Sol, playa, piscina y… ¿garantías médicas?

Llega el 1 de junio y el ilicitano común comienza a impacientarse, sabedor de que los tiempos de migración han comenzado. Año tras año, el éxodo de la ciudad es habitual hasta prácticamente convertirse en un páramo que sólo las fiestas de Elche son capaces de volver a llenar de vida pese al sofocante calor que arrecia agosto. Lejos de las desérticas calles que se veían antaño por estas fechas -la crisis ha dejado huella- la localidad ilicitana todavía experimenta un sustancial cambio en su población modificando, de paso, los hábitos y rutinas en materia de sanidad Santa Pola, Arenales, El Altet, La Marina y la zona rural son los destinos fetiche de los ilicitanos en verano Desde principios de junio, fecha por la que comienza a despertar el movimiento migratorio, hasta mediados de septiembre, cuando la gente vuelve a asentarse en la rutina del día a día en la urbe, la localidad ilicitana atraviesa varias fases de éxodo de sus habitantes, que castigados por el infame calor deciden poner rumbo a las playas y hacia los campos. Santa Pola, Arenales del Sol, El Altet, La Marina, Guardamar y, por supuesto, las partidas rurales, son los destinos fetiche de los ilicitanos. Predecir conductas Ese cambio de densidad poblacional de la ciudad, que ve cómo sus habitantes se difuminan alrededor de su extenso territorio y de las localidades limítrofes, plantean, año tras año, cambios necesarios en los hábitos sanitarios. Con diferencia del color político que se asiente en el gobierno municipal, el plan de acción no suele distar demasiado, aunque algunos de sus elementos sí que son objeto de debate constante. Reforzar las pedanías, sobre todo, las zonas de playa, y las partidas rurales más importantes, es la tónica habitual, aunque no todos los años se dispone de las mismas herramientas. El Ayuntamiento utiliza los consumos de electricidad y agua para hacer una previsión Para realizar la previsión el Ayuntamiento se vale de los consumos de agua y electricidad para corroborar la gente que ha marchado hacia la costa o hacia el campo. Sí es cierto que, según confirman fuentes del consistorio, en el pasado era “bestial” los desplazamientos, mientras que en las últimas fechas “hay una estabilidad bastante importante” en la ciudad. Remarcan el bajón que sufre la ciudad en los centros de salud por las tardes, de ahí que en los últimos años Conselleria decidiera cerrarlos en horario vespertino con el objetivo de rentabilizar servicios, algo muy criticado. No obstante, predecir las conductas en materias de sanidad sigue siendo complicado, ya que pese a que se refuerza playas y pedanías mucha gente sigue acudiendo al médico a la ciudad. Dónde acudir La problemática que trae consigo esa considerable migración poblacional en verano es que muchas veces, en situaciones de enfermedad, accidente, o simplemente consulta médica, el ciudadano no sabe dónde de acudir. En la ciudad se puede asistir, como siempre, a los centros de salud, aunque, eso sí, su horario se modifica, y también a los Puntos de Atención Sanitaria (PAS). Mientras, en las playas y pedanías el primer elemento al que acudir son los propios socorristas, pero asimismo están los consultorios (muy presentes en las pedanías) y el Punto de Atención Continuada (PAC). Todo ello, además, del Hospital del Vinalopó y del Hospital General Universitario de Elche que, según ha podido saber este medio, continuarán realizando la misma atención sanitaria que durante el resto del año. Los hospitales del Vinalopó y el General no modificarán sus rutinas habituales En estos momentos, Elche cuenta con dos PAS de urgencias activos, puesto que en 2016 se finalizó el de Altabix y se unió el del Toscar, de manera que desde el Ayuntamiento entienden que se cubren las urgencias y se queda equilibrado en periodo estival. También, el verano pasado, se puso en marcha el PAC de El Altet, que prestó servicio de forma óptima durante su primer año y se ha convertido en un punto de referencia para toda la población desplazada hacia esa partida, Arenales del Sol o Torrellano. Los consultorios médicos son otra alternativa para los ciudadanos afincados en las playas y en las partidas rurales. En Santa Pola se ha reforzado el de Casa del Mar, Santa Pola del Este y Santa Pola Playa, mientras que en Elche, el de Los Arenales del Sol y La Marina tendrán una mayor atención médica con consultas de mañana y de tarde. Por su parte, diferentes partidas como Valverde, Perleta o Maitino, entre otras, también dispondrán de su propio consultorio. Carlos Sánchez, edil de Sanidad por el PSOE en Elche, asegura que hay un problema ligado al empadronamiento, ya que el hecho de que “Conselleria dote con un número de médicos depende de una cifra requerida que muchas veces no tenemos, porque se da el caso que mucha gente, que en realidad están en las partidas durante mucho tiempo, están censadas en la ciudad”. Torrellano será otro consultorio importante, puesto que la intención del consistorio es aumentar el consultorio pediátrico, aunque creen que llegar a tiempo para este verano será complicado. “Buscamos locales apropiados. Tenemos alguno visto y estamos negociando para poner en marcha este proyecto. Moveremos algunas de las cosas que están en el Centro Social de Torrellano. Eso permitiría ampliar y dotar con un consultorio pediátrico. Este verano no estará en pleno funcionamiento, pero queremos que sea así pronto”, explica el concejal. Mismo personal Cabe destacar que los centros de salud ilicitanos dependen de los dos hospitales ubicados en la ciudad de tal forma que el del Vinalopó da servicio al de El Pla, El Toscar, Doctor Sapena y Carrús Este, mientras que el General brinda servicio a los de San Fermín, Altabix, Raval y El Altet. La polémica ha estado servida estos últimos meses, porque Conselleria dictaminó que los centros de salud se debían cerrar en horario de tarde con el fin de optimizar recursos de tal manera que los PAS y PAC, además de las urgencias de los hospitales, fueran la referencia. Finalmente, tras un vendaval de críticas y quejas de usuarios y partidos políticos, los centros de salud sí abrirán por las tardes en verano pero no para consultas médicas, sino para incidencias. Contarán con un equipo básico integrado por un médico, un enfermero y un celador en horario de 15 a 21. Los centros de salud abrirán por la tarde en horario de 15 a 21 para incidencias médicas “Vamos a tener el mismo personal que teníamos el verano pasado. Conselleria intentó optimizar porque la asistencia a los centros de salud en horario de verano daba situaciones en las que se atendieron sólo a cuatro o cinco personas. En la zona del Hospital General contamos con el PAS de Altabix, que se dotará de más personal y abre por la tarde, y hemos pedido que se abra el centro de salud del Raval también por la tarde. Con esto tendríamos el mismo número de enfermeros y médicos que el año pasado”, argumenta Carlos Sánchez. En este sentido, el edil recuerda que en 2012 se cerraron los centros de salud por las tardes y se dejó al punto de urgencia del Toscar sólo, que no daba abasto: “Al tener en marcha el PAS de Altabix se nota bastante y la idea es mantener lo que nos concedieron. Cuando hablamos con Sanidad pedimos el mismo número y si quieren distribuirlos de otra manera es aceptable pero mínimo debe haber dos por departamento”. Comparativa La presidenta y portavoz del Partido Popular de Elche, Mercedes Alonso, cree que el tripartito debe ser consecuente con sus pensamientos, ya que cuando el verano pasado los centros de salud cerraron por la tarde “nadie dijo nada”, mientras que cuando se hacía con los gobiernos del PP las críticas eran constantes. “Dicen una cosa en oposición y otra en el gobierno. Cuando estábamos al frente del Ayuntamiento luchamos para que se mantuvieran abiertos pero el tema es que en la conselleria de Sanidad la decisión última es del político después de que los técnicos con sus estudios les aconsejen. El año pasado se abrieron algunos centros de salud por la tarde, pero éste se va a volver a cerrar, por lo que la gente va tener que desplazarse al centro de salud del Raval y al PAS del Toscar, el resto va estar sin nada. Quedan desamparados el resto de sitios”, explica la exalcaldesa. En comparativa con lo que el PP hizo durante su gestión al frente del consistorio ilicitano, Alonso cree que el tripartito tiene una “parálisis total y absoluta” y, concretamente, en el tema de sanidad ven una deriva. “Perdemos el servicio de hemodinámica. Se produce una discriminación total y absoluta hacia el Hospital del Vinalopó y todo porque es una concesión. Había un servicio 24 horas de hemodinámica en el Hospital del Vinalopó y podía ir cualquier persona porque el General solo lo tiene medio día y ahora, con esta guerra, los ciudadanos de Elche quedan desatendidos. Tú no sabes cuándo te va a dar un infarto y si te da después de las tres te toca ir a Alicante cuando las primeras horas son cruciales. Se aprobó con mayoría en el pleno y han pasado nueve meses y no han solucionado nada”, asevera. «Han puesto limitaciones a los médicos, si recetan menos cobran más» (M. Alonso) Mercedes Alonso asegura que el PP está “recibiendo muchas quejas” porque a los médicos les han puesto “obligaciones en las que no pueden recetar muchos medicamentos”. La portavoz popular sostiene que a los galenos se les está pagando por “productividad, ya que si recetan menos les pagan más y al final se perjudican los pacientes y están yendo contra las personas”. Tercera ambulancia Durante el año el Bajo Vinalopó y el resto de poblaciones que atienden los dos hospitales de Elche (Aspe, Hondón de los Frailes y Hondón de las Nieves) cuenta con dos ambulancias SAMU (vehículos de urgencia que cuentan con equipamiento sanitario, así como con un médico, enfermero y conductor). En verano una de estas unidades se desplaza a la zona de Santa Pola, en concreto este año será del 10 de julio al 10 de septiembre, quedando solo una en Elche. “Desde la Generalitat siempre se ha dicho que como en verano la gente se va hacia Santa Pola una ambulancia debe ubicarse allí, pero siempre hemos dicho que no. Es necesario que se quede en Elche y es necesario lo que tenemos e, incluso, que nos den más porque en estos temas nunca es suficiente”, afirma la exalcaldesa ilicitana. Argumenta que la Conselleria mira qué gente hay empadronada y esa realidad cambia mucho en verano, como pasa en otras localidades como Santa Pola, cuya población en verano se cuadriplica: “Sostienen que mucha gente de Elche se desplazada hacia Santa Pola y sí que es cierto que aquí la población baja, pero lo que tienen que hacer es darle cobertura a la gente que se va no desmantelando la de aquí. No se puede vestir un santo desmontado otro”. Existen grandes posibilidades de que en breve se disponga, por fin, de una tercera unidad de SAMU En cualquier caso, con esa tercera unidad, de conseguirse, en verano quedarían dos unidades en Elche y una se desplazaría hasta Santa Pola, y durante todo el año Elche por fin contaría con un SAMU a mayores de lo actual. Es una reivindicación histórica que ahora parece estar cerca de lograrse de manera más o menos inmediata. Mientras el Ayuntamiento ha puesto, para complementar, un Servicio Vital Básico (SVB) que si bien no es una unidad tan preparada al menos cuenta con enfermero para atender los casos más básicos. Socorristas En materia sanitaria la primera línea de fuego en verano en las playas la proporcionan los socorristas. La atención de primeros auxilios, en caso de accidente, ayuda a solventar situaciones peliagudas que se pueden dar en los momentos en los que se está disfrutando de un tranquilo y agradable día en la playa. Conatos de ahogos, insolaciones, picaduras de medusa o peces araña, luxaciones o fracturas por caminar por la arena… son algunos de los problemas más comunes que ayudan a solventar los vigilantes de la playa. Este curso, la empresa Abumar de Pilar de la Horadada ha sido la escogida para prestar sus servicios, en lugar de la ilicitana DYA. De esta forma, 40 vigilantes, tres patrones de embarcación, seis técnicos de emergencias sanitarias y un coordinador se dedican a jornada completa (40 horas semanales) a velar por la seguridad de los bañistas. «Cancelaron el contrato a DYA por animadversión, sin tener adjudicado el servicio a otros y quedando un tiempo las playas sin socorristas» (M. Alonso) Desde el pasado 10 de junio y hasta el próximo 17 de septiembre, en horario de 10 a 20 horas, las playas de El Altet, Arenales del Sol, El Carabassí, La Marina, Les Pesqueres-El Rebollo y El Pinet cuentan con la atención de los profesionales. Uno de los socorristas que este verano forman parte del equipo de salvamento explica que si la persona que necesita auxilio se encuentra en el agua el proceso es el siguiente: “Somos mínimo dos socorristas por puesto, en ese caso uno entraría a sacarla del agua y el otro avisaría a la central para que acudiera la moto de agua y la ambulancia, que llegaría directa. Si la situación lo requiere se le practicaría RCP”. En La Marina, por ejemplo, hay una ambulancia fija en el puesto central, que está en medio de los puestos de El Pinet y El Rebollo. “Para el resto de acciones se aplica primeros auxilios”, remarca este socorrista ilicitano. Cambio de contrata La contratación de estos servicios ha sido criticada por los adversarios políticos de Compromís, ya que la primera empresa seleccionada en el concurso de adjudicación de servicios no presentó la documentación necesaria y se tuvo que resolver por la vía de urgencia, siendo Abumar la elegida, una empresa con experiencia en la región. “Ha sido nefasta la gestión. Tienen animadversión con DYA, una entidad que los ciudadanos de Elche apreciamos muchísimo y hace una labor impresionante. Suple las cosas de las que carecemos. Le cancelaron a DYA el contrato de socorristas, cuando lo lógico es que la entidad que tiene adjudicado un servicio lo siga manteniendo hasta que haya una nueva adjudicataria. Lo extinguieron y se declaró desierto ese concurso y nos quedamos sin socorristas durante cierto tiempo”, dice Mercedes Alonso. «La empresa contratada para la atención de las playas no tiene medios suficientes» (V. Granero) Su compañero de partido, Vicente Granero, asegura que con Abumar hay “menos lanchas de socorro, menos vehículos y menos tiempo de servicios de socorristas”. El exedil de Urbanismo pone en tela de juicio el buen funcionamiento del servicio: “Hay una duda y es que no sabemos quién va prestar el servicio de ambulancias en las playas, no tenemos información. No nos extrañaría que al final fuera DYA. Esta empresa de Pilar de la Horadada no tiene medios suficientes. No pueden estar en todas las playas al mismo tiempo”. Los puestos de socorristas de algunas playas presentan una evidente falta de medios, ya que muchos no disponen de toldos en los que guarecerse del sol constante o agua, así como tampoco hielo o microondas para calentar agua y tratar diferentes picaduras de forma efectiva. Post Views: 641

Los PAS de Altabix y Toscar, el PAC de El Altet y los consultorios cobran importancia en una época en la que la mayoría de la ciudad emigra hacia las playas y los campos

- Escrito el 03 julio, 2017, 9:00 pm
22 mins
Llega el 1 de junio y el ilicitano común comienza a impacientarse, sabedor de que los tiempos de migración han comenzado. Año tras año, el éxodo de la ciudad es habitual hasta prácticamente convertirse en un páramo que sólo las fiestas de Elche son capaces de volver a llenar de vida pese al sofocante calor que arrecia agosto. Lejos de las desérticas calles que se veían antaño por estas fechas -la crisis ha dejado huella- la localidad ilicitana todavía experimenta un sustancial cambio en su población modificando, de paso, los hábitos y rutinas en materia de sanidad
Santa Pola, Arenales, El Altet, La Marina y la zona rural son los destinos fetiche de los ilicitanos en verano

Desde principios de junio, fecha por la que comienza a despertar el movimiento migratorio, hasta mediados de septiembre, cuando la gente vuelve a asentarse en la rutina del día a día en la urbe, la localidad ilicitana atraviesa varias fases de éxodo de sus habitantes, que castigados por el infame calor deciden poner rumbo a las playas y hacia los campos. Santa Pola, Arenales del Sol, El Altet, La Marina, Guardamar y, por supuesto, las partidas rurales, son los destinos fetiche de los ilicitanos.

Predecir conductas

Ese cambio de densidad poblacional de la ciudad, que ve cómo sus habitantes se difuminan alrededor de su extenso territorio y de las localidades limítrofes, plantean, año tras año, cambios necesarios en los hábitos sanitarios. Con diferencia del color político que se asiente en el gobierno municipal, el plan de acción no suele distar demasiado, aunque algunos de sus elementos sí que son objeto de debate constante. Reforzar las pedanías, sobre todo, las zonas de playa, y las partidas rurales más importantes, es la tónica habitual, aunque no todos los años se dispone de las mismas herramientas.

El Ayuntamiento utiliza los consumos de electricidad y agua para hacer una previsión

Para realizar la previsión el Ayuntamiento se vale de los consumos de agua y electricidad para corroborar la gente que ha marchado hacia la costa o hacia el campo. Sí es cierto que, según confirman fuentes del consistorio, en el pasado era “bestial” los desplazamientos, mientras que en las últimas fechas “hay una estabilidad bastante importante” en la ciudad. Remarcan el bajón que sufre la ciudad en los centros de salud por las tardes, de ahí que en los últimos años Conselleria decidiera cerrarlos en horario vespertino con el objetivo de rentabilizar servicios, algo muy criticado. No obstante, predecir las conductas en materias de sanidad sigue siendo complicado, ya que pese a que se refuerza playas y pedanías mucha gente sigue acudiendo al médico a la ciudad.

Dónde acudir

La problemática que trae consigo esa considerable migración poblacional en verano es que muchas veces, en situaciones de enfermedad, accidente, o simplemente consulta médica, el ciudadano no sabe dónde de acudir. En la ciudad se puede asistir, como siempre, a los centros de salud, aunque, eso sí, su horario se modifica, y también a los Puntos de Atención Sanitaria (PAS). Mientras, en las playas y pedanías el primer elemento al que acudir son los propios socorristas, pero asimismo están los consultorios (muy presentes en las pedanías) y el Punto de Atención Continuada (PAC). Todo ello, además, del Hospital del Vinalopó y del Hospital General Universitario de Elche que, según ha podido saber este medio, continuarán realizando la misma atención sanitaria que durante el resto del año.

Los hospitales del Vinalopó y el General no modificarán sus rutinas habituales

En estos momentos, Elche cuenta con dos PAS de urgencias activos, puesto que en 2016 se finalizó el de Altabix y se unió el del Toscar, de manera que desde el Ayuntamiento entienden que se cubren las urgencias y se queda equilibrado en periodo estival. También, el verano pasado, se puso en marcha el PAC de El Altet, que prestó servicio de forma óptima durante su primer año y se ha convertido en un punto de referencia para toda la población desplazada hacia esa partida, Arenales del Sol o Torrellano. Los consultorios médicos son otra alternativa para los ciudadanos afincados en las playas y en las partidas rurales. En Santa Pola se ha reforzado el de Casa del Mar, Santa Pola del Este y Santa Pola Playa, mientras que en Elche, el de Los Arenales del Sol y La Marina tendrán una mayor atención médica con consultas de mañana y de tarde. Por su parte, diferentes partidas como Valverde, Perleta o Maitino, entre otras, también dispondrán de su propio consultorio.

Carlos Sánchez, edil de Sanidad por el PSOE en Elche, asegura que hay un problema ligado al empadronamiento, ya que el hecho de que “Conselleria dote con un número de médicos depende de una cifra requerida que muchas veces no tenemos, porque se da el caso que mucha gente, que en realidad están en las partidas durante mucho tiempo, están censadas en la ciudad”. Torrellano será otro consultorio importante, puesto que la intención del consistorio es aumentar el consultorio pediátrico, aunque creen que llegar a tiempo para este verano será complicado. “Buscamos locales apropiados. Tenemos alguno visto y estamos negociando para poner en marcha este proyecto. Moveremos algunas de las cosas que están en el Centro Social de Torrellano. Eso permitiría ampliar y dotar con un consultorio pediátrico. Este verano no estará en pleno funcionamiento, pero queremos que sea así pronto”, explica el concejal.

Mismo personal

Cabe destacar que los centros de salud ilicitanos dependen de los dos hospitales ubicados en la ciudad de tal forma que el del Vinalopó da servicio al de El Pla, El Toscar, Doctor Sapena y Carrús Este, mientras que el General brinda servicio a los de San Fermín, Altabix, Raval y El Altet. La polémica ha estado servida estos últimos meses, porque Conselleria dictaminó que los centros de salud se debían cerrar en horario de tarde con el fin de optimizar recursos de tal manera que los PAS y PAC, además de las urgencias de los hospitales, fueran la referencia. Finalmente, tras un vendaval de críticas y quejas de usuarios y partidos políticos, los centros de salud sí abrirán por las tardes en verano pero no para consultas médicas, sino para incidencias. Contarán con un equipo básico integrado por un médico, un enfermero y un celador en horario de 15 a 21.

Los centros de salud abrirán por la tarde en horario de 15 a 21 para incidencias médicas

“Vamos a tener el mismo personal que teníamos el verano pasado. Conselleria intentó optimizar porque la asistencia a los centros de salud en horario de verano daba situaciones en las que se atendieron sólo a cuatro o cinco personas. En la zona del Hospital General contamos con el PAS de Altabix, que se dotará de más personal y abre por la tarde, y hemos pedido que se abra el centro de salud del Raval también por la tarde. Con esto tendríamos el mismo número de enfermeros y médicos que el año pasado”, argumenta Carlos Sánchez. En este sentido, el edil recuerda que en 2012 se cerraron los centros de salud por las tardes y se dejó al punto de urgencia del Toscar sólo, que no daba abasto: “Al tener en marcha el PAS de Altabix se nota bastante y la idea es mantener lo que nos concedieron. Cuando hablamos con Sanidad pedimos el mismo número y si quieren distribuirlos de otra manera es aceptable pero mínimo debe haber dos por departamento”.

Comparativa

La presidenta y portavoz del Partido Popular de Elche, Mercedes Alonso, cree que el tripartito debe ser consecuente con sus pensamientos, ya que cuando el verano pasado los centros de salud cerraron por la tarde “nadie dijo nada”, mientras que cuando se hacía con los gobiernos del PP las críticas eran constantes. “Dicen una cosa en oposición y otra en el gobierno. Cuando estábamos al frente del Ayuntamiento luchamos para que se mantuvieran abiertos pero el tema es que en la conselleria de Sanidad la decisión última es del político después de que los técnicos con sus estudios les aconsejen. El año pasado se abrieron algunos centros de salud por la tarde, pero éste se va a volver a cerrar, por lo que la gente va tener que desplazarse al centro de salud del Raval y al PAS del Toscar, el resto va estar sin nada. Quedan desamparados el resto de sitios”, explica la exalcaldesa.

En comparativa con lo que el PP hizo durante su gestión al frente del consistorio ilicitano, Alonso cree que el tripartito tiene una “parálisis total y absoluta” y, concretamente, en el tema de sanidad ven una deriva. “Perdemos el servicio de hemodinámica. Se produce una discriminación total y absoluta hacia el Hospital del Vinalopó y todo porque es una concesión. Había un servicio 24 horas de hemodinámica en el Hospital del Vinalopó y podía ir cualquier persona porque el General solo lo tiene medio día y ahora, con esta guerra, los ciudadanos de Elche quedan desatendidos. Tú no sabes cuándo te va a dar un infarto y si te da después de las tres te toca ir a Alicante cuando las primeras horas son cruciales. Se aprobó con mayoría en el pleno y han pasado nueve meses y no han solucionado nada”, asevera.

«Han puesto limitaciones a los médicos, si recetan menos cobran más» (M. Alonso)

Mercedes Alonso asegura que el PP está “recibiendo muchas quejas” porque a los médicos les han puesto “obligaciones en las que no pueden recetar muchos medicamentos”. La portavoz popular sostiene que a los galenos se les está pagando por “productividad, ya que si recetan menos les pagan más y al final se perjudican los pacientes y están yendo contra las personas”.

Tercera ambulancia

Durante el año el Bajo Vinalopó y el resto de poblaciones que atienden los dos hospitales de Elche (Aspe, Hondón de los Frailes y Hondón de las Nieves) cuenta con dos ambulancias SAMU (vehículos de urgencia que cuentan con equipamiento sanitario, así como con un médico, enfermero y conductor). En verano una de estas unidades se desplaza a la zona de Santa Pola, en concreto este año será del 10 de julio al 10 de septiembre, quedando solo una en Elche.

“Desde la Generalitat siempre se ha dicho que como en verano la gente se va hacia Santa Pola una ambulancia debe ubicarse allí, pero siempre hemos dicho que no. Es necesario que se quede en Elche y es necesario lo que tenemos e, incluso, que nos den más porque en estos temas nunca es suficiente”, afirma la exalcaldesa ilicitana. Argumenta que la Conselleria mira qué gente hay empadronada y esa realidad cambia mucho en verano, como pasa en otras localidades como Santa Pola, cuya población en verano se cuadriplica: “Sostienen que mucha gente de Elche se desplazada hacia Santa Pola y sí que es cierto que aquí la población baja, pero lo que tienen que hacer es darle cobertura a la gente que se va no desmantelando la de aquí. No se puede vestir un santo desmontado otro”.

Existen grandes posibilidades de que en breve se disponga, por fin, de una tercera unidad de SAMU

En cualquier caso, con esa tercera unidad, de conseguirse, en verano quedarían dos unidades en Elche y una se desplazaría hasta Santa Pola, y durante todo el año Elche por fin contaría con un SAMU a mayores de lo actual. Es una reivindicación histórica que ahora parece estar cerca de lograrse de manera más o menos inmediata. Mientras el Ayuntamiento ha puesto, para complementar, un Servicio Vital Básico (SVB) que si bien no es una unidad tan preparada al menos cuenta con enfermero para atender los casos más básicos.

Socorristas

En materia sanitaria la primera línea de fuego en verano en las playas la proporcionan los socorristas. La atención de primeros auxilios, en caso de accidente, ayuda a solventar situaciones peliagudas que se pueden dar en los momentos en los que se está disfrutando de un tranquilo y agradable día en la playa. Conatos de ahogos, insolaciones, picaduras de medusa o peces araña, luxaciones o fracturas por caminar por la arena… son algunos de los problemas más comunes que ayudan a solventar los vigilantes de la playa. Este curso, la empresa Abumar de Pilar de la Horadada ha sido la escogida para prestar sus servicios, en lugar de la ilicitana DYA. De esta forma, 40 vigilantes, tres patrones de embarcación, seis técnicos de emergencias sanitarias y un coordinador se dedican a jornada completa (40 horas semanales) a velar por la seguridad de los bañistas.

«Cancelaron el contrato a DYA por animadversión, sin tener adjudicado el servicio a otros y quedando un tiempo las playas sin socorristas» (M. Alonso)

Desde el pasado 10 de junio y hasta el próximo 17 de septiembre, en horario de 10 a 20 horas, las playas de El Altet, Arenales del Sol, El Carabassí, La Marina, Les Pesqueres-El Rebollo y El Pinet cuentan con la atención de los profesionales. Uno de los socorristas que este verano forman parte del equipo de salvamento explica que si la persona que necesita auxilio se encuentra en el agua el proceso es el siguiente: “Somos mínimo dos socorristas por puesto, en ese caso uno entraría a sacarla del agua y el otro avisaría a la central para que acudiera la moto de agua y la ambulancia, que llegaría directa. Si la situación lo requiere se le practicaría RCP”. En La Marina, por ejemplo, hay una ambulancia fija en el puesto central, que está en medio de los puestos de El Pinet y El Rebollo. “Para el resto de acciones se aplica primeros auxilios”, remarca este socorrista ilicitano.

Cambio de contrata

La contratación de estos servicios ha sido criticada por los adversarios políticos de Compromís, ya que la primera empresa seleccionada en el concurso de adjudicación de servicios no presentó la documentación necesaria y se tuvo que resolver por la vía de urgencia, siendo Abumar la elegida, una empresa con experiencia en la región. “Ha sido nefasta la gestión. Tienen animadversión con DYA, una entidad que los ciudadanos de Elche apreciamos muchísimo y hace una labor impresionante. Suple las cosas de las que carecemos. Le cancelaron a DYA el contrato de socorristas, cuando lo lógico es que la entidad que tiene adjudicado un servicio lo siga manteniendo hasta que haya una nueva adjudicataria. Lo extinguieron y se declaró desierto ese concurso y nos quedamos sin socorristas durante cierto tiempo”, dice Mercedes Alonso.

«La empresa contratada para la atención de las playas no tiene medios suficientes» (V. Granero)

Su compañero de partido, Vicente Granero, asegura que con Abumar hay “menos lanchas de socorro, menos vehículos y menos tiempo de servicios de socorristas”. El exedil de Urbanismo pone en tela de juicio el buen funcionamiento del servicio: “Hay una duda y es que no sabemos quién va prestar el servicio de ambulancias en las playas, no tenemos información. No nos extrañaría que al final fuera DYA. Esta empresa de Pilar de la Horadada no tiene medios suficientes. No pueden estar en todas las playas al mismo tiempo”. Los puestos de socorristas de algunas playas presentan una evidente falta de medios, ya que muchos no disponen de toldos en los que guarecerse del sol constante o agua, así como tampoco hielo o microondas para calentar agua y tratar diferentes picaduras de forma efectiva.