Vecinos y comerciantes de Santa Pola en pie de guerra

La Asociación de Comerciantes de Santa Pola convoca una segunda manifestación para frenar el plan de humanización

La Asociación de Comerciantes de Santa Pola convoca una segunda manifestación para frenar el plan de humanización

- Escrito el 22 julio, 2017, 12:27 pm
4 mins

Los vecinos de Santa Pola no se rinden. No están de acuerdo con la forma en la que se ha llevado a cabo el controvertido plan de humanización y no pararán de reivindicarlo. Ayer, viernes 21 de julio, ante la falta de respuesta por parte del Ayuntamiento de la localidad, la Asociación de Comerciantes convocó una segunda manifestación. Si la primera convocatoria tuvo una respuesta favorable entre los vecinos, esta vez, el apoyo ha sido claro. Más de 300 personas acudieron a la manifestación que partió desde el Palmeral a las 21:00h. La marcha tuvo lugar a lo largo de la calle Elche y finalizó con una sentada en la glorieta.

«Queremos diálogo, no imposición»
Los manifestantes reivindican que tanto los vecinos, como los comerciantes y proveedores, han perdido calidad de vida

Los motivos son los mismos. Los comerciantes de la villa marinera critican la actuación de los dirigentes del gobierno y la califican de “improvisada e irresponsable”, asegurando que el plan no ha sido consensuado con el sector económico y local, sino que ha sido impuesto por la fuerza. Esta vez, las quejas van más allá, y  la presidenta de la Asociación de Comerciantes, Pepa Garri, sostiene que muchos comerciantes se han sentido insultados por el equipo de gobierno de la villa. “Nos han calificado de retrasados, retrógradas y manipuladores, pero no es cierto, siempre hemos querido ir de la mano para hacer de este pueblo un entorno moderno y seguro”, afirma la presidenta de la Asociación. Los manifestantes reivindican que tanto los vecinos, como los comerciantes y proveedores, han perdido calidad de vida. Según afirman, debido al cambio de direcciones de las calles, muchas personas no pueden llegar a la puerta de sus casas en coche. Además, tal y como sostienen, el aumento de multas dificulta que el trabajo de los proveedores se desarrolle con normalidad.

«Nos han calificado de retrasados, retrógradas y manipuladores, pero no es cierto, siempre hemos querido ir de la mano para hacer de este pueblo un entorno moderno y seguro» (P. Garri)

La presidenta de la Asociación de Comerciantes asegura que muchos se han sentido amenazados y coaccionados. “Hemos recibido amenazas a través de las redes sociales por parte de las autoridades, dicen que nos harán inspecciones de trabajo”, afirma Pepa Garri. Una vez más, los manifestantes insisten en que no están en contra de la humanización, pero creen que “este no es el momento ni la mejor forma de llevar a cabo el proyecto”, por lo que piden a los dirigentes del gobierno que recapaciten y aplacen el plan de humanización.

El próximo viernes 28 de julio, la Asociación de Comerciantes de la villa marinera tiene previsto convocar otra manifestación, que finalizará con una sentada, esta vez, en la puerta del Ayuntamiento de la localidad.

Noticia anterior