«Todas las especies del mar Mediterráneo están amenazadas»

Afirma que es urgente hacer un paro biológico de dos años, «o los hijos de nuestros nietos tendrán muy difícil disfrutar de las delicias de este mar»

- Escrito el 14 diciembre, 2017, 10:00 am
6 mins

Entrevista > Andrea Busin | Viceministro de Pesca y Agricultura del Parlamento para la Seguridad y la Paz (Montecarlo, 16-junio-1963)

Andrea Busin es Viceministro de Pesca y Agricultura del Parlamento Mundial para la Seguridad y la Paz y miembro de la Asamblea Nacional del grupo parlamentario italiano.

Alaba la gestión de la Cofradía de Pescadores de Santa Pola, a los que considera grandes conocedores del mar y que cuentan con una de las más importantes flotas del Mediterráneo.

El Parlamento Mundial para la Seguridad y la Paz es una organización intergubernamental creada en Italia en 1975 que tiene sede en 138 países. Sus objetivos son la defensa del medio ambiente y la naturaleza, los derechos humanos y sociales, la paz, la seguridad y la prevención de los pueblos, así como las relaciones diplomáticas entre los países.

¿Cuál es la situación actual de la pesca en el mar Mediterráneo?

Lamentablemente, con el calentamiento global en el mar Mediterráneo la pesca está cayendo en picado y es un hecho que augura muy poco futuro. Lo único que podríamos hacer es crear oasis marinos protegidos e inhibir la pesca durante dos años, tanto la profesional como la deportiva. Solo entonces los hijos de nuestros nietos podrán disfrutar de las delicias del mar Mediterráneo con seguridad.

Estoy cansado de gritar que tienen que cerrar la pesca y hacer un paro biológico de dos años.

¿Cuáles son las especies más amenazadas?

La organización a la que pertenezco realiza investigaciones en el ámbito de la pesca dentro del marco de la defensa del medio ambiente.

«La mayor amenaza son los pescadores furtivos»

Todas las especies están en riesgo. Desgraciadamente el pescador no puede manejar este hecho, y la mayor amenaza que tienen son los pescadores furtivos que ilegalmente pescan sin escrúpulos especies que se encuentran en estado de paro biológico, y que luego venden a precios más bajos a establecimientos que, a sabiendas de que han sido pescados en esas condiciones, los compran. Afortunadamente el SEPRONA hace su trabajo y aplica duras sanciones a quienes actúan de esta manera, tanto a quien pesca como a quien compra.

Desde hace unos meses vive usted en nuestra provincia y tiene una vinculación estrecha con la cofradía de pescadores de Santa Pola. ¿Cuál es el motivo?

Vivo aquí porque el microclima que tiene esta zona de España no se encuentra fácilmente, y esta provincia además es muy hermosa. Por otra parte, hay un buen nivel de vida y un aeropuerto internacional que me permite estar en dos horas en Roma o Bruselas, a donde viajo constantemente.

«La flota de Santa Pola es una de las más importantes de España»

En cuanto a la cofradía de pescadores de Santa Pola he de decir que son personas con mucha experiencia y conocimientos en este sector, y que disponen de una de las flotas más importantes de España. Han hecho historia en su trabajo, aunque ahora estén como todas las flotas, con menos recursos. Pero sigue siendo una de las más importantes en la comunidad valenciana y del resto de España.

¿Qué recuerdos tiene de su época en el mar?

Mis recuerdos como pescador están casi borrados por el paso del tiempo. Empecé con solo 14 años, y en unos años más ya era capitán al mando de un barco de 32 metros de eslora. Capturábamos pescado azul y pasábamos semanas a bordo con todo lo que eso conlleva. Las largas noches a bordo las pasábamos escuchando las historias de los más mayores, que nos contaban sus momentos de aventuras y peligros vividos en el mar.

¿Qué función tiene la organización mundial a la que pertenece?

El Parlamento Mundial para la Seguridad y la Paz es una instancia internacional donde ciudadanos, familias, organizaciones sociales, laborales y políticas pueden dialogar y mediar en acuerdos sobre los problemas principales que afectan al mundo. Existen otras organizaciones mundiales donde solamente concurren, o tienen acceso, aquellos que económicamente aportan, y quedan excluidos los que no son parte de ellos. El Parlamento Mundial sin embargo ha sido creado y fundado para abrir las puertas al diálogo y resolver los problemas de los pueblos.

Concretamente, el departamento al que yo pertenezco se ocupa de los problemas surgidos en la pesca del mar Mediterráneo y su relación con el medio ambiente.