Una prueba para disfrutar y vertebrar

La Gran Carrera del Mediterráneo, con salida en Alicante, gran parte de recorrido en Elche y llegada en Santa Pola, pretende ser un acontecimiento social y deportivo con el mar y las playas como testigos

- Escrito el 03 septiembre, 2018, 12:00 pm
10 mins

Comienza la cuenta atrás para una de los acontecimientos deportivos del año en la provincia de Alicante. El próximo 4 de noviembre Alicante, Elche y Santa Pola quedarán unidas a golpe de zancada gracias a la Gran Carrera del Mediterráneo, prueba atlética de carácter popular que espera reunir a más de 4.500 participantes en su primera edición.

José Manuel Albentosa, ex atleta olímpico y director técnico de la prueba, analiza para nuestros lectores una prueba única en la que admite haber dejado algo de él. “Ese mismo recorrido es el que hacía cuando entrenaba, allá por los años 80. Salía de Alicante y llegaba hasta las dunas de Arenales, por donde corría, hasta que venía mi padre a recogerme”, desvela con cierta nostalgia.

Parajes únicos
«Nuestro objetivo es hacer una prueba que una y en la que se sienta representada toda la provincia» J. M. Albentosa (director del evento)

La prueba, que cuenta con el respaldo de la Diputación y la organización del grupo White Go For It, tiene múltiples alicientes, entre ellos la belleza de su recorrido para captar la atención y el interés de los runners.

La salida tendrá lugar desde la avenida de la Estación, en Alicante, y discurrirá paralela a la costa por parajes únicos y representativos como el Parque El Palmeral, o las playas de Urbanova, Arenales del Sol y Carabassí hasta su llegada a la popular playa de El Varadero, en Santa Pola, justo enfrente de la isla de Tabarca.

“Es un recorrido sencillo, sin cuestas acusadas, bucólico… Siempre con el mar al lado”, relata Albentosa, quien está convencido del éxito de participación gracias, entre otras cosas, a la fecha elegida por la organización. “Es ideal, porque cae en el puente de Todos los Santos. Muchos de los corredores no vendrán solo a la carrera, sino a pasar todo el fin de semana, por lo que también ayudamos a fomentar el turismo deportivo”, señala el director técnico.

25% mujeres
Ya se han inscrito deportistas de 20 provincias y más de 90 clubes están representados

También nos apunta el dato de que la segunda población con más atletas inscritos es Madrid, solo superada por Alicante, en un ránking en el que ya están representadas más de 20 provincias de España y alrededor de 90 clubes. Otro de los datos que maneja con orgullo la organización es que el 25% de las inscripciones para la carrera son de mujeres, lo que confirma el ascenso imparable del sexo femenino en el mundo del deporte.

Además, la Gran Carrera del Mediterráneo nace sin competencia en su sector, ya que no contraprograma ninguna otra cita de similares características de las que se realizan en la provincia de Alicante. “Las medias de Santa Pola, Alicante, Torrevieja o Benidorm se celebran en la primera parte del año natural, no en la segunda. No competimos contra ninguna carrera, sino que las apoyamos. Además, al estar situada en otoño es ideal como reto para recuperar la forma tras esos kilos de más que siempre se cogen durante el verano”, argumenta el ex fondista alicantino.

“También puede servir de preparación perfecta para el maratón de Valencia, que es una carrera de referencia que se celebra un mes después”, agrega Albentosa, que intuye que la gran avalancha de inscripciones, que se pueden formalizar en la web 20kmalicantesantapola.com, llegará en los meses de septiembre y octubre.

Hermanamiento deportivo

La carrera también tiene como reto colaborar en el hermanamiento deportivo de Alicante, Elche y Santa Pola, los vértices de uno de los triángulos económicos y sociales más importantes de la Comunidad Valenciana.

En este sentido, Albentosa destaca que la colaboración entre los municipios y sus clubes deportivos está siendo “máxima”. “Las tres partes sienten esto como algo suyo. Alicante es la salida, por el término municipal de Elche trascurre la mayor parte de la prueba y Santa Pola es el mejor final feliz posible”, añade el director de la prueba.

Y es que Albentosa, de padre ilicitano y madre alicantina y enamorado de Santa Pola, donde logró numerosas victorias en su etapa como corredor, desea que todo el atletismo de la provincia sienta la Gran Carrera del Mediterráneo como “algo suyo”. “No es una prueba solo de tres localidades, sino de toda una provincia. Queremos ser un referente y que la carrera sea una fiesta por cada punto por el que pasa”, insiste el alicantino.

Fiesta en la carretera
Además de un servicio de guardarropa se ofrece la posibilidad de volver en autocar a Alicante

La Gran Carrera del Mediterráneo quiere marcar diferencias con el resto de pruebas en los pequeños detalles, por eso ofrece infinidad de alicientes para que los corredores solo se preocupen de completar el recorrido y disfrutar del entorno.

La organización ha programado diversas actividades complementarias, que se llevarán a cabo en el Palacio Provincial de la Diputación de Alicante los días 2 y 3 de noviembre, además de la proyección en el ADDA del documental ´Fiz, puro Maratón`, cinta que repasa la trayectoria del mítico atleta vitoriano, ex campeón del Mundo y de Europa.

Ya en la carrera, José Manuel Albentosa detalla que habrá puntos de avituallamiento cada cinco kilómetros, así como zonas de animación en zonas estratégicas para hacer más llevadero el recorrido a los atletas. También se ha pensado en la comodidad del corredor para el viaje de regreso, ya que la organización, además de un servicio de guardarropa, ofrece la posibilidad de volver en autocar desde Santa Pola a Alicante una vez finalizada la prueba.

“La mitad de los inscritos opta por esta opción. Recibes la medalla, comes y bebes para reponer fuerzas, recoges la ropa y, tranquilamente, regresas a Alicante”, explica Albentosa.

Incentivos

Otro de los aspectos en los que la prueba es original es en los incentivos que se ofrecen a las empresas para fomentar la presencia de sus empleados. Habrá una clasificación individual, por clubes y por empresas. “Queremos fomentar la práctica deportiva. Correr es sano y elimina el estrés. Y también potencia la calidad de vida y el trabajo en equipo”, apunta Albentosa.

La firma que aporte más empleados a la carrera tendrá como recompensa un fin de semana para diez personas en una urbanización de Mar de Pulpí (Almería), a cargo del grupo inmobiliario TM. Por el momento, las empresas Aguas de Alicante, Coplaca, Necomplus, Tempe y Vithas son las que han inscrito a más empleados en la carrera.

El Ayuntamiento de La Nucía, por su parte, recompensará a los tres clubes con mayor representación con la posibilidad de disfrutar durante un fin de semana de su espectacular Ciudad Deportiva Camilo Cano.

Convertir en un clásico
La organización espera reunir a más de 4.500 atletas en el primer fin de semana de noviembre

Ni Fermín Egido, director de la organización, ni Albentosa se marcan un límite de inscritos, aunque las previsiones rondan entre los 4.500 participantes y los 5.000. “Como máximo podemos admitir 8.000 porque no queremos aglomeraciones que, al final, no dan buena imagen e impiden que los participantes corran con cierta comodidad”, explica el olímpico alicantino, quien sueña con convertir la prueba popular es todo un clásico del fondo español.

“Queremos ser para el Mediterráneo lo que la Behobia-San Sebastián es en el norte de España, una fiesta social y deportiva que se convierta en una cita clásica”, sentencia.