Tabarca: potencial patrimonio inmaterial de la UNESCO

Repasamos la visión de la Asociación de Vecinos de Tabarca y de Tabarca Cultural para conocer las carencias y sugerencias de la isla

- Escrito el 02 mayo, 2018, 8:00 am
9 mins

Tabarca, la ‘Isla Plana’, es un paraje marítimo natural situado en la costa alicantina. Está habitada durante todo el año, recibiendo durante el verano una afluencia masiva de visitantes que evidencia sus necesidades.

Sus valores de fauna y flora marítima hacen que se replanteen cuestiones medioambientales. La sanidad, un transporte en condiciones, la ampliación del puerto y la remodelación del helipuerto se han convertido en una prioridad para los vecinos de Tabarca.

Asociación de Vecinos de Tabarca

La asociación afirma que el principal problema de la isla es que depende de muchas administraciones. A lo largo de los últimos años han pedido mejoras, unas se han ejecutado por parte del ayuntamiento alicantino y otras siguen pendientes porque dependen de la Generalitat o del Estado, según les dice el Ayuntamiento.

La asociación cree que el ayuntamiento de Alicante debería ser el interlocutor único, pero que éste no manifiesta ningún interés en ejercer dicha representación. Los vecinos de Tabarca le han trasladado la necesidad de tener una isla limpia, atractiva y acogedora para residentes y visitantes.

Demandas de la Asociación
Piden un transporte público regular al servicio de los residentes y no solo de los turistas

Se pide un transporte público regular al servicio de los residentes y no solo de los turistas, que sea como mínimo de tres viajes diarios durante el año. El ayuntamiento de Alicante aprobó en pleno una dotación económica para solucionar el problema, pero siguen esperando la decisión e iniciativa de los responsables de la Conselleria.

Consideran que no tienen un puerto en condiciones y que es inseguro para residentes y visitantes. El proyecto del puerto del 2000 contemplaba dotar al puerto de una importante ampliación, dragado del fondo y otras mejoras necesarias, que no se han producido por unos informes de los que ni la Conselleria conoce su paradero y nadie da una respuesta. Piensan que el problema reside en que no hay voluntad real ni actitud de solucionar el problema.

Otro tema es el sanitario. Aseguran tener únicamente un enfermero/a durante el año, vive en la isla y alterna su turno con otro enfermero/a. Entre semana y en verano tienen un médico dos horas en la clínica, lo que es insuficiente. Plantean que el servicio médico debería estar cubierto todos los días, los fines de semana la isla tiene mucha afluencia de personas.

Cualquier caso de gravedad que se produzca por la noche no puede ser atendido ni por aire ni por mar   

El helipuerto también les preocupa. Se reclama uno en condiciones ya que cuando hay una emergencia solo acuden si es de día, por la noche no aterrizan al no estar iluminado ni cumpliendo la normativa de seguridad. Cualquier caso de gravedad que se produzca por la noche no puede ser atendido ni por aire ni por mar.  El ayuntamiento de Alicante ha elaborado un proyecto para ubicar el helipuerto con las medidas reglamentarias en el mismo lugar en el que se lleva aterrizando durante años de manera precaria, pero siguen a la espera de más noticias.

En conclusión, piden vivir todo el año en la isla con los mismos servicios y comodidades con los que cuenta cualquier otro alicantino.

Servicios de Santa Pola a Tabarca

Hay servicios que se proveen en Santa Pola, como la atención sanitaria, el transporte de mercancías y el de pasajeros, ya que la distancia es considerablemente más corta desde el Puerto de esta localidad.

La asociación ha denunciado en reiteradas ocasiones el propósito de la Generalitat y el ayuntamiento de Alicante de construir un emisario submarino para bombear las aguas residuales de Tabarca a Santa Pola. El proyecto de la EPSAR sigue su curso, fue aprobado en un pleno del Ayuntamiento; sin embargo, les dicen que es inviable trasladar la EPSAR fuera del núcleo urbano.

Plan Estratégico de Rehabilitación Integral

No hay dotaciones comunitarias y la asociación sigue sin disponer de un local para reunirse. No hay ningún plan de tratamiento y reutilización de residuos, no hay ninguna apuesta por el uso de energías alternativas, ni ningún incentivo para incrementar la población estable de la isla.

Plantean una serie de carencias que, en definitiva, se resume en la necesidad de un Plan Estratégico de Rehabilitación Integral. Es imprescindible definir y ordenar, clarificando el alcance de las protecciones y el de las ayudas. Desean terminar con la pluralidad de competencias que representa un ‘lastre burocrático y una vergüenza por el desinterés colectivo’.

Potencial patrimonio inmaterial de la UNESCO

A Tabarca Cultural le importa el nombramiento de la isla como patrimonio inmaterial por parte de la UNESCO. Antonio Ruso, representante de Tabarca Cultural, explica que en 2008 fue la primera reunión de los representantes de las ciudades tabarquinas: Pegli (Génova), Carloforte y Calasetta (Cerdeña), Nueva Tabarca (Alicante) y Tabarka (Túnez). Encuentro de las comunidades que fueron esparcidas por las costas del Mediterráneo en 1741, tras la invasión tunecina de la isla de Tabarka hace más de 250 años.

En la próxima reunión en Tabarka de Túnez se presentará la candidatura a la UNESCO por parte del ministro de Cultura y el ministro de Turismo de Túnez. A este encuentro cultural no faltarán los embajadores de España e Italia y representantes de las ciudades tabarquinas. Consideran esencial mantener estos encuentros entre tabarquinos para que su historia y su relación continúe.

Tabarca Cultural pide el hermanamiento de todas las ciudades, la creación de un centro mediterráneo de memorias tabarquinas, y la promoción del turismo para descubrir su patrimonio cultural y natural, potenciando proyectos conjuntos para mantener los lazos entre quienes tienen antepasados comunes.

Turismo de Tabarca
Aunque pertenece a Alicante la luz, el agua, el gas, la recogida de basuras, el médico, el cura y las mercancías provienen de Santa Pola

Desde 1971 la isla de Tabarca contó con grupos electrógenos que ofrecían servicio durante algunas horas al día. En 1988 se creó una central solar fotovoltaica, pero su escaso rendimiento, junto con el aumento de servicios para un turismo en auge, provocó la instalación de un cable submarino instalado ese mismo año, que dio por finalizados los ‘indeseados’ cortes de luz de los sistemas más antiguos que había por entonces.

Antonio Ruso afirma que la isla es un barrio de Alicante en lo que se refiere a la administración, pero Santa Pola es por proximidad el centro económico. La luz, el agua, el gas, la recogida de basuras, el médico, el cura y las mercancías provienen de Santa Pola. La mayoría de tabarquinos viven hoy en Santa Pola, la isla no tiene colegio desde hace más de 30 años.