuitos” según la opinión de Eva Mora.

Por otra parte, el PP tampoco comprende que el Ayuntamiento haya renunciado a las concesiones de los chiringuitos ubicados en la avenida Santiago Bernabeu. “Perdimos dos establecimientos hosteleros fijos, de 150 metros, con muy buenas condiciones para prestar el servicio turístico” denuncian.